Entrevistas

Zorrito Von Quintiero: “Soy fanático de que un bajista también pueda ser tecladista”

El músico pasó por "Anochece" y habló de su paso por la gastronomía, la celebración de Soda Stereo 2020 y un sinfín de anécdotas que no tienen desperdicio

Zorrito Von Quintiero: “Soy fanático de que un bajista también pueda ser tecladista” - Radio Cantilo

martes 08 Oct, 2019

 

Marcelo Villano: ¿Es verdad que desde chico quisiste ser músico de rock nacional? 

Zorrito Von Quintiero: En realidad desde que empecé a ir a shows de rock nacional. Empecé a escuchar por compañeros de la escuela que tenían discos de Almendra, Manal, Pescado Rabioso. En la secundaria empecé a ir a los recitales sólo, a los 13 o 14 años. Cuando veía las bandas ya sentí que había una energía, yo quería estar ahí. Quería ser amigo de todos, que me dejen estar en el escenario o los camarines. Fue un deseo que se convirtió en realidad.

 

Cristian Hendriksen: ¿Cuáles fueron las primeras bandas que viste?

ZVQ: Serú Girán, Spinetta Jade o Riff. Los primeros shows eran en la popular de Obras, que la mojaban para que los espectadores no se sentaran. Obras tuvo mística de rock nacional, era llegar temprano, escuchar la música que pasaban y que después arranque el show.

 

MV: ¿Tu primera oportunidad fue en Suéter?

ZVQ: Sí, es verdad. El tecladista que estaba era amigo de ellos, tenía aparatos que eran los más modernos de todos y era tremendo lo que hacía. Un día me llamaron y me preguntaron si me animaba, no estaba preparado pero lo hice igual. Me empezó a ir bien, después conocí a los Soda, grabamos Nada Personal, Signos. Yo tenía la ilusión grande de tocar con Charly pero también pasó. 

CH: ¿Te considerás mejor bajista o tecladista?

ZVQ: Cada vez que veo un bajo voy y lo agarro, por eso capaz también lo toco. En una época había millones de bateristas o guitarristas, y muy pocos bajistas. Siempre me interesó más el instrumento. Debe ser la influencia de John Paul Jones, de Led Zeppelin. Soy fanático y la idea de que un bajista pueda tocar teclados es tremenda. 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...