Entrevistas

Hernán Moyano: “La radio es un lugar de disfrute total”

En el mes aniversario de Radio Cantilo, el conductor de El Pacto Copérnico nos habló de su amor por el cine y de su trabajo en familia.

Exclusivo web
Hernán Moyano: “La radio es un lugar de disfrute total” - Radio Cantilo

jueves 18 Jul, 2019

Hay pasiones que se heredan. En algunas ocasiones se trata del deporte, en otras de la profesión o de la música. Pero el caso de Hernán fue diferente: el legado de su papá llegó de la mano del cine. Durante su infancia, recuerda, pasaban juntos largas horas frente a la pantalla viendo todo tipo de películas y de ciclos televisivos que luego devinieron en clásicos. “Mi viejo es enfermo del cine, es peor que yo”, cuenta risueño.

Esa pasión lo llevó a dar sus primeros pasos en el mundo del cine con apenas 16 años, cuando todavía cursaba en una secundaria de la ciudad de La Plata. El hermano de uno de sus compañeros trabajaba en Canal 13 y había decidido abrir su propia productora. Como sabían que Hernán era un fanático del séptimo arte, lo invitaron a hacer meritorios en Capital Federal. Viajaba todos los días en tren y allí fue donde comenzó a formarse en eso que tanto que le gustaba.  Por supuesto, al momento de elegir una carrera un tiempo después no tuvo dudas al respecto y se anotó en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Nacional de La Plata para estudiar cine.

Y fue allí, sumergido en la vida universitaria, cuando empezó a acercarse a la radio. “Un compañero hacía un programa en Radio Universidad, que se llamaba ‘Días de cine’. Iba los domingos al mediodía y me invitaron para charlar de cine. Yo tenía una sección que se llamaba ‘El amo de los cabezales’, y recomendaba películas que salían en video. Estuvimos dos años y ahí me encantó la radio”, relata.

Con el paso del tiempo, y después de haber hecho columnas de cine en diferentes radios de la ciudad, decidió que era momento de tener su propio programa. Pero no solo eso: decidió, también, que quería hacerlo con su familia. “Durante toda mi carrera lo que intenté siempre fue acercar a mi viejo a todo lo que él no había podido vivir. Que él vaya a ver una película donde esté su nombre en la pantalla, a las fiestas de cine, eventos, festivales. A todos lados donde yo lo pueda llevar, él va. Esto era lo mismo: quería hacer un programa en una radio donde me dejen que mi viejo se siente a charlar conmigo. Y hacerlo con mi hermana que a ella también le gustaba la radio, dice con seguridad.

El Pacto Copérnico ya llevaba más de una temporada en el aire platense cuando Hernán se enteró, en julio de 2016, que una nueva radio estaba tomando forma en su ciudad natal. La idea de trabajar en City Bell, en un medio que estaba dando sus primeros pasos, le resultaba más que atractiva. Así que hizo una de las cosas que mejor sabe hacer: tomó la iniciativa. Envió un mensaje a la fanpage de Radio Cantilo y logró acordar una reunión con el entonces director. Y sin rodeos le dijo: “yo no voy  a hacer un programa típico, no voy a hablar de estrenos. Lo voy a hacer con mi familia, voy a hablar de películas rarísimas. No quiero ser yo el centro, no quiero decirle a la gente cómo hacer cine”.

Apenas una semana después de ese encuentro, El Pacto Copérnico se emitió por primera vez en Radio Cantilo. Desde entonces, Hernán siente que no podría estar en otro lugar. Y eso es lo que más le gusta: “no lo podría hacer en otro lado porque me pedirían que hable de los estrenos, habría canjes con las distribuidoras y yo tendría que vender películas que a mí  no me interesan, tendría que hablar bien del cine que a mí hoy no me mueve. Esa es la parte que a mí me divierte del programa”. Esa libertad de acción y el placer de poder compartir su gran pasión lo llevan día a día a acercarse más a su público. Pero también lo ayudan a crecer y a aprender un oficio que, aunque no reconoce como propio, abraza y respeta como pocos.

La radio en la vida de Hernán se transformó en un medio que le permitió poder llegar, de la mano de su gran pasión, a interpelar y a acercar a otros al cine. Y, al mismo tiempo, en un lugar de contención, de formación, de encuentro constante con su familia y sus amigos: “para mí es una escuela, es un refugio. Mi vida es 100% cine. Veinticuatro horas de cine, de lunes a lunes. Lo disfruto mucho al cine, en todas sus formas. Y necesito canalizar por algún lado esa pasión. La radio es un lugar de disfrute total”.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...