Interés General

El foco en la foto: Entrevista a Axel Hochegger

En una nueva noche de Ciudad Despierta, Natalia Maugeri dialogó con el fotógrafo Axel Hochegger sobre su camino hasta Rockerista y el amor a la fotografía. No te pierdas la nota.

jueves 01 Nov, 2018

Las rastas de BB Kid dando un giro entre las luces, el impecable saco bordado de Lionel Richie, el dedo acusatorio de Rudolf Schenker de Skorpions. Las escenas del rock en vivo se suceden y cautivan, y es raro detenernos a hablar de los ojos detrás del lente que las captó.

Ciudad Despierta decidió hacer foco en el trabajo detrás de tantas cámaras activas y disparos de flashes en recitales aquí y en cualquier parte del mundo, a través de alguien que recorrió la música, las calles, las plateas populares, y dejó retratos por todas partes: Axel Hochegger.

Lo justo sería definirlo, antes que como fotógrafo, como un comunicador visual de origen definido y rumbos múltiples. Axel es confeso fanático y admirador de bandas a las que decidió llegar cuando la banda de música propia apenas comenzaba a tener vida, y fue definitivamente reemplazada por la cámara de fotos.

“Mi relación con la foto comienza en la adolescencia, cuando compraba las revistas de rock, y se me aparecía Axl Rose, Attaque 77… yo tocaba la batería en una banda de rock heavy metal, y las revistas tenían una carga importante de información y el mundo del rock me fascinaba“, cuenta Axel. “Empiezo a estudiar diseño en comunicación visual, y la fotografía fue una forma de seguir conectado con la música, de volver a ella cuando ya no tocaba…. La cámara fue una llave de acceso a recitales a los que siempre quise ir“.

Pero como para hacer fotos en un recital tenía que trabajar para un medio, lo inventé. Armé Rockerista.com, un portal de cultura joven, que se transformó en un lugar desde donde accedía a shows para hacer coberturas fotográficas, y seguía en contacto con bandas… El mató a un policía motorizado cuando hizo su primer teatro en La Plata, Los Peyotes, Pez, Valentín y Los Volcanes, y después bandas más grandes… Deftones, Skorpions, Morcheeba. Gente que me hacía flashear de chico y que de pronto los veía de cerca y pensaba: ‘No me equivoqué“, detalla, con la misma fascinación adolescente en el tono de voz.

Rockerista.com funcionó entre 2004 y 2011 aportando imagen y contenido de bandas de música nacional e internacional, así como de artistas y directores de video-clips, de manera autogestionada. El proyecto quedó congelado ese año, y promete regresar en 2019.

El cierre de Rockerista hizo que me alejara un poco de la música y explorara otros lugares, como la cultura popular, que siempre me fascinó. El fútbol, la cobertura de partidos, me abrió las puertas para producir otro tipo de contenidos, y aplicar el formato que yo sabía que funcionaba. Eso me puso muy cerca del costado popular y la adrenalina que tiene el fútbol“, cuenta. Pero da otros detalles de su trabajo freelance: “Que mi trabajo fuese libre, estar en el lugar porque yo quería estar, hizo que pudiera entregarme a la situación. De todas maneras es dificilísimo ser freelancer. Fui buscando el equilibrio…. entendiendo que ése es el trabajo donde experimento, donde no hay excusas ni límites“.

Además empecé a aceptar cómo era mi estilo, a ser consciente de eso; me atrae la cultura popular, y es ahí donde más cómodo me siento. A lo largo de un día pasan muchísimas cosas y encontrás mucha información a disposición, todo convive en un espacio muy chico, es como una olla a presión. Encontrás reflejos, luces, edificios, la calle es muy atrapante para hacer fotos, y es inagotable las opciones que te da para producir contenidos“, narra Hochegger.

Axel habla de la calle, de situaciones cotidianas, y se mete en el mundo del registro documental, en donde también encontró una vasta realidad para observar y retratar, pese a la contracara de lo crudo y lo dramático, como ocurrió el 2 de abril de 2013 en La Plata, en manifestaciones de reclamos, o dentro del mundo carcelario en el que también ingresó con su cámara….

Esas visitas al penal fueron duras, pero me sirvió para ver problemáticas sociales desde otro lugar, y no caer en opinología o preconceptos, en pedir violencia para resolver la violencia. El trabajo de registro documental me formó como persona; es inevitable, pero te cambia la manera de pensar, te sensibiliza, y cambia la manera de ver cómo funciona el día a día… A la vez, la foto legitima. El otro reconoce que hay un registro que le sirve. La calle hizo que me vinculara de otra manera con las personas“, sintetiza.

Parte de esos registros pueden verse en http://axel-h.com, la página web que ilustra sólo un poco del amplio recorrido que viene realizando el lente inquieto de Axel Hochegger. Imperdible.

 

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...