CIUDAD DESPIERTA

Miércoles de 23 a 01hs

Rosenfeld: “Queríamos que algo de Piazzola quedara en el cuerpo de las personas que la vieran”

El director de cine pasó por el aire del primer programa de Ciudad Despierta en 2019, y habló del gran maestro del tango. Dale Play a la nota completa:

jueves 10 Ene

 

La película documental “Piazzola: los años del tiburón”, de 2018, es la entrada al universo del compositor y bandoneonista argentino, del verdadero “monstruo musical” que fue –tal es la definición del propio director del film, Daniel Rosenfeld.
Así lo entendió el público argentino, y los espectadores de ciudades como Lisboa, Madrid y Japón, en donde recientemente el documental hizo su recorrido.
Nosotros queríamos que algo de Piazzola quedara en el cuerpo de las personas que lo vieran“, sentencia Rosenfeld, de algún modo hermanado desde hace tiempo con Astor Piazzola no sólo a partir de su elección musical para otras realizaciones sino también por el vínculo desde hace más de diez años con Daniel Piazzola, el hijo del músico, quien después de desear mucho tiempo una película sobre su padre “en gira”, decidió dar a conocer archivos documentales jamás vistos públicamente.
A partir de cintas de audios, charlas de Astor con su hija Diana, material filmado, sonidos que el propio músico grabó en ensayos en su casa, Rosenfeld reconstruyó una historia y armó el perfil de un verdadero vanguardista.
Piazzola es vanguardista en el amplio sentido, así como lo es un músico de rock que rompe con el rock, o un músico de jazz que rompe con el jazz… Lo que a mí me impactó fue su seguridad, su confianza en sí mismo. Esto no pasa casi nunca, o les pasa a pocas personas con esa tenacidad y certeza con que le pasó a él“, define el director.

Esta película es un Piazzola x Piazzola: el 90 por ciento del film es la voz de Astor, no hay entrevistas con terceros, están sus imágenes y archivos, y están mezcladas las voces de sus hijos, que son los testigos. El intento fue que hubiera algo de esa esencia de Astor, que fue un torbellino en todo sentido, y a la vez es una película sobre la familia, una hija buscando a su papá, un hijo con su padre… hay un núcleo familiar de la infancia que termina siendo esencial, porque todos somos algo o alguien relacionados con nuestra infancia“, cuenta.

Es que sin dudas la historia de Astor pesó para la “construcción” del propio Astor, testigo de un cambio de siglo, viviendo en los años 20 en Nueva York en la época en que la mafia obraba, y sonaban las canciones de Europa del Este, desde los inmigrantes italianos. “A partir de eso y los tangos que escuchaba su papá, Astor armó su mundo. Era la época de la Ley Seca, su padre tenía una peluquería en Nueva York y en la parte de atrás, en la bañera, su mamá hacía whisky para vender ilegalmente, para tener unos pesos más. Astor tenía menos de 10 años y creció un poco en las calles. Su padre ya le decía ‘pegá antes de que te peguen’, y yo creo que eso se trasladó a toda su batalla en la música: antes de repetirse, cambia. Esto es interesante verlo para todo el que tenga el deseo de cumplir un sueño”, reflexiona.

Y por otro lado está lo fílmico: en los años 50 se estrenaba “Psicosis” de Hitchcock. Inevitablemente ves un color, un mundo, un testimonio que te hace viajar en el tiempo, porque al atravesar el siglo, realmente hay un cambio visual. El papá de Astor registró en fotos muchas cosas. Respecto de lo visual y musical, me encontré con muchas joyas”.

Joyas que, según cuenta Rosenfeld, le permitieron hacer no un trabajo periodístico, sino “algo que no se puede transmitir con palabras“, y que mostraron a la persona tan controvertida como genial, tan compleja como fascinante. “El cine tiene que llevarte a un lugar en donde no necesariamente haya una explicación racional de tu cabeza que te dé una información. Los personajes de ficción son más ricos cuando tienen contradicciones; no mostrar lo que producen estas contradicciones es negar algo, y la esencia creativa tiene que ver con eso también”, expresa. “Quisimos mostrar todo lo que pudo haber influido en su fuerza creativa y en la lucha contra todos que entabló. Se puede ver todo lo que batalló y sufrió para poder llegar a lo que quería, un reconocimiento a su genialidad”.

La mejor anécdota que involucra a un músico de rock como Luis Alberto Spinetta es la que, en definitiva, termina por definir la motivación de Rosenfeld al encarar esta realización.
“El Flaco Spinetta contaba las peleas en su casa porque sus padres odiaban a Piazzola, y él los enfrentaba: ‘¿No ven lo que es?’, les decía. Y bueno… ver músicos del rock fascinados con Piazzola en diferentes épocas muestra que es mucho más que lo que uno puede haber escuchado alguna vez”, concluye.

“Piazzola: los años del tiburón” puede verse hoy todos los viernes de enero y el viernes 1° de febrero, a las 20 hs, en el Malba, en Av. Figueroa Alcorta 3415 de Capital Federal.


astorastor piazzolabandoneonistaCineciudad despiertadaniel rosenfeldlos años del tiburónPiazzolatango
Like
Like Love Haha Wow Sad Angry
2

DEJÁ TU COMENTARIO

LEETE TAMBIÉN...

© Radio Cantilo 101.9, Sybila Producciones | 2019 - Todos los derechos reservados.