Entrevistas

Willy Crook pasó por Radio Cantilo

El mítico músico argentino estuvo en el aire de Allá Voy. Entrá a la nota y volvé a escuchar la entrevista completa.

Willy Crook pasó por Radio Cantilo - Radio Cantilo

lunes 24 Jun, 2019

Willy Crook tenía 20 años cuando participó del primer disco de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota, Gulp!. Desde ese momento, su trayectoria por la música nacional incluyó otros trabajos junto Solari, Beilinson y compañía. Pero también junto a artistas legendarios como Los Abuelos de la Nada, Charly García, Los Fabuloso Cadillacs, Andrés Calamaro, entre muchos otros.

Trotamundos, violero y saxofonista insignia de nuestro rock, a finales de los 90 fundó Los Funky Torinos, banda con la que aún se mantiene vigente, aunque sus miembros hayan cambiado desde aquel entonces. A punto de sacar un nuevo trabajo junto a ellos, Willy pasó por el aire de Allá Voy para hablar de su vida y de su trayectoria.

 

Corina González Tejedor: Vos también hacés radio. Contame, ¿en qué andas?

Willy Crook: Con respecto a la radio, estamos en Nacional Rock con mi baterista que es profesor de literatura. Elegí un partener que eligiera sus palabras y lo que iba a decir con ellas. Estamos muy bien. El bueno de Bobby Flores, mi jefe y amigo, nos puso en un horario neutral, miércoles de 10 a 12. Es un programa de radio que no está contaminado por la horrible verdad, no hay nada que realmente pueda ser verificable.

 

CGT: ¿Lo conociste al Gato Barbieri?

WC: No, me hubiera gustado. Fue el único cassette que tenía en Ibiza y me iba a la casa de un tipo que tenía un pasa cassette de auto y una batería. Era el único cassette que había y me quedó el sonido del saxofón.

 

CGT: Ayer estuviste tocando.

WC: Efectivamente. Veníamos del día anterior en Tucumán y en Salta el anterior. Tengo eso de pasajero frecuente. Ya puedo dar la vuelta al mundo con las millas acumuladas.

 

CGT: El lugar más extraño donde tocaste y el lugar más típico donde tocaste en Europa?

WC: Eran todos extraños. ¿Puede decir uno de Argentina? Con los Redondos, cuando empezamos, en Banfield. Era un escenario del tamaño del vaso y todos tuvimos que tocar con los diapasones para arriba. Era una nube de vaho. Sería el 84. El más típico fue en Michelangelo. Me gustó, el lugar era glamoroso, yo había tocado en la Trastienda y se nos ocurrió pasar. Estuvo buenísimo. Había una atmósfera extra en el ambiente.

 

CGT: ¿Cómo se va a llamar el nuevo disco?

Lotofagui. Dedicado a los lotófagos, que fue una nación que encontró Ulises volviendo a Ítaca después de la guerra de Troya. En un momento, desembarca su tripulación y cae en la nación de los lotófagos, que se alimentan de la flor de loto. Y todos empiezan a perder la memoria y no se acuerdan ni siquiera de que venían en un barco, ni a dónde iban, ni nada. Eso fue la odisea precisamente. Entonces, como estoy perdiendo la memoria a pasos colosales, ya me estoy congraciando con esa nación que más temprano que tarde me va a tener que recibir como ciudadano ilustre y nacionalizarme.

CGT: El Torino, ¿por qué tanto amor?

WC: El Torino tiene unas características técnicas muy similares a las de mis amigos: les cuesta un poco arrancar, consumen muchos litros pero viajar con ellos es un placer y nunca te dejan a pie. Te sentís rico gratis, te sentís bañado cuando tocás un Torino.

 

CGT: ¿Con quién estás tocando hoy?

WC: Hoy por hoy estoy tocando con unos eficientes repugnantes, gente joven del jazz que me progresa en la cara. Esteban Freytes en el bajo, Leonel Duck en teclados y Juan Cava en batería. En coros está Aimé Cantilo, una talentosa insoportable. Y Johana Gandolfo. Ellas dos son amigas. Le pedí a Aimé que me traiga a una amiga y a Freytes que me traiga a sus amigos. No hay nada mejor que trabajar con giuntitas.

 

CGT: Cuando componés, ¿componés en giunta o componés vos solo?

WC: Eso es como un auto, no hay mucha democracia. Hay un volante y si querés viajar, viajá. Y si no te gusta, manejá vos la próxima.

 

CGT: ¿Sos de lo que dejás que te hagan arreglos?

WC: Sí, en ese aspecto sí. Primero te aprendés lo que suena en mi cabeza. Hay que ser buen soldado. Una vez que saben eso, me encanta cuando me escucho a mí mismo decir “tenés razón”.

 

CGT: Cuando vos elegís a quienes van a tocar con vos, ¿cuánto tiempo dura ese castineo?

WC: Ese proceso de incorporación viene a raíz de algo que ya lo vi hacer. Ya lo vi en acción a ese sujeto. Con Aimé, por ejemplo, la vi cuando tenía 17 años remando un tema de Steve Wonder muy complicado, “Flower power”, que es de mis temas favoritos. La vi con una caradurez artística y medio que tropezó y lo resolvió. Así que la arrastré. Soy un puto privilegiado porque admiro a la gente con la que formé los Funky Torinos, desde los primeros hasta ahora.

Poné play y no te pierdas ningún detalle de la charla completa entre Willy y Corina el último sábado en Allá Voy.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...