Entrevistas

Lo normal es paranormal: guardiana de cementerios

Rodrigo y el Gallo hablaron con Valeria, quien custodiaba un cementerio de noche, sobre sus experiencias paranormales nocturnas. Entrá a la nota y escuchá su testimonio.

Lo normal es paranormal: guardiana de cementerios - Radio Cantilo

miércoles 17 Abr, 2019

Valeria trabaja como personal policial y siempre había querido cumplir horas de su servicio en un lugar tranquilo. Se ofreció para hacerlo en el Cementerio de Morón y la llamaron de inmediato para que cubriera esas horas durante la noche, ya que nadie quería hacerlo. Estuvo ahí durante dos años y cuenta que durante la primera guardia la mandaron a vigilar una puerta junto a un compañero, para que impidieran el ingreso de cualquier persona. Se acuerda que estaba muy oscuro y que se sentía observada todo el tiempo, a pesar de que estaban solos.

Pero antes de ingresar a ese trabajo, de niña, había atravesado algunas experiencias paranormales. Una vez había visitado a su abuela, que vivía en una casa muy antigua, y durante la noche, mientras intentaba dormir, sintió cómo una mano grande y fría la tocaba.

En el cementerio, además de esas sensaciones particulares, explicó que una vez golpearon la puerta del auto en el que estaba y, en otra ocasión, le tiraron piedras pequeñas al vehículo policial. También, el handy se prendía solo, haciendo interferencia a la medianoche y, al mismo tiempo, los perros ladraban desesperados mirando a la nada. Como ella tiene una sensibilidad especial y no era la primera vez que experimentaba cosas fuera de lo común, no solo toleraba la situación sino que había aprendido a convivir con ella y hasta, en un punto, le divertía. Sin embargo, sus colegas no pudieron soportarlo y la mayoría duraba poco en el puesto. Algunos, incluso, apenas una noche. 

Pero no queremos condicionarte más: escuchá el relato completo de Valeria en esta nueva edición de Lo normal es paranormal. 

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...