Interés General

El mundial de las pibas: Argentina enfrentará a Escocia en un partido histórico

Mientra en Europa crecen las denuncias y la lucha por la desigualdad en el deporte, la Selección Argentina obtuvo su primer punto en un encuentro mundialista y por primera vez la televisión abierta cubre sus partidos. ¿Cómo se vive el Mundial de Fútbol Femenino?

El mundial de las pibas: Argentina enfrentará a Escocia en un partido histórico - Radio Cantilo

martes 18 Jun, 2019

La Selección Argentina Femenina de Fútbol está a poco más de 24 horas de un duelo que puede significar un antes y un después en la historia. Se enfrentarán este miércoles ante Escocia desde las 16, dependiendo de sí mismas para clasificarse por primera vez a octavos de final de un Mundial.

“Más de 45 mil personas asistieron al partido inaugural entre Francia y Corea del Sur en Parc des Princes, una cifra récord para un encuentro de fútbol femenino en este país. Los premios económicos se duplicaron desde Canadá 2015 y pasaron de 15 a 30 millones. Se vendieron más de 950 mil entradas: algunas se agotaron en menos de 48 horas. El diario Le Monde dispuso la misma cantidad de periodistas para cubrir este evento que para el Mundial de Rusia 2018”, sostuvieron en Revista Anfibia, que recopiló algunos datos que reflejan el crecimiento a nivel global que tiene la cobertura e importancia que se le dio desde la televisación hasta la FIFA, al Mundial de Fútbol Femenino en Francia.

En Total Normalidad, dialogamos con Anuka Fucs, periodista deportiva que se encuentra en la sede del mundial, para que nos cuente un poco más sobre la experiencia de las jugadoras argentinas y cómo atraviesan este momento histórico, en donde se encuentran frente a selecciones profesionales, íntegramente dedicadas al deporte: “eso se siente. Lo que este mundial visibiliza en la cancha son esas diferencias que vos marcás. Las jugadoras argentinas necesitan un trabajo con remuneración y tienen doble o triple jornada laboral. Cosa que no le pasa a selecciones como Japón, Inglaterra o Escocia, que son los equipos que nos toca enfrentar en la fase de grupos. Por supuesto salieron con estrategia defensiva para achicar esas brechas entre el fútbol profesional y amateur, aunque la AFA hayan anunciado la profesionalización o semiprofesionalización del fútbol. El mundial es una vidriera para visibilizar lo que pasa en distintos países”.

En relación a Escocia, el próximo rival del conjunto nacional, Anuka nos explicó que “ellas tocan la pelotas más por abajo, como las japonesas, sin lateralizarla tanto. Menos juego aéreo como Inglaterra“. Aún así, se espera un partido áspero y estratégico, con algunas jugadoras amonestadas y esperando un resultado favorable.  A octavos avanzan los dos primeros de cada uno de los seis grupos, más los cuatro mejores terceros. Por ahora, la selección está accediendo como el cuarto mejor tercero.

El empate le ayudará solo en caso de que en los grupos E y F se le den algunos resultados. En la última fecha, Camerún-Nueva Zelanda y Tailandia-Chile deben terminar en empate. Esos cuatro equipos no tienen puntos hasta el momento y cualquier triunfo desplazaría a la selección.

 

El fútbol femenino en el mundo 

Si bien este mundial implica un punto de quiebre sin precedente para la selección argentina, algunas de las representantes más importantes a nivel global están atravesando el evento deportivo con resistencias y denuncias. Ada Hegerberg –la primera en ganar el Balón de Oro y campeona de la Champions League con el Olympique de Lyon– decidió no participar en este mundial al considerar que las mujeres no son tratadas del mismo modo que los varones, incluso teniendo a la Federación Noruega de Fútbol y al sindicato de futbolistas de ese país firmando un histórico acuerdo para igualar los salarios.

Las jugadoras de la selección de Estados Unidos, tres veces campeonas, demandaron judicialmente a su federación por discriminación de género. En Alemania, se hizo viral el spot en el que las jugadoras y su DT denuncian la falta de difusión de los campeonatos femeninos, los premios que reciben, los prejuicios, el mandato de la maternidad obligatoria. Además, derriban la romantización de la lucha y hasta escupen a cámara:

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...