Entrevistas

“El Estado mueve un gran aparato para perseguir a consumidores de marihuana”

Sebastián Basalo, director de la revista THC, habló sobre del proyecto ley para regular el cannabis medicinal, además del reclamo social para que se despenalice la tenencia para consumo personal. ¿Estamos avanzando hacia una sociedad sin prejuicios?

“El Estado mueve un gran aparato para perseguir a consumidores de marihuana” - Radio Cantilo

jueves 23 Mar, 2017

 

Mendoza se transformó en la primera provincia en contar con una Clínica de Cannabis Medicinal, un centro de consulta y consejería para familias que utilizan la marihuana como herramienta para la salud. La noticia reavivó el debate acerca de la despenalización de la tenencia y el consumo personal, la lucha contra el narcotráfico y el rol del Estado ante el reclamo social para ajustar las leyes a la cultura del siglo XXI.

En ese sentido la revista THC ha sido desde el comienzo de su publicación, allá por el año 2006, el medio referente de la cultura cannábica pero también el impulsor del debate acerca de las propiedades curativas que tiene la utilización de la marihuana como medicina.

“Es muy importante que en Argentina haya un debate en cuanto al uso medicinal de la planta de Cannabis, en base a la discusión social que ha despertado los casos de madres con niños con epilepsia que se lo dan a sus hijos, rompiendo dos tabúes: el del uso medicinal del cannabis y también el uso por parte de niños”, remarcó Basalo.

Es muy importante que en Argentina haya un debate sobre el uso medicinal del Cannabis
 

“Hasta hace 10 años, cuando salimos con la revista, se decía que la marihuana era una droga producida por un ogro en una cueva abandonada y enviada por aviones a nuestro país para matar a nuestra juventud. Pasar de eso a que la marihuana puede ser consumida por un niño y que se diga que no solo la consume, sino que hace bien, es un cambio radical”, agregó.

La revolución social que se generó a partir de este debate llegó hasta la mesa de los más impensados como es el caso de Mirtha Legrand. La señora modificó aquél discurso que sostenía que la marihuana era la puerta de inicio a las drogas, a ser ella misma quien describa las propiedades medicinales del cogollo y los beneficios que les trae a los niños con patologías como epilepsias o autismo. “Es una puerta que se abre para poder discutir más cosas”, afirmó el periodista.

“Hoy en día hay un montón de personas que, por suerte, en base a un debate que dieron las madres de los chicos que lo necesitan, el año pasado se enteraron de algo que nosotros venimos diciendo hace mucho tiempo”, subrayó Basalo. “El cannabis tiene usos medicinales muy importantes y comprobadísimos. Hay un montón de gente que se lo estaá perdiendo, que tienen enfermedades muy graves. Esto les permitiría tener una calidad de vida más digna, que lamentablemente no están pudiendo acceder al tratamiento adecuado”, añadió.

A partir del debate de las madres la gente se enteró de algo que veníamos diciendo desde hace mucho tiempo
 

Acerca del proyecto de ley que comenzará a tratarse en las próximas semanas, Basalo considera que si bien se trata de un gran paso, es el principio de un debate mucho más amplio. “Que el Estado reconozca las propiedades medicinales es un gran paso”, puntualizó.

Al respecto consideró que “el ministerio de Seguridad propuso una ley de cannabis medicinal muy mala, que genera inconvenientes en cuanto a la producción estatal del cannabis, el aceite, cultivo y grajeas, entre otros productos. Los cultivadores tendrían que enfrentarse a un artículo muy confuso, que generará muchas dudas”, manifestó

Además, aseguró que “en general hay que avanzar con la regularización del cannabis, más allá de lo medicinal. En Uruguay hoy está regulado. Decidieron avanzar un poco más, terminaron con el narcotráfico y regularizaron el acceso. Es el segundo paso luego de descriminalizar el consumo y la tenencia. Ofrecen a los usuarios de Cannabis tres vías para acceder a esa marihuana que hasta hacía tres décadas podía hacer que terminaran presos”.

Y completó, “en Argentina estamos mucho más retrasados en esto. En nuestro país hay más de 12 mil jóvenes criminalizados por año, detenidos por tener marihuana para consumo personal. El Estado argentino destina un aparato enorme y tiene un alto costo para perseguir a consumidores y además viola los derechos humanos de un montón de personas”.

“Acá reclamamos que se deje de criminalizar a las personas que tienen marihuana para su propio consumo. Lamentablemente no hay en este momento en el Congreso la menor intención de discutir esto”, concluyó.

 

LEETE TAMBIÉN...