Entrevistas

Timo Kotipelto: “Nos empuja la pasión por la música”

El cantante de Stratovarius dialogó en exclusiva con el Gallo Bluguermann. Reviví la charla completa acá.

Timo Kotipelto: “Nos empuja la pasión por la música” - Radio Cantilo

miércoles 30 Oct, 2019

El 20 de noviembre, Stratovarius pisará suelo argentino para presentarse en el Teatro de Flores, en el marco de su tour sudamericano. Los finlandeses volverán a nuestro país y en la previa de un show muy esperado por sus seguidores, Timo Kotipelto, cantante de la banda, habló en exclusiva con Radio Cantilo.

 

Gallo Bluguermann: Se había anunciado que en 2019 íbamos a tener un disco nuevo de Stratovarius. ¿Eso se postergó o no?

Timo Kotipelto: No sé dónde habrás escuchado esos rumores, pero estamos en una etapa de composición. Tenemos algunas canciones terminadas, estamos trabajando en otras. Pero definitivamente no va a salir este año. Probablemente salga en la primavera del año que viene.

 

GB: ¿Por dónde viene la línea del nuevo álbum?

TK: Sería un cliché decirlo, pero creo que va a ser fantástico. Para este álbum cambiamos algunas cosas en la manera de trabajar. Habitualmente yo componía mis propias canciones, Jens componía las suyas y Matias componía las de él. Pero esta vuelta buscamos un approach distinto y componer los tres juntos. Nos juntamos en el estudio que tengo en Finlandia y trabajamos los tres juntos para darle una vuelta más fresca a las canciones.

 

GB: ¿Esto surgió de manera casual o era un objetivo para este disco?

TK: El que trajo la idea de juntarnos todos a componer fue Jens, el tecladista, y tanto a mí como a Matias nos pareció que era una buena manera de no repetirse y de buscar algo nuevo, algo diferente a la hora de encarar este disco. Tenemos varias canciones terminadas, pero siento que nos faltan algunas. Estoy contento con el proceso.

 

GB: Algo que siempre me llamó la atención de la banda es que tuvo muchos cambios de integrantes y esto siempre es un desafío. ¿Cómo lo viviste y cómo creés que afectó la carrera de Stratovarius?

TK: No es la primera banda que pierde o cambia muchos integrantes a lo largo del amino. Hoy siento que la formación es muy buena, estamos muy contentos con cómo está la banda actualmente. Porque más allá de ser buenos músicos, son grandes seres humanos. Y eso es muy importante a la hora de tener una banda que gira tanto, que todos nos llevemos bien, que haya buena energía. Estoy muy contento con cómo están las cosas con la formación.

 

GB: ¿Cómo vivís estos años del power metal y el heavy metal en general comparado con la explosión del power metal a mediados de los 90?

TK: Evidentemente cambió. No es como cuando yo entré a la banda en 1994. De pronto hubo una explosión de bandas de power metal. Al principio la gente no tenía ni idea de lo que se trataba el power metal, dentro del género de la música pesada, y de pronto se llenó de bandas de power metal. Son ciclos, que como todo género musical cumple cierto ciclo. Cuando llegó el año 2000 empezó a bajar la popularidad de estas bandas y del género. Es algo normal que suceda con todos los géneros de la música. De pronto están alto y después bajan un poco. Al día de hoy probablemente seamos Stratovarius y Helloween los únicos que seguimos girando de manera continua dentro del power metal. Curiosamente veo que ahora hay una nueva subida en la popularidad de Stratovarius. Estamos siendo tan o más populares que en ese momento. Los shows se empiezan a llenar de fans que nos iban a ver durante esa época y ahora llevan a sus hijos. Son tipos que han tenido hijos, que ya están en edad de compartir un recital con los padres y se juntan las dos generaciones dentro de un mismo y show. Eso está buenísimo, es lo bueno de ver a la gente de la vieja generación y a la nueva generación compartiendo un recital.

 

GB: ¿Por qué pensás que Stratovarius pudo resistir esos vaivenes?

TK: Es por nuestro amor a la música. Nunca pensé que iba a poder vivir de la música, vivir cantando. Simplemente no era un plan que tuviera, me ocurrió. Todavía me parece extraño de alguna manera, sigo estando contento por poder dedicarme a esto. Hemos tenido algunos problemas en el pasado con la banda, pero en definitiva nos empuja la pasión por la música y el hecho de seguir haciendo música, haciendo canciones.

GB: ¿Cómo fue el momento en que ingresaste  a Stratovarius y de pronto la banda pegó un salto y se convirtió en un suceso internacional? ¿Cómo fue la transición de ser el chico nuevo a ser el frontman de una banda que giraba por Europa y el resto del mundo?

TK: Me hice la misma pregunta. ¿Cómo podía pasar eso? Cuando me incorporé a Stratovarius había salido recién del conservatorio de música, donde estudié canto, y recibí la información de que Stratovarius estaba buscando un cantante y probé. Quedé dentro de la banda y el primer show que tuve fue en un club de los más importantes que hay en Helsinki y el segundo show ya era en Japón. Eso efectivamente estaba ocurriendo y lo mejor era no pensar, simplemente ir con la corriente y disfrutar. He hecho miles de conciertos, pero cada tanto pienso en eso.

 

GB: ¿Cómo fueron esos años de formación y qué te llevó al heavy metal?

TK: Mi amor por el metal venía desde antes de entrar al conservatorio. Tenía una banda en el pueblo de donde soy y hacíamos algunos covers. Yo no sabía si iba a poder cantar tan alto, pero hacíamos covers de Rainbow y Dio y ahí me di cuenta que sí. Y después empecé a pensar que una manera de salir de ese pueblo era anotarse en el conservatorio, empezar a estudiar, y quizás ahí conseguir una banda más grande que me permitiera cumplir mis sueños. De hecho ocurrió así, porque no terminé la carrera. Estuve solamente un año en el conservatorio y después entré a Stratovarius. Lamento no haber podido terminar el conservatorio, como sí lo hicieron otros compañeros de Stratovarius. En definitiva me sirvió para hacer contactos, para hacer amigos. Todavía tengo muchos amigos de esa época y fue un gran paso para mí.

 

GB: ¿Cómo hacés para mantener la voz intacta?

TK: En principio hay una técnica para cantar este tipo de género. También hay que cuidarse, mantener una disciplina en el cuidado. Intento descansar muy bien y trato de evitar que me afecten algunos problemas como la falta de sueño o algún problema familiar que puede afectar en la manera de cantar. Trato de no tomar demasiado alcohol, ni siquiera tomo cuando estoy en el escenario, porque me empiezo a sentir incómodo. Muy contrario a lo que pasa con otros cantantes que necesitan un par de vasos para animarse a entrar al escenario y soltarse del todo. Después del show sí tomo alcohol, pero arriba del show estamos completamente sobrios. El descanso es fundamental. En una gira latinoamericana hace unos años tocamos cinco conciertos seguidos, era show y viajar muy temprano al otro día, y apenas podía dormir tres o cuatro horas. Cuando llegó el último show, ya no podía cantar y me tuve que dar una inyección de cortisona para aflojar las cuerdas vocales. Cuando volví a mi casa, estuve dos días sin poder hablar porque el esfuerzo había sido demasiado. Sé que este tipo de música es muy demandante para un cantante, pero me las he ingeniado para hacerlo durante 20 años y lo sigo amando.

 

GB: Hace 13 años que no vienen a Buenos Aires. ¿Qué recordás de aquellas visitas? ¿Te llamó la atención que una banda finlandesa tuviera tantos fans lejos de casa?

TK: En un punto era raro. ¿Cómo era posible que estando tan lejos de Finlandia hubiera tanta gente en el show? Cuando salimos a tocar recuerdo que la energía era tan grande y la gente cantaba las canciones, no lo podíamos creer. Estaba realmente asombrado. Creo que era un lugar que se llamaba Cemento donde tocamos, no podía creer la cantidad de gente que había y en un momento cuando vino un solo de batería, me fui al backstage a un buscar una filmadora para tratar de filmar a la gente. Pero no podía porque había tanta humedad adentro que había niebla, caía agua del techo, y no pude filmar porque no se veía nada.

 

GB: ¿Qué es lo que vamos a ver? ¿Van a presentar el último disco de la banda o vamos a ver algún tipo de show de grandes éxitos?

TK: Va a ser una mezcla, un poco de todo. Va a haber clásicos que no podemos dejar de tocar, porque sino los fans estarían furiosos. Pero te doy un adelanto: vamos a tocar algunas canciones que nunca tocamos antes. Va a haber algunas sorpresas. Si me preguntás, va a ser brillante el show.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...