Entrevistas

María Verónica Ramírez, la ilustradora detrás de lo nuevo de Divididos

La creadora de "Mostriña" se encargó del arte de tapa de "Mundo Ganado", el último corte del power trío

María Verónica Ramírez, la ilustradora detrás de lo nuevo de Divididos - Radio Cantilo

martes 02 Jul, 2019

 

Marcelo Villano: ¿De qué se trata la ilustración?

 

María Verónica Ramírez: Es parte de un universo. No es la primera vez que laburo con los muchachos, el año pasado había hecho algo para el Gran Rex y hace unos años otra cosa para el Luna Park. Nuestra amistad nace a principios de los 90’. En este caso en particular, es especial porque salen después de muchos años con un tema que habla de algo que nos atraviesa a todos y con el que siento una gran identificación. Es una especie de arquetipo, la historia tiene que ver con que hace dos meses, Ricardo me habló del tema y me contó que era una especie de maqueta. Inmediatamente me pareció del extirpe de Amapola del 66, me encantó la letra. Me preguntaron si me generaba o inspiraba algo y me puse a trabajar.

 

MV: Entonces se puede decir que en cierto punto parte de la letra termina en la ilustración, ¿no?

 

MVR: Sí claro, es así. Él me mandó la letra, la bajé y la leí. Pasó como un mes y me acuerdo que tenía algunas imágenes que tienen que ver con del barro. Cuando la leo de vuelta me doy cuenta que la primera parte es muy gráfica, de hecho creo que podría hacer un dibujo por cada palabra. Tenía este asunto con el momento del barro y justo me llama Ricardo cuando estaba leyendo la letra. Me cuenta que se iban a meter a grabar y que les gustaría que me encargue de este trabajo. Yo tengo otra línea de ilustración que es mucho más monocroma. Nunca tuve un condicionamiento, pero sí conversamos por dónde estábamos, si había una sintonía. Ricardo me dijo que le sonaba a barro y justo estaba fijada ahí. No era una idea cerrada, tenía algo relacionado a un niño en expansión. La forma de encarar la ilustración tiene que ver con la manera en la que ellos trabajan la letra. Es un poco inexplicable y tiene que ver mucho con las sensaciones.

 

MV: Bueno, muchas cosas del arte son difíciles de explicar.

 

MVR: Todo el tiempo tuve la imagen de un arcoiris. Es una letra esperanzada pero lo defino como un arcoiris más barroso que otra cosa. Es bastante abismal porque siento una enorme identificación de todo tipo: ideológica, artística y de cariño. Es una enorme responsabilidad, es un honor que los chicos confíen en mí. Es muy importante cuando estamos en consonancia y les sirve lo que hago. Ellos nunca me pusieron algún tiempo de condicionamiento y tienen toda la libertad de descartarlo si no sirve. Uno está muy solo con estas cosas antes de mandarlo. En el momento de Ricardo me cuenta que lo están compartiendo, el material, es una enorme alegría. Es un camino, el que hemos elegido, de mucha soledad. Después te encontrás con los otros a partir de lo que hacés. Pero es un camino a pura prepotencia y convicción, es fatal.

 

MVR: ¿Es verdad que con el negro Caloi estuvieron a punto de hacer el videoclip de “El Arriero”?

 

MVR: Hace muchos años estuvimos a punto de hacer ese video. Las ideas eran hermosas, pero nos juntábamos y éramos todos más pibes. Teníamos el programa “Caloi en su Tinta” y teníamos un canje con una bodega. Teníamos litros de todo y recuerdo que llegaban los chicos, empezábamos a charlar y terminábamos a la madrugada. Era una magia tan grande que todo se volvía un cuelgue. Ellos querían que hagamos “El Arriero”, pero el disco ya pasaba y no era un corte de difusión. Era todo medio un delirio. Somos muy amigos con los muchachos, todos sabemos los singulares que son para definir su arte y esa coincidencia es muy hermosa. No me buscaron sólo porque somos amigos si no por la gráfica y la sensibilidad que compartimos.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...