×

Interés General

El día que Motörhead ayudó a Twisted Sister

¿Cómo fue que en el Festival Reading de 1982 Lemmy Kilmister se subió a tocar con Dee Snider y compañía?

Exclusivo web
El día que Motörhead ayudó a Twisted Sister - Radio Cantilo

martes 07 Jul, 2020

“Es el ejemplo perfecto de una banda que lucha y lucha por ser la más grande del mundo y pronto se da cuenta de que no es suficiente”, dice el guitarrista Jay Jay French en el especial Behind the Music que retrata la vida y obra de Twisted Sister. En 1984, la banda estadounidense se encontraba en la cima de la escena del rock and roll con el lanzamiento de Stay Hungry, su tercer disco de estudio. Pero antes del efímero estrellato, la popularidad de sus canciones era baja y el proceso de transformación y posicionamiento en las principales listas del mundo tardó diez años en llegar.

La historia comenzó en 1971 cuando French decidió dejar de lado su vida sin rumbo y sumida en los excesos. Un año después, formó una banda de covers con el guitarrista Eddie Ojeda. Todavía no había llegado la hora del maquillaje y la ropa de mujer cuando se dieron cuenta que necesitaban un cantante que reflejara la furia del rock and roll de sus canciones. El destino cambió cuando apareció Dee Snider en 1976. Tenía 21 años, estaba muy enojado con el mundo y en su mochila de artista guardaba las influencias de Black Sabbath y Led Zeppelin.

 

La llegada del vocalista definió a Twisted Sister. Para principios de 1978, la formación completa quedó con French, Ojeda, Snider y el bajista Mark Mendoza. El quinteto tenía una particularidad que llamaba la atención a primera vista: además de la agresividad y las letras llenas de ira, eran cinco tipos altos con una presencia intimidante. A principios de los 80s ya eran una banda top en los bares de Nueva York.

A pesar del éxito underground, no tenían contrato con ningún sello multinacional. Una noche, Jasom Flom de Atlantic Records los vio tocar y quedó fascinado, pero cuando llevó la idea a la empresa lo mandaron a su casa. Nadie quería saber nada con el lápiz labial y la ropa de lencería. Como si esto fuera poco, los productores del sello Secret Records, con quienes habían grabado su debut Under the Blade, decidieron despedirlos. Twisted Sister estaba en la calle.

La historia empezó a cambiar a mediados de 1982. Después de ser expulsados del sello, el grupo tenía sus últimos dos compromisos: una presentación en la televisión británica y otra en el Festival Reading compartiendo cartel con Iron Maiden y Michael Shenker Group. Entre la basura que tiraba el público –Snider cuenta que recibió un fragmento de materia fecal– y escenas caóticas típicas de festival, Twisted Sister brindó una de los mejores shows de su historia. Siete de las ocho canciones que conformaron el setlist correspondían a Under the Blade y según lo que se puede observar en el registro, salieron a comerse el mundo. Literal, porque en un momento Dee Snider sacó una ametralladora y empezó a disparar al cielo. 

 

Para el cierre, eligieron versionar un clásico de The Rolling Stones. La interpretación de It’s Only Rock N Roll (But I Like It) tuvo dos invitados estelares que se comprometieron con la causa del grupo: Lemmy Kilmister y Fast Eddie de Motörhead. Antes, queriéndolo o no, Lemmy ya había empezado a convertirse en alguien importante para la historia de Twisted Sister. Los acompañó en varios festivales y presentaciones de televisión, cuando su figura ya se había convertido en una de las más importantes del rock pesado. 

¿El resultado del Festival Reading de 1982? El agite interminable en un sinfín de solos de guitarra y de bajo. Con motivo de la pandemia por el COVID-19 y al igual que otras bandas históricas, el canal oficial de Youtube del grupo compartió la histórica presentación:

 

 

Lista de temas:

-What You Don’t Know (Sure Can Hurt You)
-Sin After Sin
-Bad Boys (Of Rock N Roll)
-Destroyer
-Shoot ‘Em Down
-Tear It Loose
-Under the Blade
-It’s Only Rock N Roll (But I Like It)

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...