Entrevistas

Mariana Ardanaz eligió la música para su funeral

La artista plástica pasó por Una Clínica de Todo y nos contó todo sobre su trabajo, la elección de la plastilina para hacerlo y algunas cosas más. Reviví la nota.

Mariana Ardanaz eligió la música para su funeral - Radio Cantilo

viernes 26 Jul, 2019

Flavia Pittella: ¡Trabajas con plastilina! ¿Qué te llevó a trabajar con ese material?

Mariana Ardanaz: Empezó como un juego, y en la facultad de Bellas Artes con un profesor que nos pidió que hagamos un trabajo con algo que nos guste, y llevé plastililna. Con relieve, no mucho porque eso después lo fui desarrollando, y me puse a jugar. A todos les gustó y me decían “es por acá” así que empecé a trabajar la técnica, y es como pintar. Son formas de expresar y cómo lo vas sintiendo.

FP: Nosotros vemos la foto, pero ¿hay otros efectos que usas, otros elementos?

MA: Sí, de todo. Es una mezcla rara, a veces veo que hay cosas que no hago porque las hago con la compu, y a veces no. Uno tiene que ir manejando variables y probando. Ahora veo cosas de hace un tiempo y no me gustan. Lo loco es que voy aprendiendo de mí, porque no hay muchos en el tema.

FP: ¿Cómo es para vos conquistar el mundo infantil?

MA: A mí siempre me gustó el mundo infantil. Me costó y cuesta mucho el mundo adulto. Trato de no pensarlo para el público infantil solamente. Están destinados a quien lo quiera leer. A veces los padres de excusa terminan leyéndolo y recordando cosas. Es para el público que quiera disfrutarlo.

Facundo: Vos tenés una ilustración que no está destinada a público infantil, que es de un manuscrito de Allan Poe. ¿Cómo es dibujar para el mundo de los adultos? ¿Cómo fue esa experiencia?

MA: Me propusieron hacerlo, fue una convocatoria en donde uno se postula, muestra sus trabajos y se logran libros colectivos, y justo me tocó este cuento, y no se sabía bien que iba a hacer cada uno, pero la verdad es que lo leí como si fuese para público en general. Al saber que era una historia para público adulto traté de hacerlo como los demás, de hacerlo igual, no repetir lo mismo que está diciendo el texto. Contar como autores algo más, y permitirle al lector imaginar. Me pareció que esa escena no mostraba de todo lo que estaba pasando ahí, pero algo les estaba dando miedo, y me encanta jugar con las expresiones de los personajes. A veces me paso de rosca.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...