Interés General

Bolivia en llamas: análisis tras la renuncia de Evo Morales y un nuevo golpe de Estado

Tras horas de tensión extrema en las calles de Bolivia, analizamos en Total Normalidad la raíz de este estallido social y el derrocamiento del presidente Evo Morales en comunicación con la especialista en internacionales Ayelén Oliva.

Bolivia en llamas: análisis tras la renuncia de Evo Morales y un nuevo golpe de Estado - Radio Cantilo

lunes 11 Nov, 2019

El domingo, pasado el mediodía, el presidente de Bolivia, Evo Morales, anuncia un llamado a nuevas elecciones, haciéndose eco del pedido de la oposición tras el cuestionado resultado del último escrutinio que lo dio ganador en primera vuelta por rasantes diez puntos. Horas más tarde, y denunciando amenazas a él, a su familia y su fuerza política, el primer mandatario informa públicamente la renuncia al cargo. Para comprender cómo y porqué Bolivia llega a este crítico estadio político, dialogamos con Ayelén Oliva.

Tapa: ¿Porqué se llega a esto?

Ayelén O: Bueno, estamos viendo de nuevo es como Bolivia está viviendo un caos social y anarquía, y nos fuimos a dormir ayer con esas imágenes de levantamientos y caos sobre todo en La Paz, que recuerda los momentos más críticos de Bolivia. Cualquier que sepa algo sobre la historia política de Bolivia recuerda que antes de que llegue Evo Morales a la presidencia Bolivia en el año 2006, venían de seis mandatos que no pudieron terminar su gobierno. Recordemos que Morales fue elegido en elecciones trasparentes con más del 61% de los votos en el año 2014 para gobernar hasta el 2020 y se está yendo dos meses antes, en una situación que no es solamente mala el socialismo sino para todos los bolivianos y bolivianas que ven afectado su sistema democrático a través de esta noticia que supimos ayer, y en una situación en la que ahora no sabemos quién está gobernando Bolivia. El vicepresidente dio un discurso junto con Evo donde también renunció, y lo mismo hicieron los presidentes del senado. Todo en una situación de anarquía política en la que debemos ver hacia dónde va todo esto.

Mariana: Muchas personas cuestionan si es o no un golpe de Estado, y justifican la situación por la poca transparencia de las últimas elecciones, hablando de un fraude confirmado por la OEA.

Ayelén O: Yo creo y considero que esto es un golpe de Estado porque Evo Morales planteó ayer una salida bien concreta y para nada cosmética donde convocó a unas nuevas elecciones. Esto es importante, porque proponía una renovación total de los miembros supremos de la corte electoral. Muchos preguntan porqué esperó tanto, y creo que es porque estaba esperando el informe de la OEA, que para nada son amigos del gobierno. Inmediatamente se conoce ese informe preliminar, Morales responde convocando elecciones. Ahí había que poner un punto final, y la oposición lo debía hacer con Messa, que es el segundo candidado más votado, debía aceptar ir a elecciones y sin embargo pidió la renuncia, tensionando más aún la situación que ahora estamos viendo.

Tapa: ¿Cuánto de todo esto tiene que ver con lo sucedido en la polémica de las últimas elecciones?

Ayelén O: Creo que Morales no midió el costo político de desoír el referéndum, y desde el 2014 se empecina en encontrar una nueva candidatura, y Evo ni siquiera iba por el tercero, iba por el cuarto mandato, manipulando la elección antes de la reforma política de 2009 que le permitió volver a presentarse. Tensa la cuerda lo máximo posible, y hay responsabilidad política tanto de Morales como defensores de la oposición. En el medio de todo esto tenemos una visita de la OEA donde se legitima la candidatura de Evo Morales. La oposición va y participa, pero todo sigue tensionandose cuando sucede la polémica con los votos, con veinte horas donde no supimos lo que pasó, y debía garantizarse la extrema transparencia de los votos y no sucedió.

Mariana: ¿Quién es Fernando Camacho?

Ayelén O: Camacho es un empresario de 40 años, forma parte del sector más conservador en Santa Cruz. Comenzó a participar en 2008 en los levantamientos del oriente Boliviano, de los estados más ricos del país, que no querían reconocer la reforma de la constitución, e incluso hacen un referéndum desconociendo al gobierno. En ese momento Morales redobla la apuesta y desactiva ese frente. Ahora lo vemos a Camacho como un líder cívico, que nunca se presentó a elecciones, y que no se encolumna detrás de un partido político, pero estuvo detrás del fogoneo a estos sectores desde Santa Cruz, sabemos porqué se auto proclamó el frente de la unidad opositora, y le dio un plazo a Morales hace una semana ya para que renuncie, llamó a un paro indefinido y a la desobediencia civil. Hoy es un día clave para ver qué respuesta da este líder opositor. La emergencia de Camacho hace que Mesa, un candidato de centro, haya polarizado el mensaje, y lo traccionó más hacia la derecha. Vamos a ver ahora qué respuesta política se le da a todo esto.

Dale Play a la nota completa:

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...