Entrevistas

Gonzalo Heredia: “Si yo pudiera leer 12 horas por día sería muy feliz”

No te pierdas esta charla única con el escritor, actor y lector en Una Clínica de Todo.

Gonzalo Heredia: “Si yo pudiera leer 12 horas por día sería muy feliz” - Radio Cantilo

miércoles 25 Sep, 2019

GH: ¿Cuándo empezaste a actuar y cuándo a escribir?

FP: Si tengo que revolver en la baulera de los recuerdos, me acuerdo que de chico, como a los 10, 11, mi papá me decía que si él me tocaba yo fingía una súper caída y él me decía “que actorazo”. En el mundo real, a los 14 me metí en una casa de familia en una escuela de teatro, y los cuatro eran actores. Yo fui porque quería estudiar, y ahí empecé a sentir el magnetismo y de sentir que era mi lugar en el mundo. La escritura también, siempre escribí, pero siempre está eso. Era muy honesto, muy visceral, porque lo hacía desde el lugar del encierro, de querer irte, y eso fue a los 13, 14, por ahí.

Si, hay paralelismos en cualquier punto en el que te pares. No dejan de ser dos formas de expresarse, y creo que cualquier expresión artística tiene cosas que se tocan. Sobre todo de la concepción del mundo que nos rodea somos “artistas” porque tenemos una visión del mundo único e irrepetible, y como expresamos eso es lo que no hace artistas.

 

GH: ¿La construcción de los personajes cuando actuás, hay mucho del mundo interior y la forma en lo que uno lo trae, hay mucho dado por el texto y pedido por el director, pero está en uno apropiarse y darle forma?

FP: Nosotras trabajamos con sentimientos. Uno se tiene a uno mismo como ejemplo y experiencia. Yo puedo darle al personaje más o menos pero siempre partiendo de mi, de uno. Siempre se parte de uno, y tiene su cuerpo, su voz, sus manos, más allá de que te puedas disfrazar y poner cosas, creo que siempre se parte de uno. La construcción es siempre la misma. En la televisión quizás al trabajar con cierta precisión donde se va a ver un plano detalle o abierto se trabaja para eso, la construcción es diferente. La cámara son los ojos de los lectores en este caso, es ese recorte. Nosotros estamos al servicio de, capaz que tenes que actuar con un dedo meñique en un plano. Los actores siempre queremos poner mucho, pero no es tan necesario. Eso de que menos es verdad, a veces es verdad. En teatro es un encuentro. Se construye una atmósfera de aquí y ahora con espectadores actores y actrices, pero es eso. Y esa atmósfera tiene que ser orgánica, algo que se pueda palpar. Soy muy afín de que el teatro es una experiencia. Me gusta más vivirlo como espectador que construírlo actoralmente.

 

FP: ¿Es cierto que se siente la energía del público?

GH: Si, es único eso. Uno en su cotidiano no tiene siempre la misma energía, incluso cambia de una hora a otra. Imaginate todo eso potenciado por 500 o mil espectadores. La energía nunca es la misma ni la que tenemos arriba en el escenario, porque también venimos de la vida real, y a veces sale bien, a veces normal, y a veces increíble, y no sabés qué pasó.

 

FP: ¿Tragedia o comedia?

GH: Ultimamente, por los peronajes que he hecho, tragedia. Pero estoy un poco en esto de reírme de uno mismo. Me gusta mucho la gente que se ríe de sí misma. La solemnidad me aburre mucho.

Dale Play a la entrevista completa:

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...