×

Entrevistas

Hinde Pomeraniec: “Putin puede parecer un rústico, pero no lo es”

La escritora habló sobre sus investigaciones en torno al líder político y la Rusia de este siglo.

Hinde Pomeraniec: “Putin puede parecer un rústico, pero no lo es” - Radio Cantilo

jueves 28 May, 2020

Hinde Pomeraniec es periodista, escritora y editora. A comienzos de siglo comenzó a investigar en profundidad sobre Rusia y Putin, uno de los líderes más importantes del mundo post Guerra Fría. “Rusia para mí es un tema familiar, el comunismo es un tema familiar de origen. Y yo que siempre hice cultura, pasé a política internacional para la época de la caída de las Torres Gemelas. Muy poco después es la toma del Teatro de Dubrovka, que yo la cubro desde la redacción. Es algo que me golpea mucho en lo personal y a partir de ahí empiezo a seguir todo eso y a seguir con el tema Rusia, con los enemigos de Rusia, con Putin como líder. Yo llego a la política internacional casi al tiempo que él llega a la política”, explicó la autora de Rusos de Putin.

 

Gallo Bluguermann: ¿La Rusia de Putin es un país desigual?

Hinde Pomeraniec: Sí, mucho. Lo era durante el comunismo también. Los beneficiados eran los que estaban en los puestos oficiales. Y en este caso los beneficiados son los que, tras la salida del comunismo, pudieron hacer negocios. A la llegada de Putin se habituaron a hacer los negocios a la manera en que el gobierno de Putin determina. También hay políticas de secretismo que hacen que cuando hubo una epidemia de SIDA y drogas, no los dan a conocer por una cuestión cultural, por la mirada del afuera.

 

Cuchi Calderón: La política del secretismo, ¿no es también una manera de ser una amenaza permanente?

HP: Sí, es una posibilidad. Yo creo que es algo cultural que tiene que ver con los sistemas, lo vemos también en China. El comunismo pudo sobrevivir los años que sobrevivió en base a la política del secreto. Todos lo revivimos de una manera hollywoodense en la serie Chernobyl. Eso que te pone en riesgo a vos y no salís a pedir ayuda para que no sepan tus debilidades. Es bien complicado. Cuando fue el Katrina en Estados Unidos, Cuba ofreció ayuda y Estados Unidos no quiso. Porque la imagen cultural en Estados Unidos no tiene que ver tanto con el secreto como con la heroicidad. En Estados Unidos no puede haber víctimas, hay héroes.

GB: ¿Cómo es el recorrido de Putin del mundo del espionaje a convertirse en el hombre más poderoso de Rusia? ¿Cuánto tiempo pasa entre esos sucesos?

HP: Él estaba en Alemania cuando cae el Muro de Berlín. Ahí regresa a San Pertersburgo, él es abogado. Es un tipo formado, que habla otros idiomas. Cuando él vuelve, vuelve a la Universidad de San Petersburgo y tenía un puesto importante ahí. De ahí salta a la alcaldía de San Petersburgo, al cargo de vicealcalde, que es el que manejaba el comercio internacional. Él puede parecer un rústico, pero no es solo eso. Puede parecer un nacionalista, pero no es solo eso. Tenía contacto con Europa por el comercio internacional, recordemos que San Petersburgo es la ciudad rusa más vinculada con Europa. Es la ciudad más occidental. A partir de ahí él crece en la alcaldía, la ciudad se abre mucho al comercio y al capitalismo. Lo que no queda del todo claro es cómo llega al entorno de Yeltsin. Se convierte en su Primer Ministro, se convierte en presidente cuando Yeltsin renuncia y en presidente elegido en marzo del 2000. Arranca esa campaña fenomenal donde los servicios de inteligencia pasan a ocupar lugares de estratégicos en la parte política del gobierno.

 

GB: Hay una evolución de él de parecer casi un instagramer a ser un tipo mucho más discreto.

HP: Esa idea la comparto. Si vos mirás las fotos del último cumpleaños parece más un presidente norteamericano en Cape Cod que lo que veíamos de él con los tigres de bengala. Creo que tiene que ver con la edad y con la idea del estadista, en el sentido de que es un tipo que hace 20 años conduce un país como Rusia que fue Imperio, que fue la Unión Soviética, que conduce como conduce y que además inició un modelo de liderazgo que si ves hoy lo que es Trump y lo que es Bolsonaro, Vladimir Putin parece un tipo refinado. No sé cuánto tiene que ver con el aprendizaje en el poder. Les recomiendo que vean la serie de entrevistas de Oliver Stone, que nos permite ver a Putin en acción, lo podemos escuchar, lo podemos ver moverse. Son varios años en donde podemos escucharlo y verlo. Es muy impresionante el cambio porque él aprendió a sentirse seguro y aprendió a contestar sin pasarse de rosca. Es muy interesante ver lo que cambió y cómo la historia te trae los problemas por donde menos lo imaginás, porque posiblemente el coronavirus se lo cargue.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...