Entrevistas

Pañuelazo federal y marea verde en el Congreso por la despenalización y legalización del aborto

En el marco de la octava presentación en la legislatura del proyecto que propone la despenalización y legalización del aborto, Total Normalidad dialogó con la periodista y referente en el tema Mariana Carbajal.

Pañuelazo federal y marea verde en el Congreso por la despenalización y legalización del aborto - Radio Cantilo

martes 28 May, 2019

La Campaña Nacional por el Aborto Legal Seguro y Gratuito presenta hoy a las 17.30 en el Anexo C de la Cámara de Diputados el proyecto de interrupción voluntaria del embarazo (IVE), que el año pasado obtuvo media sanción en la Cámara baja. En el marco del Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres y en paralelo a la presentación, la marea verde volverá a tomar las calles para respaldar la iniciativa. Se realizará un pañuelazo federal en más de cien ciudades del país y en las principales capitales del mundo. El epicentro será la plaza Congreso, donde se desarrollarán distintas actividades para apoyar el texto de la campaña que establece que toda mujer u “otras identidades con capacidad de gestar” tienen derecho a “decidir voluntariamente” y acceder a la interrupción de su embarazo hasta las 14 semanas inclusive, del proceso gestacional.

Mariana de Iraola: ¿Cómo se vive el día?

Mariana Carbajal: Es un día en el que volvemos a las calles con los pañuelos verdes. No sólo alrededor del Congreso a partir de las 15.30 sino también en más de cien ciudades y en capitales de otros países de Latinoamérica, Estados Unidos y en Europa. En lo personal estaré trabajando y acompañando la octava presentación de la campaña. Es un proyecto como el presentado el año, que se aprobó en Diputados, pasado pero con algunas modificaciones. Y con mucha expectativa de cara a un año electoral, y si será posible volver a aprobar en Diputados, y que quede pendiente para el año que viene con nueva composición en el Senado.

MDI: ¿Sabes cuales son las modificaciones que se hicieron?

MC: Tiene un capítulo especial sobre ESI. Sabemos que hay resistencias, pero también es el punto en común tanto a favor o en contra. Incluye asesorías, consejerías, para que quienes soliciten un aborto puedan acceder a un acompañamiento con información veraz, objetiva, laica sobre todo, y que se garantice el acceso a anticonceptivos. Por supuesto reafirma la despenalización y legalización del aborto en las primeras 14 semanas de gestación por la propia voluntad de la mujer o persona gestante, y más allá de ese plazo por riesgo para la vida o la salud, entendiendo salud como lo establece la ONU, es decir, el estado de bienestar bio, psico y social, no solo en caso de enfermedad. Y también en caso de violación, estableciendo que no es necesaria una denuncia judicial.

Otro aspecto que trae nuevo, es que prevé sanciones para que pongan obstrucciones injustificables o arbitrarios para negar un aborto, como el caso de Lucía en Tucuman. Esos obstáculos que se le pusieron a la niña, podría tener una sanción penal. Prevé también el acceso y define cuales son las condiciones en adolescentes de acuerdo a la edad.

MdI: ¿Cómo fue cambiando todo desde que el tema se puso en el tapete y con los grupos “pro vida”?

MC: Esto no es nuevo. Siempre hubo grupos anti derechos, e incluso hay grupos que se meten en las habitaciones de los hospitales, y distintos tipos de manejos que siempre sucedieron, pero ahora lo vemos por los medios se hacen eco de ellos. La mayoría de las ILE se están haciendo, porque hay profesionales de la salud comprometidos con la salud en la Argentina. Estamos viendo también que se sigue abortando en la ilegalidad, pero con mayor acompañamiento por grupos de socorristas, con Misoprostol y medicamentos. Por eso hablamos de la inequidad social es hay en el país también. Por estas horas escuchaba si despenalizar y no legalizar, y esas diferencias que para quienes no están en el tema parecen sutiles. Cuando se legaliza se garantiza que todas las mujeres que así lo necesiten puedan acceder a una práctica gratuita, y esto no tiene alto costo. Es mucho más gravoso para el Estado lo que significa la continuación de un embarazo en tanto los estudios que se tienen que hacer a lo largo embarazo y demás. Es mucho más barato, incluso con medicamentos dentro de las primeras 10 semanas, el poder asegurar el acceso a una práctica segura. Si solo se legaliza, podrán acceder quienes tengan los recursos económicos para hacerlo, y no se asegura el acceso igualitario. Además, deja afuera las secuelas que sufren las mujeres que realizan abortos ilegales. Aparece la idea de justicia social también, y más en épocas de crisis social y recesión.

 

Dale Play a la nota completa con la periodista Mariana Carbajal en Total Normalidad.

LEETE TAMBIÉN...