Entrevistas

Le encontró el agujero al mate: de la habitación a la creación artesanal colectiva

Cuchi Calderón se sumergió en la historia de Juan Pablo Montero y su taller.

Le encontró el agujero al mate: de la habitación a la creación artesanal colectiva - Radio Cantilo

jueves 15 Ago, 2019

FA Taller-Estudio forma parte de Malisia, uno de los espacios autogestivos y de creación colectiva más amplios e importantes de la ciudad de La Plata. Allí, Juan Pablo Montero, desde 2014, se dedica a trabajar con uno de los materiales que más le gusta: el libro. De acuerdo a lo que contó, “el libro lo encontré como un lugar y una posibilidad de hacer algo que se pueda trasladar, que los materiales no sean muy costosos. El libro tiene algo que es muy íntimo, la persona que agarra un libro lo hace propio” y agregó que “yo laburo mucho desde el papel y no desde un concepto. Desde el material. Me interesa más eso, encuentro como un punto de partida lo que tengo a mano y a partir de ahí lo hago”.

Sin embargo, su cercanía con la creación y con el arte data de mucho antes. Esta historia, titulada “Al microcosmos y más allá” comenzó durante su infancia en Berisso. “El rebote de los graves siempre sonó de una forma especial en la casa de los Montero. En Berisso, de donde es la familia, las paredes de chapa recibían las vibraciones del contrabajo del tango cuando Juan Pablo apenas era un niño. Años después, con Juan Pablo ya más grande, las chapas empezaron recibir otras vibraciones un poco más alternativas. Mientras manipulaba en su pieza con las manos papeles, les daba formas de animales, de casas y de cosas más abstractas que todavía ni siquiera entendía, escuchaba tirado en su cama, en su pieza, “1979” de Smashing Pumpkins y un mundo nuevo se abría en su mente. El amor y el rock, pero también y sin saberlo, su acercamiento a lo artesanal. La escuela de arte lo marcó definitivamente. Se juntó con unos amigos y armó su primer universo propio, con sus propias reglas. Un microcosmos, para ser más precisos. Es que así se llamó la banda en la que tocó el bajo durante mucho tiempo. Otro microcosmos se abriría en paralelo: la madera y la posibilidad de crear objetos. Trabajó de carpintero y un amor en Quilmes cambió su geografía. El tiempo pasaba más veloz. La línea de bajo necesitaba precisión y ensayos, difícil cuando una garlopa casi le saca un dedo. Un espacio reducido en esa casa de Quilmes y se abre otra vez el microcosmos. Por elección, o por destino, empezó a ver que podía hacer cosas pequeñas, que quería hacer cosas pequeñas. Y recordó esas tardes en su pieza, con las paredes de chapa, manipulando papel. Era la época que internet alumbraba conocimientos vía tutoriales. Así aparecieron los origamis, los libros pop-up, los calados y una pregunta: ¿y si en realidad yo puede vivir de esto? ¿Y si acá estoy encontrando una pasión?”, relató Cuchi Calderón.

Gallo Bluguermann: Vos encontraste ahí tu modo de vida. Pero también me imagino habrás tenido que aprender de cómo comercializar todo esto.

Juan Pablo Montero: Todavía la sigo aprendiendo. Yo produzco desde un montón, siempre se me complicó mucho la cuestión económica. Siempre laburé y producí aparte. Entonces te da cierto relajo. Yo desde el 2015 dejé varios de mis laburos para darle un tiempo y una economía.

 

Cuchi Calderón: En la música el vinilo sigue conservando esa cosa íntima, romántica. Pero en el libro, en el cuaderno todavía sigue habiendo algo personal.

JPM: Sí, porque vos estás escribiendo ahí, no estás escribiendo en un Word que tiene la misma letra que usan millones de personas. Tenés tu impronta. Inclusive en un libro industrial: uno dobla la esquina para marcar la hoja, otro que marca la frase que le gustó. Eso lo hace personal. Es un objeto que quedó. El CD quedó relegado por el MP3, por Spotify.

 

GB: La gente que va a los talleres, ¿qué va a buscar? ¿Una salida laboral, un hobby que lo desconecte?

JPM: Varias cosas. En los talleres que estamos dando ahora va gente de todo tipo: docentes, gente que le gusta hacer talleres, artistas. Tenés para laburar y una cosa muy amplia para hacer. El taller de pop-up poca gente lo da, entonces eso también está buenísimo.

Conocé toda la historia de Juan Pablo en una nueva entrega de Le encontró el agujero al mate en Radio Cantilo. ¡Dale play!

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...