Entrevistas

Sergio Marchi: “25 años atrás no se sabía que Definitely Maybe era algo que abría un nuevo tiempo”

En el aniversario número 25 del debut discográfico de Oasis, el periodista habló sobre la banda y sobre la actualidad del rock en Total Normalidad.

Sergio Marchi: “25 años atrás no se sabía que Definitely Maybe era algo que abría un nuevo tiempo” - Radio Cantilo

jueves 29 Ago, 2019

El 29 de agosto de 1994 Oasis publicó su primer trabajo de estudio, Definitely Maybe, y el britpop se expandió por todo el mundo al ritmo de canciones como “Live forever” y “Supersonic”. Aunque la banda ya lleva una  década separada, por las rispideces en el conflictivo vínculo entre los hermanos Gallagher, su legado en la música británica sigue más vigente que nunca: “25 años atrás no se sabía que Definitely Maybe era algo que abría un nuevo tiempo”, explicó Sergio Marchi.

 

Tapa Martín: Es algo que marco un nuevo hito, otra historia en el rock británico. Es uno de los grandes debuts que quedan en la historia de una banda que aparece con un disco tremendo.

Sergio Marchi: Sí, me acuerdo que cuando salió Oasis yo ya conocía Blur porque me gustaba mucho lo que era el sonido de Manchester y el primer disco de Blur se metió por ahí. Ahora, cuando apareció Oasis llegaron con una arrogancia que yo no había visto desde los tiempos de los Rolling Stones. Yo decía “¿quiénes son estos chicos que están tan creídos?” Bueno, cuando escuchás el disco te das cuenta por qué estaban tan creídos.

TM: Me pasó exactamente lo mismo. Y después ves lo que hicieron y tenían con qué.

SM: Sí, Noel me parece que es el genio real. Yo creo que George Harrison tenía razón. Hubo una pelea entre George Harrison y los Oasis porque George Harrison dijo “Liam canta bien, pero no es gran cosa. Y el verdadero talento ahí es Noel, que componen y canta mejor que el hermano”. Liam obviamente se le fue a la garganta y Noel no dijo nada. Me parece que Harrison tuvo razón el diagnóstico, más allá de que Liam tiene una voz muy particular, que incluso recuerda a algunos registros de John Lennon, tiene ese metal en la voz que no es de heavy metal sino como una resonancia, como si estuviera en un tanque naturalmente. Me parece que el cerebro fue Noel, pero después de los dos primeros discos hubo algo ahí que no funcionó y me parece que el grupo no volver a ser tan brillante y eso tiene que ver con la mala relación entre los hermanos. Porque después los discos solistas de Noel Gallagher han sido muy buenos.

 

TM: Me llama la atención este nuevo camino de Noel, es como está volviendo al sonido de Manchester, ¿no te parece?

SM: No sé a dónde está volviendo, no sé a dónde va pero yo lo voy a seguir donde vaya. Yo ya me decidí como soldado de Noel. Lo que hace él me parece interesante. No sé si está volviendo al sonido de Manchester, si está buscando algo nuevo. Me llama la atención el cambio y a mí particularmente me gustan más los dos primeros discos pero, ¿no estaré repitiendo el síndrome Oasis? A lo mejor soy yo y no él. Ha hecho cosas con mucho nivel y el hermano no ha encontrado el camino.

 

TM: ¿Tuviste oportunidad de verlos en vivo?

SM: Sí, los vi varias veces en vivo. Me acuerdo una vez en el Luna Park, salí sordo. Había un volumen brutal y la verdad que no se disfrutó ese show, estaba tan fuerte que no se podía ni siquiera salir caminando derecho porque quedabas desequilibrado. Creo que los vi en River. Lo que más recuerdo en realidad es estar en la famosa guerra entre Blur y Oasis en el 95. Yo estaba en Londres, el día que salen los dos simples, “Country house” y “Roll with it”, yo estaba en Londres y percibía el grado de excitación de la atmósfera, en las radios, en Londres, de ver quién gana. Que me parece que eso no se volvió a lograr nunca. Hoy por hoy creo que ha desaparecido con la cantidad de estímulos que tenemos. Me parece que ese momento fue genial porque por ahí Blur ganó la disputa de los simples porque “Country house” era mejor que “Roll with it”, pero a la larga la guerra la ganó Oasis porque el álbum era superior a The great escape.

TM: Esa lucha en el rock no creo que se vuelva a dar. Ya era raro en ese momento una confrontación entre dos bandas.

SM: Era reeditar un argumento mediático que había funcionado muy bien en los 60 entre Beatles y Rolling, pero con Blur y Oasis que tampoco eran tan distintos. Después Noel terminó tocando con Damon Albarn, que fue exactamente lo que pasó entre Beatles y Rolling. No había un enfrentamiento, lo inventó la prensa. Ayer a mi programa vinieron Richard Coleman y Andrea Álvarez, que tocan este sábado, que hacen un show juntos que se llama “El rock ha muerto otra vez”. Es un invento periodístico eso, porque salieron algunos a boquear que el rock se murió y el trap ocupó su lugar cuando en realidad no tiene nada que ver una cosa con la otra.

 

TM: Ya sabemos que el rock no murió, está establecido. Hay un montón de estilos que lo que pueden hacer es subir o bajar su popularidad.

SM: Sí, pero el rock siempre se trató de otra cosa. No de una carrera por el número uno, eso es para los productos más pop que definitivamente necesitan un éxito para seguir en carrera. A mí me interesa mucho la historia del pop o del rock y termina siendo la misma cosa en un punto o en un tiempo. Ahora el rock no tiene la centralidad mundial que tenía antes y en los argentinos se ha caído bastante. Pero el rock siempre fue por la búsqueda interior, por la búsqueda de resultados artísticos y no por la cantidad de ventas que pudiera lograr. Me parece que el hecho de que no sea central hoy es porque las cosas han cambiado. Y está bien que cambien, pero tampoco eso habilita a sacar conclusiones apresuradas.

 

TM: Entiendo yo también que lo se le critica a veces al rock es no estar atentos a lo que pasa, a la crítica social. Por ahí aparecen géneros como el rap o el trap a hacer la crítica social.

SM: ¿Por qué el rock tendría que hacer crítica social? Se lo reclaman desde círculos politizados que quieren ganar al rock como una herramienta para propagar su mensaje o su ideología. El rock nunca fue eso. El rock puede tener que ver con crítica social, con protesta, con rebeldía, y puede que no tenga también porque el rock es muy amplio y variado. El rock es libertad para mí. Todo el mundo dice que el rock perdió la rebeldía. ¿Por qué tiene alguien que ser rebelde todo el tiempo? Me parece bien que el rock tenga rebeldía, pero no que sea una cosa obligatoria. Porque el rock justamente es la libertad.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...