Entrevistas

Falopapas: entre el arte urbano y la diversidad

Si te perdiste la última edición de Una Clínica de Todo, dale Play a la charla con uno de los artistas callejeros más reconocidos de la ciudad de La Plata.

Falopapas: entre el arte urbano y la diversidad - Radio Cantilo

miércoles 29 May, 2019

El artista urbano Agusto Turallas, (conocido como Falopapas) comenzó a llenar las paredes de arte en algunos barrios de La Plata desde chico: “somos una generación que se crió callejeando. El espacio urbano fue un espacio común de circulación porque era el lugar de juego con amigos y eso siempre estuvo en las plazas del barrio, en la calle. Son los mismos lugares donde después fue pasando el arte urbano”.

Chaiqui: ¿Te acordás cuándo fue tu acercamiento con el arte urbano?

Falopapas: Siempre me pareció que estaba bueno. En la plaza hemos tenido acercamientos con aerosol y alguna cosa vandálica, pero un roce nomás. Después en la Facultad de Bellas Artes tuve un semestre de pintura y más avanzada la carrera me metí más con stencils y alguna otra cosa. Después de terminar la carrera lo empecé a trabajar como un campo de expresión y desde lo laboral, para poder pensarlo como una profesión. Eso es importante para los artistas, músicos. Una banda que puede ganar plata puede comprar mejores instrumentos, ir mejorando. Es importante también.

Facundo Patronelli: Se me vino a la cabeza el trabajo que hiciste en Brooklyn. ¿Cómo fue?

Falopapas: La movida sale por un pibe que es arquitecto que trabaja en La Plata, es un capo. A él lo convocan unos arquitectos de Nueva York, por una empresa de unos judíos ortodoxos que tienen unos edificios por toda la ciudad, y desde la constructora le plantean la idea de una intervención con una propuesta determinada. Ahí se juntó conmigo, empezamos a cranear alguna idea. Nos tomó un tiempo, porque fuimos enviando bocetos hasta que quedó algo muy interesante. Nos avisaron que teníamos que estar en quince días. Fuimos, hicimos un montón de cursos para usar andamios, y fue lindo. Laburamos con gente que trabajaba ahí, con un horario determinado. Eras un obrero más.

El barrio es más al sur, no está tan explotado, y tiene un eclecticismo increíble entre jamaiquinos y judíos que están en otro plan. Y ahora está en el medio ese edificio con la obra, y la lectura se va modificando a medida que te vas acercando. El trabajo fue planteado tres meses antes, con un project manager y el dueño de la constructora, fuimos hablando y negociando cosas. A ellos les parecía que el edificio tenía que hablar del barrio, del mix cultural y las movidas que pasan donde hay mezclas culturales grandes, pero para nosotros era difícil hablar de un barrio que no conocés. Ahí el project manager nos muestra una tapa del New Yorker con un judío ortodoxo y uno hippster, lo que mostraba la diversidad cultural. Entonces partimos desde ahí con una idea de figuraciones, y teníamos que jugar con las ventanas y los huecos del edificio, lo que llevó todo un trabajo compositivo.

No te pierdas la entrevista completa y disfrutá de la canción que Falopapas eligió para el día de su funeral.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...