Entrevistas

Piti Fernández en un viaje “conmigo mismo”

El líder de Las Pastillas del Abuelo pasó por Hagan Correr la Voz para contar todo sobre su nuevo trabajo solista y la vinculación artística con su árbol genealógico

Piti Fernández en un viaje “conmigo mismo” - Radio Cantilo

jueves 21 Jun, 2018

Después de un viaje por México, el Piti charló con el Gallo y el Panza sobre el último año de trabajo junto a su primo en la creación artística de “Conmigo Mismo”, su nuevo material en solitario: “Fue muy productivo, hicimos canciones nuevas, un buen viaje. Ahora estamos con Universal, que empujan y eso ayuda, pero habíamos ido siete veces solos”.

Gallo:¿Disfrutas de la independencia?

Piti: Se disfruta todo. También disfrutás el mainstream y te hincha las pelotas. Te pasan las dos cosas de las dos maneras. Lo veo a través de mis sobrinos que tocan conmigo en la banda. Los pibes lo viven como una primera vez y me lo hacen vivir así a mí.

Cuando salió “Conmigo Mismo” pareció que necesitabas decir, gritarle cosas al viento, a alguien, cosas que no encajaban en las pastillas.

Sobre todo, a mi familia. Había cosas que ya no entraban en Pastillas. Ya hice cosas para mi familia. Hacer todo un disco sobre eso era mío. Leí un libro de Jodorsky que me voló el marulo con el árbol genealógico y es todo un tema. Parece que hasta los bisabuelos arrastramos cosas. Enfermedades, virtudes, miserias, de todo.

Hay un tema que se llama Flores Blancas, que habla de los difuntos de la familia que se olvidan, y en realidad aparecieron en el arbolito y tienen su lugar, aunque uno no los quiera ver. Fue sanando el árbol.

Gallo:¿Fue consciente?

Piti: Fue pasando, el abuelo se hizo muy presente. Faltaban unas cinco canciones para cerrar, y mi primo me dijo que vayamos a buscar el libro de mi abuelo. Él arreglaba autos, y escribía muy amateur y mi viejo le editó el libro, le hizo unas copias. El libro se llamaba “Conmigo Mismo”. Y muchas canciones salieron de ahí. Eran poemas cortos, le agregamos estribillos, fue muy loco.

Gallo:Algo hay ahí, metafísico si se quiere

Piti: Y si, nos pusimos en los zapatos del abuelo. Tuve la suerte de grabar con Chizzo, y por ejemplo tuvimos que ponernos en sus zapatos para hablar del silencio, que para él era amenazador.

Gallo: Cuando se empieza a revisar cosas de la familia, tirás el mantel un poco y empiezan a caer copas, ¿no te dio miedo?

Piti: Si, la historia de mi vieja un poco pasó. Flores blancas es la más jugada por lo oscura.

Gallo: ¿La música viene con tu familia?

Piti: Mi vieja tenía un mambo con el arte, y mi abuelo no la dejaba hacer danza. El poeta no la dejaba. Increíble. Ella me metió a los cinco años en la música. La mente está para juntar ideas, para relacionar. Le di rienda suelta a esto como le hemos dado a Las Pastillas.

Dale Play al reproductor y escuchá la nota completa.

 

LEETE TAMBIÉN...