Entrevistas

Willy Crook: “El Indio no tiene el espíritu de manada que tengo yo”

"Memorias Improbables" es el título del nuevo libro que repasa sus recuerdos desde una perspectiva "un poco borrosa". No te pierdas esta entrevista con Gustavo Olmedo donde habla sobre su infancia en la pobreza, la vez que casi lo linchan en Europa, sus primeros recitales y las intimidades de las bandas de las que formó parte.

Willy Crook: “El Indio no tiene el espíritu de manada que tengo yo” - Radio Cantilo

miércoles 07 Feb, 2018

 
Willy Crook, Memorias improbables

Willy Crook, Memorias improbables

“Entre lo que uno recuerda realmente y lo que modificó, resulta que las memorias son una fuente improbable de recuerdos”, elige decir Willy Crook durante la entrevista que le otorgó a Dale! (Sábados de 14 a 16), para definir la nueva obra literaria de la cual es responsable.

“Me ayudó un periodista amigo. Por suerte la idea era que, como buen periodista, supiera más que yo de las cosas y el contenido”, aclara al tiempo que adelanta que tiene como proyecto lanzar una segunda biografía llamada “Que la cuenten como quieran”, porque según el músico “es una muestra de valor civil que dependerá de lo que los demás recuerden de mí. Va a ser mucho más improbable, pero mucho más divertido”.

Siempre esperé lo mejor aunque estuve preparado para lo peor.
 
  • Gustavo Olmedo: ¿En qué momento sentiste que la música comenzó a profesionalizarse?

WC: Se dio porque había un compromiso asumido con un equipo de gente, con la que había que cumplir. Vino de los ensayos maniáticos de Skay por más que no tuviéramos un show en vista. En esa época no teníamos un mango, caminaba 30 cuadras con el saxofón en la mano para ir a ensayar. No me preocupaba si estaba tres días sin comer, era así, estaba asumido.

  • Sobre el Indio Solari, en tu libro te referís a la etapa en la que “todavía quería a los amigos”. Da la sensación que el éxito o el dinero cambian la realidad.

Sí, estoy de acuerdo. No entiendo por qué, ya que disfruto del éxito de mis amigos. Mi ego no es narcisista, creo que busco que salpique a los demás de éxito. Él no tiene en espíritu canino de manada que yo sí.

  • No da la sensación que en un momento dijiste “soy músico, me voy a dedicar a esto”, sino que parece que las cosas fueron sucediéndose naturalmente, ¿no?

Si hay algo de lo que carezco es de ambiciones, pero tengo cierta confianza que me ayuda. Como no busco nada, encuentro todo. Esperé lo mejor aunque estuve preparado para lo peor. Al día de hoy conservo esta actitud y forma de ser. Siempre creo que todo está por empezar, mi actitud ante el universo es que se nos dé lo que nos pertenece porque todos somos parte de ese universo.

LEETE TAMBIÉN...