×

Interés General

Anécdotas Imprecisas del Rock: la última foto de Lennon

Repasá la historia de la última vez que retrataron a John con vida.

Anécdotas Imprecisas del Rock: la última foto de Lennon - Radio Cantilo

martes 10 Dic, 2019

El 8 de diciembre se cumplieron 39 años del asesinato de John Lennon a la salida del edificio Dakota a manos de Mark Chapman. Unas horas antes, Paul Goresh, otro fanático del músico, tomó una foto que sería histórica, porque fue la última con vida del ex Beatle. Goresh, autoproclamado un stalker pero bueno, había llegado a forjar un vínculo con Lennon. Era, según sus propias palabras, una amistad casual.

Aquel 8 de diciembre, Goresh llegó al edificio Dakota en las horas previas al asesinato y allí se encontró a Chapman, que estaba esperando que Lennon le firmara un disco. Mark incluso le pidió a Paul que le sacara una foto, pero se negó. Sin embargo, Goresh sí capturó el momento en el que John le autografió el álbum, una imagen tristemente icónica. Y aunque luego confesó que en realidad lo único que quería era retratar al músico, resaltó la ironía de haber inmortalizado el instante que compartieron antes del fatídico desenlace.

“La verdad yo no podría haber hecho nada para prevenir el asesinato. Nadie se dio cuenta, no había símbolo alguno de que Chapman representara un peligro, parecía un pendejo al que lo habían sacado de una plaza de juegos. Tenía ese tipo de actitud. Daba la impresión de que si lo soplabas se caía a pedazos, si le pegabas una piña en la pera lo dejabas KO. No había nada que llamara la atención de él”, contó Goresh. Sin embargo, cinco horas después de su fotografía John Lennon estaba muerto.

Paul se había ido a su casa luego de haber visto por última vez al inglés y fue allí donde escuchó la noticia del asesinato. Su primera reacción fue llamar a la policía de Nueva York e informarles que existía la posibilidad de que tuviera una imagen del criminal en su cámara. “Les dije que podía ser usada como evidencia para probar que el tipo había estado en el lugar del hecho”, relató. Pero desde las fuerzas neoyorquinas lo ignoraron e incluso lo intimaron para que dejara de insistir.

Goresh, ante esa negativa, se dirigió a la policía de la ciudad en la que vivía. Allí le tomaron la denuncia y lo contactaron con el New York Daily News, porque Chapman ya había sido capturado y le recomendaron vender aquella fotografía a algún diario. El medio, más que interesado en la primicia, le envió una limusina para recogerlo. Le habían prometido 2000 dólares solo por ir a la redacción, donde reveló el rollo de su cámara y el periódico le ofreció 10000 dólares por la imagen. Pero no solo eso: lo ayudaron a sindicar el retrato, para que pudiera cobrar cada vez que alguien lo utilizara. Eso, según Paul, le reportó millones en ganancias. Incluso hasta el día de hoy sigue facturando por ello.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...