Interés General

¿Cómo atravesar el aislamiento social obligatorio sin perder la cordura?

Sergio Grosman, vocero de la Asociación Argentina de Psiquiatras, conversó con nosotros acerca del modo en el que debemos hacerle frente a este inédito momento de nuestras vidas. Escuchá la entrevista completa acá.

¿Cómo atravesar el aislamiento social obligatorio sin perder la cordura? - Radio Cantilo

domingo 22 Mar, 2020

 

Es bastante estresante tener que sobrellevar la cuarentena. Cada uno la vive de un modo diferente, todos somos distintos, pero conlleva cierto malestar. Eso para algunos puede manifestarse como sentirse irritado y pelearse con el que tiene al lado; para el que está solo pelearse con las paredes, para otros ponerse tristes y llorar, o estar enganchados con el temor y todo lo que se moviliza con este virus. Para otros estar desconectados y aburridos, como en ‘el aire’”, retrata como un cuadro de situación el psiquiatra, ilustrando el momento que más de uno de nosotros debe atravesar en la actualidad.

Consultado acerca del refugio que muchas personas buscan en las pantallas, ya sea la tv, computadora, tablet o el Smartphone, Grosman señaló que “cuando uno tiene temor a algo que es anunciado como esto que está pasando siente que tiene que hacer algo proporcional al riesgo o a la amenaza. Normalmente, cuando estamos frente a una amenaza tendemos a actuar. En este caso, la cuarentena y lo que hace falta hacer para resolver este peligro, es lo contrario. Inhibirse, dejar de hacer, quedarse solo, es hacer menos. Entonces en nuestra cabeza sigue el ‘debería hacer algo al respecto frente a esta amenaza’. Pero, como no podemos actuar en otra dirección, nos enganchamos con mirar cada pedacito de información nueva que sale. Pero, ¿qué pasa con eso? cuando vemos los 4 mil muertos en Italia el temor aumenta, no te tranquiliza y al mismo tiempo te lleva a mirar más”.

Y añade, “está bien estar informado, pero engancharse con el minuto a minuto te va a hacer sentir peor, porque estas informaciones que circulan en las redes y la tv tienen la virtud de ser en imágenes, entonces cuando las miramos nos sentimos parte de lo que está sucediendo, aunque no sean parte de lo que realmente nos sucede a nosotros. Vos lo estás viendo en tu casa porque estás en cuarentena, y estás en cuarentena porque estás sano, sino estarías aislado por completo”.

Está buenísimo tomarse el trabajo de desengancharse un ratito de la información. Una manera de ver qué es lo que nos pone mal y cómo manejarlo, es hacer una especie de clasificación: ¿estoy centrado en el presente, en el pasado o el futuro? Si estás centrado en el pasado te quedás pensado ‘si no estuviera encerrado en casa estaría trabajando o haciendo a, b o c, haría tal cosa u otra’. Estás en tu casa pero pensando en lo que hubiera hecho si no estuvieras en tu casa”, explica al tiempo que agrega: “estar centrado en el futuro sería pensar ‘Y si me enfermo o mi mamá se enferma, quién la va a cuidar’. Bueno, ¿tu mamá está enferma? No. ¿Vos? Tampoco. Entonces tenés un montón de cosas que podés hacer, algunas incluso mejores que otras”.

En momentos como este, el psiquiatra remarca la importancia de la solidaridad como forma de hacernos sentir mejor a nosotros mismos pero también a los demás: “está buenísimo preguntarse qué puedo hacer para ayudar al otro, porque cuando hacés algo por otra persona te sentís útil y hacés sentir al otro que está acompañado. Quizás tenés que ir a hacer una compra y tal vez alguna persona mayor de tu edificio, que no puede salir, necesita que le hagan las compras. O conversar por teléfono con algún familiar”.

Una palabra que resuena mucho en estos momentos es “psicosis”. El término fue dicho incluso por el presidente de la Nación, Alberto Fernández, durante la conferencia de prensa en la que se anunció el aislamiento social, preventivo y obligatorio. Acerca de este término, Grosman reflexiona que “hay un equilibrio, si vos no podés transmitir que esto es una situación de peligro que conlleva miedo nadie se quedaría en la casa. La gente tiene que entender mental y emocionalmente que esto representa un peligro, entonces hay una cuota de infundir con realidad un peligro que no es imaginado o fantaseado, sino algo existente que te ayuda a llevar adelante con este tipo de medidas.”

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...