Entrevistas

Trending: El fenómeno K-POP llegó para quedarse

Después que BTS batiera el récord de mayores reproducciones en 24hs de Youtube, Anochece Ferpecto analiza la tendencia del continente asiático en una charla imperdible con Gabriel Pressello, prensa del Centro Cultural Coreano.

Trending: El fenómeno K-POP llegó para quedarse - Radio Cantilo

miércoles 17 Abr, 2019

Cristian Hendriksen: ¿Podemos usar la palabra fenómeno para referirnos al k-pop?

 

Gabriel Pressello: Lo fue hace un par de años. Ahora hay que ver si dejó de serlo para convertirse en algo que llegó para quedarse. Me parece que va en ese camino porque hablamos de récords históricos. Recordemos el gran fenómeno de Youtube de hace siete años, que fue el Gangnam Style. No era específicamente del género k-pop pero demuestra cómo avanza la cultura coreana.

 

 

Marcelo Villano: ¿Existe un fenómeno del k-pop a nivel latinoamericano?

 

GP: Totalmente, BTS tuvo un crecimiento exponencial en muy pocos años. Vienen de romperla en Estados Unidos donde dieron un discurso en la ONU, fueron invitados al programa de Jimmy Fallon y tapa del New York Times. Donde están la rompen, pero también hay que remarcar que antes de ellos estuvieron Super Junior, Big Bang y EXO. En Latinoamérica el fenómeno es claro: hay juntadas de fans para hacer intercambios de pósters, cosas de colección. Habría que hacer un análisis académico del caso, antes lo que se ponía de moda venía de los medios y ahora los usuarios pueden elegir lo que les gusta por medio de internet. Así llegó el pop coreano a mano de los adolescentes.

 

MV: O sea que se puede decir que el primer obstáculo que pudieron barrer fue la propia frontera mental de los géneros.

 

GP: Totalmente, creo que se trata de ser joven en la era de internet y las redes sociales. Justo Corea está preparada para este momento, llegó con una industria cultural muy fuerte que hace que las cosas se exploten tanto.

 

CH: ¿Cuáles creés que son las características que generan que el k-pop explote así?

 

GP: Me parece que el hablar dos lenguajes en uno. El mainstream, como el inglés y lo propio, como lo coreano. Los estribillos para todo el mundo y la letra para su país. También pensaron mucho, arrancaron a mediados de los 90s y explotaron ahora, pero nunca dejaron de invertir en esto. La moda, la cosmética, los bailes… todo lo que usan está pensado. Y ahí está el salto cualitativo.

 

MV: Otra característica es que hay una dosis altísima de optimismo en una época oscura de confrontación y problemas entre las fronteras. Como que vienen con un mensaje de bailar y ser felices.

 

GP: Tiene mucho de eso. Por lo que se tiene que ver con autoimponerse a ciertas dificultades y esto de esforzarse para progresar. De cualquier modo, el universo es amplio, esa me parece que es una característica del pop anglosajón, siempre fue optimista.

 

CH: Vos sos productor del concurso de k-pop latinoamericano y vienen con unas cuantas ediciones en la espalda. ¿Tiene muy buena repercusión no?

 

GP: En junio hacemos la final de la décima edición. Empezó muy chiquito y creció un montón. Es una especie de American Idol de canto y baile, donde no pueden participar coreanos y participan chicos de todos los países. Primero tienen que mandar videos y después se elijen a los mejores, que vienen a competir a Buenos Aires. Es muy flashero porque vemos a chicos bailando pop coreano en una favela brasilera, en una plaza mexicana, en el altiplano peruano y ese cruce en estos paisajes típicos es una locura. Los cuerpos tienen su propia forma de adaptar las canciones y ahí hay una cosa muy rica de ver.

 

 

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...