Interés General

Backstreet Boys en la Argentina: el perfecto autohomenaje

Una bomba de nostalgia arrasó anoche Buenos Aires en el Campo Argentino de Polo y con la transmisión del show a través de Flow. Si tenes entre 28 y 38 años, deberías sentarte a leer.

Exclusivo web
Backstreet Boys en la Argentina: el perfecto autohomenaje - Radio Cantilo

domingo 08 Mar, 2020

ph: Julián Sancholuz

Yo vine rezando que hagan Playback. Tenía miedo. Es que yo ahora escucho música, viste. Rock, instrumentos. Pero a ellos los fui a ver cuando tenía nueve. Estaba nerviosa por lo que íbamos a ver”, confiesa una mendocina de 32 años a la salida del concierto. Spoiler alert: no hubo playback, tampoco banda. Una pista y sus voces (intactas). 

Después de más de 20 años y con una sola presentación en 2015, Nick Carter, Kevin Richardson, Brian Littrell, AJ MCLean y Howie Dorough brindaron un concierto de dos horas frente a 30 mil personas, y un viaje al pasado de la industria y de ellos mismos, digno de ver. En el marco de la presentación de DNA, el disco lanzado por la boy band estadounidense a principios de 2019, llevan adelante una gira por el mundo. Europa, Estados Unidos y América. Sold outs y éxito.

¿Porqué?

Algunos hechos que sirven de pista: cuando la maquinaria de las bandas adolescentes estalló a fines de los 90, todas las conformadas por chicos parecieron imitaciones no tan buenas de los Backstreet Boys (mención aparte a NSYNC que siempre ofició de la segunda pero amenazadora). Son reconocidos como la Boy Band más vendedora de la historia de la música. Lo que significa que desde la Usuahia hasta Tombuctú a “As long as you love me” se la sabían todxs.

AJ: “Diviértanse como en 1999”  

Con esos números y la evidencia concreta de haber marcado a fuego una generación  de niñas, niños y adolescentes, la máquina volvió a encenderse y fue tras esas y esos treinta añeros que entre risas y emoción pagaron la entrada felices. Fueron por la nostalgia. Durante dos horas el Campo Argentino de Polo viajó hacia atrás: la puesta en escena, las coreografías, el vestuario, las vinchas con brillos y los gritos de histeria. Absolutamente todo lo que adornó el show fue una postal de 1999. Conscientes de esto, los cinco músicos aprovecharon su talk moment para profundizar el concepto. Brian dijo estar feliz por volver después de tantos años!!! y encontrarse todo ese amor, Howie fue en el mismo sendero y más tarde aludió a su “sangre latina”. Nick, muy fiel a su costumbre, beboteó y le preguntó a la audiencia si aún los amaban, y Kevin junto con AJ marcaron el paso del tiempo al invertir el “arrojo de ropa” que se hacía décadas atrás. Fueron ellos los que se cambiaron en el escenario detrás de un biombo y arrojaron prendas al sector vip. Además de sus respectivos momentos de interacción, hubo dos tiros a la nostalgia que dieron en el blanco: Nick le preguntó a cada uno que edad tenían cuando empezaron con BSB (vaya sorpresa, él tenía 12), y antes de “Everybody” mostraron imágenes del pasado, cuando la llegada al hotel o al estadio para la banda era más difícil que para Los Rolling Stones. Pasada la mitad del show lo entendimos: la vuelta de los BSB le rinde homenaje a BSB.

¿Como los vinos? 

Una de las cosas que más inquietud generaba en la audiencia anoche, era ver el paso del tiempo. Los nenes de 20 años que frenaron el tráfico de todas las ciudades del mundo donde se presentaron hace veinte años, hoy son cuarentones con tropiezos, problemas, familias. Al igual que el público, los BSB también envejecieron.

Una de las patas clave de la banda ha sido históricamente la propuesta coreográfica, que en esta oportunidad funcionó como el espejo del paso del tiempo. Sin renunciar a la vieja puesta en escena de “situación de videoclip”, las coreo fueron mucho menos exigidas aunque eficientes. Los años no vienen solos, pero los muchachos dejaron todo para seguir siendo esos cinco chicos perfectamente sincronizados, y no se olvidaron nunca de las cámaras.

Sonaron éxitos inolvidables como “Get Down” o “Thats the Way I like it”, y baladas exigentes como “Incomplete”. Acá el plato fuerte de esta old versión de los BSB: la calidad vocal. Con las voces incluso más maduras, AJ, Brian y Nick llevan las riendas de la ejecución. 

A pesar de los escándalos constantes en la familia Carter, que terminó con una orden de alejamiento de Nick a Aron por amenazas de asesinato a su mujer e hijos, el perfil de los BSB fue y será “familiar”. Al cantar “No Place”, se visualizó el videoclip donde los cinco pasan tiempo con sus esposas y hijxs.

Backstreet Boys es una marca de época y de industria. Es posible que una nena de 12 años no vaya a saber nunca quienes son, y es posible también, que si tocan hasta los 75 años sigan llenando estadios.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...