Entrevistas

Jonathan Gejtman, el hombre detrás de los hits de Jimena Barón

El músico publicitario pasó por El Beat de la Cuestión y habló del trabajo en los éxitos comerciales. Escuchá:

Jonathan Gejtman, el hombre detrás de los hits de Jimena Barón - Radio Cantilo

martes 20 Ago, 2019

 

Cuchi Calderón: Tu laburo como músico fue a productos más comerciales o mainstream, ¿cómo se trabaja todo eso?

 

Jonathan Gejtman: Es un laburo para contar una historia que vende un producto. Arranca con la gente de marketing del producto en sí que tiene que ver con su posicionamiento. Cuando se labura con una música publicitaria hay un equipo de marketing que toma decisiones sobre lo que tiene que ser el producto y que tiene que ver con el posicionamiento. Qué es lo que el producto tiene que significar para un determinado grupo de gente que es su mercado objetivo. Después eso pasa por los creativos publicitarios que son los que le dan el contexto de la historia en sí en la cual se va a contar lo de ese producto. Y ahí recién nos llega a nosotros: es básicamente contar un mensaje en un contexto muy concreto, que puede ser una publicidad de radio o televisión. Ya estamos con un montón de gente y cosas que ayudan a que uno como compositor entienda por dónde va la cosa.

 

CC: Jimena Barón llegó con sus plataformas y temas a un montón de reproducciones. Se cuenta una historia también, y hay mucha gente que lo señala como un producto, como minimizando el valor, ¿qué te pasa a vos cuando te hacés cargo de una artista como ella que tiene mucho más que la música?

 

JG: Trabajo hace tantos años de esto que tengo una visión diferente, porque estuve siempre desde un lugar profesional. David Bowie para mí es el caso paradigmático. Él hablaba del performence, diciendo que Bowie era una expresión artística y en un punto también como un producto. Nadie quiere tocar en vivo para que no lo escuche nadie, o subir una canción a Youtube y que nadie la reproduzca. Todos los músicos tocamos para que nos escuchen en algún momento. Dicho esto, existen los que sólo quieren el éxito y nada más y no les importa a través de qué vehículo llegar. También están los artistas que quieren expresar y que buscan la suerte de que a un montón de gente también le guste lo que le gusta a uno, o lo que sale. En el caso de Jimena Barón, en realidad lo que me pasa es que un poco elijo con quién trabajar y siempre lo que hago me tiene que gustar a mí, yo tengo que sentir que está bueno. En el caso de “La Tonta”, yo por ahí no es la estética que elijo, pero el disco de punta a punta lo defiendo porque está bien hecho. Para mí está genial. Jime también tenía una plataforma de redes y por eso sabía que algo iba a pasar. Ella está en el medio hace muchos años y cuenta las cosas de una manera en la que la gente se identifica y le gusta. La Tonta era más autobiográfico, con “La Cobra” pateó más fuerte al medio y se fue más para el lado del reggaetón. Lo de Male Narvay también porque compone sus temas desde los 15 años y está quedando un producto re bueno. De hecho, ahora se sumó a trabajar con nosotros el productor Eduardo Bergallo.

 

Facundo Díaz: ¿Existe la fórmula para conservar ser auténtico y al mismo tiempo comercial?

 

JG: Mirá, es como la pregunta de oro. Yo creo que si existiera esa fórmula y alguien la pudiera poner en palabras dejaría de serlo, porque todos los productores del mundo se pondrían a hacer eso para que les vaya bien. No existe la fórmula, pero sí existen las cosas que algunos músicos van entendiendo que funcionan bien. Después hay otra cosa que tiene que ver con la sensibilidad propia del buen gusto, de eso que puede quedar bien, y la sensibilidad de mercado de decir esto puede funcionar.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...