Interés General

Anécdotas Imprecisas del Rock: Murray the K

Conocé la historia del hombre que llegó para abrirle camino al rock and roll.

Anécdotas Imprecisas del Rock: Murray the K - Radio Cantilo

viernes 15 Nov, 2019

Murray Kaufman nació en 1922 y junto a otros DJs de Estados Unidos fue uno de los que hizo grande al rock and roll y a la radio en el país del norte, por su innovadora manera de hacer aire.

Cuando Murray alcanzó la mayoría de edad el mundo estaba sumido en la Segunda Guerra Mundial, por lo que se enroló en el Ejército de los Estados Unidos. Pero no fue a batallar, sino que se quedó en tierra. Allí empezó a hacer performances para entretener a las tropas, pasando música y haciendo shows variados. Ese talento para moverse arriba de un escenario lo había aprendido de su familia plagada de artistas.

Tras el fin del conflicto bélico, se metió en el mundo de la música y consiguió un trabajo en la radio Wins, en 1958. Le dieron un programa nocturno y ahí fue donde empezó a pasar canciones que otros no reproducían. Apenas un año después, pasó a ser parte del prime time de la emisora. Él elegía lo que le gustaba escuchar y el resto del tiempo disfrutaba hablándole al micrófono. Su programa generalmente abría con Frank Sinatra, pero después se metía con cuanto género le atrajera.

Pero la aparición de los ránkings en las radios hizo que Murray se viera obligado a alejarse de Wins. Así que se fue a probar suerte en las nacientes FM de rock y encontró trabajo en la emisora Wor. Corrían los 60 para ese entonces y él comenzó a marcar el ritmo de lo que se escuchaba. Pasaba discos enteros y canciones que no habían sido singles. Un año después, renunció al aire de la radio por estar en desacuerdo con los planes de los nuevos directivos.

Su popularidad era tan grande en los Estados Unidos que cuando los Beatles decidieron desembarcar en el país del norte, lo hicieron de su mano. Incluso George Harrison lo proclamó el quinto beatle y formó parte de la gira que hicieron allí. Después voló con el cuarteto a Inglaterra, ofició de presentador en un concierto en Wembley y fue en ese momento en el que se cruzó con los Rolling Stones. Según cuenta la leyenda, fue él quien le dijo a la banda que hiciera un cover de “It’s all over now”, tema que terminó convirtiéndose en el primer hit de Jagger y compañía en tierra norteamericana.

A partir de su amistad con los Beatles y su vínculo de los Rolling Stones, el propio gobierno lo contactó para explicarle el nuevo plan económico que tenía para que los jóvenes pudieran acceder a un trabajo. Como él tenía llegada a ese público, le ofrecieron hacer un programa televisivo para que hablara de eso y pusiera la música que quisiera. El show se llamó It’s what’s happening, baby y fue uno de los primeros en pasar videos musicales.

El cambio de década lo encontró prácticamente afuera de los medios, por las innovaciones que se vivían puertas para adentro. Por lo que decidió tener su propio espacio para pasar música en vivo. Agarró un lugar abandonado y fundó Murray The K’s World, una discoteca de muchos niveles y multimedial: en algunas zonas había bandas tocando en vivo, en otras DJs poniendo música y hasta proyecciones de diapositivas y películas.

Cuando empezó a perder su lugar como figura del rock and roll, los amigos también empezaron a desaparecer, los Beatles nunca más se pusieron en contacto y la salud comenzó a jugarle una mala pasada. Si bien nunca había tenido problemas con el alcohol o las drogas, era un fumador empedernido y trabajaba muchas horas por día, lo que lo llevó a deteriorarse. Descubrió que tenía cáncer y durante nueve años tuvo que someterse a quimioterapia, pero sus días estaban contados. Su último trabajo en radio fue en Soundtracks of the 60s, en 1981. Sin embargo, la enfermedad lo estaba aniquilando y decidió alejarse para vivir con tranquilidad lo que le quedaba de resto.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...