Interés General

Clínica del Doctor B: Christopher P. “Chris” Thomas

Amaba la música, y un día entendió que la pasión estaba adentro del estudio. Le mandó una cara a George Martin, y ahí empezó todo. Dale Play al relato de José Bianco.

Clínica del Doctor B: Christopher P. “Chris” Thomas - Radio Cantilo

lunes 05 Ago, 2019

Chris Thomas nació en Brentford, en el área metropolitana de Londres, en 1947. Desde niño sintió inquietudes musicales, aprendió a tocar el violin y el piano y en su adolescencia llegó a tocar el bajo en algunas bandas pop londinenses. En esta época, llegó incluso a rechazar la oportunidad de tocar con Jimi Hendrix y Mitch Mitchell, poco antes de que Hendrix saltara a la fama. Sin embargo, tras varios años de actividad, Thomas decidió que tenía poco interés en hacer carrera como músico profesional. En una entrevista en 1998, declaró: “Me di cuenta de que estando en una banda dependías de otras personas, y también sabía que si alguna vez hubiera tenido éxito en una banda, me hubiera gustado el trabajo en el estudio de grabació pero no tocar en vivo.”

Decidido a entrar en el mundo de la producción, Thomas escribió al productor de The Beatles, George Martin en busca de trabajo y en 1967 fue empleado como asistente en Associated Independent Recording, una compañía de producción independiente que había sido fundada por Martin y otros tres productores de EMI. A Thomas se le permitió asistir a las sesiones de grabación de The Hollies y, en 1968, a las del White Album de The Beatles. A mitad de las sesiones, Martin decidió tomarse unas vacaciones y propuso que Thomas asumiera sus deberes como productor. En el libro “The Beatles: Recording Sessions” el propio Chris Thomas recuerda que “Acababa de regresar de mis vacaciones, y cuando entré había una pequeña carta en el escritorio que decía:” Querido Chris: Espero que hayas tenido unas buenas vacaciones. Ahora me toca disfrutar mi tiempo de descanso. Póngase a disposición de The Beatles“.

Thomas produjo “Helter Skelter”, “Birthday” y “Happiness is a Warm Gun” y tocó el teclado en “The Continuing Story of Bungalow Bill”, piano en “Long, Long, Long” y “Savoy Truffle”, y el clavicémbalo en “Piggies”.

Dale Play a las curiosas historias detrás de este productor en Una Clínica de Todo. 

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...