Entrevistas

Mariana de Iraola: “Cantilo juntó a los oyentes que estaban huérfanos de radio”

En nuestro mes aniversario, la conductora de las mañanas habló sobre su camino hasta llegar a la radio y nos contó cómo vive su presente profesional en City Bell.

Exclusivo web
Mariana de Iraola: “Cantilo juntó a los oyentes que estaban huérfanos de radio” - Radio Cantilo

lunes 29 Jul, 2019

Mariana hace y respira radio desde los viente. Un recorrido de más de diez años en Rock & Pop le enseñó el oficio y la enamoró del medio. Cuando entendió que podía conjugar su interminable capacidad creativa, la rapidez y el juego con la voz, se convirtió en una de las voces más talentosas de lxs colegas de su generación.

Estaba en un impasse. Había cortado después de once años con la radio con la que nací y me sentía muy triste con lo que estaba pasando con las radios en general. Ver cómo las radios mainstream se iban cayendo a pedazos y con ellas los soldaditos es duro. Me afecta un montón cuando ves la situación de todos, porque directa o indirectamente te afecta. Es la industria a la que pertenecés también. Nos toca a todos“.

Mariana llegó a la radio para co-conducir Bien Warrior en 2018 y desde este año, además, lleva adelante junto a Tapa Martín la primera mañana con Total Normalidad, un magazine de información, música y cierto toque de locura que completan Ayelén Berdiñas y Eliana Masci. Con entrevistas diferentes, la información necesaria para arrancar la jornada y el sonido de bandas de todas partes del mundo, el programa asegura todo, menos lo que estás acostumbrado a escuchar.

A la hora de reflexionar sobre el camino que transita Radio Cantilo, Mariana no dudó: “La radio tiene esta lógica re particular de radio de autor, donde cada programa tiene su propia personalidad. Y estamos consolidados como radio de rock, entonces creo que nunca escaparé de Metallica” (risas), y agregó: “Era muy necesaria esta radio para el oyente, que estaba medio huérfano de esos sonidos, esas canciones. La radio le está dando al oyente eso que estaba necesitando. Y vamos dando pasos firmes, conquistando nuevos lugares, que creo que es lo que hay que hacer. Hay que tener esa ambición, prestando atención a los que tienen experiencia, y creo que vamos bien. Tenemos pequeños objetivos que vamos cumpliendo, sembrando vínculos, ganando espacios”.

“Acá en radio Cantilo veo cosas hermosas. Además de ser acogedora la radio en cuanto al espacio físico, veo mucho compañerismo, ya nos conocemos entre todos, y al caer de afuera como paracaídas recibí mucho afecto rápidamente. La división entre profesionales de Buenos Aires o de La Plata, los “de acá” o los “de allá” para Mariana resulta un absurdo: “Eso no existe, el nivel es el mismo. Yo solamente me sentía de allá porque era como alumna nueva cuando la cambian de escuela y fui súper bien recibida. No me gustan esos laburos donde la gente no se conoce por sus nombres y entonces son ‘el contador’, ‘la asistente’, ‘el de la puerta’. Me gusta esa cosa familiar y de respeto, la pasamos mucho mejor así“.

Además de sus años de radio, De Iraola se convirtió en actriz de doblaje y hoy pone a jugar las dos virtudes: “Soy actriz de voz hace nueve, diez años. Siempre me gustó actuar, y no pensé en doblaje hasta que lo conocí en la carrera. En ese momento la carrera no lo trataba mucho, pero cuando egresé me encontré con una amiga que estaba haciendo cursos y me ayudó a tomar confianza. Cuando se abrieron un par de registros fui y así empecé. Esos cursos que me ayudaron son los que doy hoy en mi estudio. Te das cuenta con el doblaje que la radio no es solamente locución, publicidad y se terminó. Hay un registro artístico mucho más amplio y la verdad es que en radio, si hacés un pasaje por el dial, ya no hay mucho sketch o actuaciones como cuando arranqué. Por suerte acá tenemos libertad y juego mucho con eso“.

Una de las primeras cosas que Mariana demuestra al aire es la profesionalidad y sobre todo, el apasionamiento: “Yo quisiera hacer radio toda mi vida. Es muy demandante y cuando no tenés muchas ganas de levantarte pero sabés que vas a ir a hacer radio, obvio que te levantás“, y agregó: “Quiero ser lo más libre posible, no quiero volver a estar atada a nada y que toda esa creatividad que a veces tengo no sea rechazada. Que hoy nadie me venga a decir ‘no digas culo’ o ‘bajá un poquito los decibeles’ me parece libertad“.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...