Interés General

El equipo que le devolvió la identidad a los soldados de Malvinas

"Soldados argentinos sólo reconocidos por Dios". Así definimos durante décadas a los combatientes caídos y enterrados en el cementerio de Darwin hasta que el equipo de Antropología Forense comenzó la identificación. Ya son 112 los soldados identificados. No te pierdas esta nota.

El equipo que le devolvió la identidad a los soldados de Malvinas - Radio Cantilo

martes 02 Abr, 2019

 

El pasado 13 de marzo, un avión con familiares de soldados argentinos muertos en Malvinas aterrizó en las islas otra vez. En el avión viajaban los familiares, periodistas,  y Virginia Urquizu, en representación del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF). Virginia es antropóloga social y está a cargo de la Unidad de Casos del EAAF.

En este nuevo viaje, dos familias pudieron llevar sus ofrendas a las tumbas de dos nuevos soldados argentinos que fueron identificados a partir del trabajo que los forenses argentinos realizan desde hace dos años. Ya son 112 los soldados reconocidos gracias al trabajo de este equipo.

En la mañana de Total Normalidad, dialogaron con Virginia sobre el proceso y sostenido trabajo: “Son 112 lo identificados. Nos están faltando 10 soldados por identificar. El tiempo fue acortado porque nosotros ya contábamos con las muestras de los familiares y ya habían sido procesadas al momento del acuerdo, esperando a la llegada de las muestras de huesos para usar esos perfiles”.

En relación a los soldados que aún quedan por identificar, la antropóloga precisó: “Estamos a la búsqueda de familiares, contactándolos. Seguimos trabajando bajo la dirigencia del Estado. El mismo equipo que contacta a las familias, toman las entrevistas y muestras que llegan son enviadas a nuestro laboratorio en Córdoba”.

Tapa Martín: Quedan sólo 10, o hay más soldados sin identificar en Malvinas

Virginia Urquizu: El número de las personas buscadas es un número bastante complejo. No contamos muchas veces con los números oficiales ni la información. Pensamos en un universo de 146 casos, haciendo comparación con los 122 casos que pudimos exhumar del cementerio de Darwin. En el momento que se hace el primer trabajo de inhumación en Darwin lo que hicieron fue rendir todo lo que encontraron en los campos de batalla. Cuando alguien muere en batalla, sus compañeros van haciendo algún tipo de entierro con marca. Entendemos que puede haber casos que no hayan llegado al cementerio por diferentes casos. Está el caso del buque de la Marina Mercante, y una parte pudo ser identificada porque llegó a la costa y pudieron ser enterrados en Darwin, pero también sabemos que hay un número de gente que no la vamos a poder identificar”.

En relación al tiempo, y con el tiempo las heridas que las familias de los soldados arrastraron: “Recién en el 2012 se clasificó el archivo. Todo lo que pasó en la guerra pudimos tener acceso recién ese año.  Hubo algo de mucha angustia en el proceso de los familiares, con el lógico miedo tras tantos años sin información. La mayoría fue accediendo, dando los pasos, de manera ordenada. No hay ningún tipo de duda al trabajo que se hizo, porque fue un trabajo reconocido internacionalmente. Trabajamos con listados, cruzando todo el tiempo. Sabemos que queda cada vez menos, y se irá cerrando el cuello de la botella. Nuestro objetivo es llegar al total de identificaciones“.

Estar en el cementerio de Darwin con las familias es una experiencia intransferible
 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...