Entrevistas

Las mil y una vida de las canciones

Conocé la historia de las canciones que transgredieron generaciones y son parte de nuestra vida cotidiana.

Las mil y una vida de las canciones - Radio Cantilo

lunes 29 Jul, 2019

 

Gonzalo Vecchi: ¿Cómo surge esta idea?

 

Martín Liut: Somos un grupo de profesores de la Universidad Nacional de Quilmes que tenemos un proyecto de investigación y nos encontramos con casos de canciones que resistían el paso del tiempo, de los diferentes géneros musicales. Empezamos a ver la posibilidad de ponerlas en una fila y llegamos a tener varios temas, con la idea de hacer un laburo colectivo. La idea era investigar la historia de esas canciones y porqué las llevan a resistir el paso del tiempo. Cómo una canción termina en una cancha de fútbol o en un acto escolar. Cada capítulo responde a una canción y a la descripción de su historia.

 

GV: ¿Qué claves tienen estas canciones para transformase de esta manera?

 

ML: Las claves tienen como denominador común que en algún momento tuvieron un salto de popularidad importante. En general, lo que descubrimos es que el género también es muy popular, teniendo acceso a la difusión mediática o masiva. Por ejemplo Aurora en el año 1908 se cantó en el Teatro Colón pero también se grabó en un disco. Ahí pasó a las casas. Lo mismo con el tango Cambalache, que empezó siendo la canción de una película.

 

GV: La canción de protesta, ¿tiene una facilidad mayor de transformarse?

 

ML: No, porque uno descubre que las canciones pueden ser políticas o no, o pueden ser usadas políticamente. El ejemplo es el de Gilda, con No Me Arrepiento de Este Amor, que terminó siendo parte de una campaña electoral. Es el rol de la música en la política en ese caso. El PRO es un partido de las clases altas, entonces que el baile eso tiene que ver con un cálculo político. La música tiene una apelación a la gente de una manera muy directa y entonces aquellas canciones que no dicen nada en términos políticos pueden funcionar como apegos o acercamiento, digamos que es algo que descubrimos en el proceso de este libro.

 

GV: ¿Cómo ves a la música del Siglo XXI?

 

ML: Bueno, venimos de lo que pasó en Puerto Rico con el trap. Renunció un gobernador. La música, y creo que es una cosa importante para ver, es algo muy fuerte para nuestra vida cotidiana. Lo que está claro es que nos interpela todos los días y conmueve. Me parece que el caso ejemplar es “Todavía Cantamos” de Victor Heredia. A través de metáforas escribe sobre una hermana desaparecida. Recién sale en 1983 post Malvinas. En el comienzo de la democracia la utilizan los partidos políticos, pero no sólo por el mensaje. Es la melodía, que vuelve a empezar siempre. Entonces ahí se cambia la letra y el origen político le da otra cosa.

 

GV: La mayoría de las canciones de cancha tienen ese tipo de composición.

 

ML: Mirá, Calamaro dice que dentro de las melodías está bueno tomar una nota dentro de los acordes que es la que hace que la canción quede abierta, no se cierre. Y esto funciona muy bien para reemplazar letras y llevarla, por ejemplo, a la cancha.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...