×

Bajo el Radar

Entre lo humano y salvaje: arte, estética y concepto de “Tres Puntos Suspensivos”, el nuevo EP de Wos

En esta nota, un repaso por el proceso creativo de su portada y el videoclip que acompaña este lanzamiento.

Exclusivo web
Entre lo humano y salvaje: arte, estética y concepto de “Tres Puntos Suspensivos”, el nuevo EP de Wos - Radio Cantilo

miércoles 27 May, 2020

No es Dios y no puede serlo. En “Algo del Vacío”, Wos es claro como el agua de los ríos en cuarentena y cierra su último EP Tres Puntos Supensivos demostrando madurez y determinación. Pero no son las únicas sensaciones que emanan del artista en el encierro. “Cuando decodificamos lo que le generaba a Valentín cada uno de los temas, nos dimos cuenta que el EP pasaba por cuatro estados de ánimo: la introspección, el amor, la euforia y la elevación espiritual o autorealización, cuenta el director Kevin Zeta. Junto a la productora The Movement y el artista visual N4rf, trabajó en la dirección y producción del videoclip que acompaña al álbum en plataformas digitales.

Zeta cuenta que lo armaron por reuniones de zoom con todo el equipo -Wos incluido- y decidieron comenzar pensando cómo materializar la simbología que expulsaba cada una de las canciones: Wos nos dijo que el álbum refleja una etapa más madura, profunda e introspectiva. Desciframos juntos qué sentido le podíamos dar a las letras y desde un lado más abstracto o surrealista intentamos hacer carne este proyecto, darle un poco de vida”. La construcción fue en conjunto y la idea siempre fue generar una historia o un cuento que sea verosímil dentro del surrealismo que se plantea en el video.

 

“Comparto el espacio con otros artistas. Es un mundo lindo y propicio para la generación de nuevas ideas, poder estar rodeado de artistas de vanguardia y compartir ideas y opiniones para crecer juntos”, afirma Zeta. Y con respecto al videoclip de Tres Puntos Suspensivos agrega: “Partiendo de la premisa de los cuatro estadíos de la mente, lo que hicimos fue llevarlo a un ciclo de vida, desde la gestación o su nacimiento al punto máximo de autorealización. Cada sentimiento representa un avatar distinto alrededor del video y así como en la vida humana los sentimientos van cambiando, mutando creciendo o aprendiendo a los palos, acá también se llega a un punto final en el que se encuentra la elevación.

Esta idea suena a poética y el resultado final tiene que ver con la lírica de Valentín Oliva. Javier Fracchia fue el encargado de masterizar el EP y asegura que “el sonido del disco es muy distinto a Caravana, que siempre va a ser especial por todo lo que significa, pero esto es un nuevo escalón. Tiene otras texturas, matices, otros audios, otro encare y enfoque. Las letras son increíbles, oscuras. Siento que es un material más rico, por los arreglos, los planos… son un montón de cosas: dos chicos encerrados en cuarentena que necesitaban expresarse y les salió a través de la música. Eso se refleja en todos los aspectos.

Según Zeta, en “Ojeras Negras”, la canción que abre el material,decidieron relacionarla con la gestación de una vida artificial. Si fuéramos profesores y tuviésemos que enseñarle a una vida artificial cómo es el mundo, le mostraríamos esta inserción de códigos, imágenes y figuras que vemos en la cotidianidad a través de un código de programación. Por eso los números que aparecen en las figuras sobre los primeros tres minutos del clip. “Con respecto a la segunda canción ‘Alma Dinamita’, tiene que ver con hacer carne. Este cúmulo de algoritmos tiene que ver con empezar a sentirse vivo, agrega el director.

 

En “40”, la referencia a la pandemia mundial por el Covid-19 y su consecuente encierro son directas. “Es el encierro, la euforia y los golpes de la vida en este camino hacia el aprendizaje y la realización”, explica Zeta. Y por último, manifiesta que en “Algo del Vacío”, se intenta descifrar el “trayecto de un ser que aprendió y que está cada vez más cerca de este punto de madurez espiritual, de estar un poquito más cerca del cielo”.

El arte de tapa

“La idea de la portada surge conjuntamente y es algo que venimos pensando con Valen hace mucho tiempo, afirma Toni Ramírez. El diseñador y artista dibuja desde siempre y se conoce con Wos desde los 8 años. “Siempre se sintió muy identificado con los dibujos que yo hago. Siempre hice estos seres un poco humanos y monstruosos. Él encuentra representación en este monstruo, hace mucho que teníamos la idea de hacer este ser, agrega. En este caso, la idea central fue llevar la música de Oliva a un plano más fantasioso.

Toni es parte de Grupo Vampiro, el proyecto de diseño que tiene con Franco Lifschitz y León Villarroel, y que se encargó de trabajar en la tapa de Tres Puntos Suspensivos. “Valen me pasó el EP cuando lo terminaron de grabar, lo escuché en loop unas veinte veces y me puse a dibujar. Cuando lo haces, la música te genera una atmósfera. Al mismo tiempo, conceptualizamos las ideas que para nosotros son importantes dentro de la letra. Hay mucho esfuerzo en que la imagen pueda tener relación con el sonido. Definitivamente, es todo lo que está dicho en las letras”.

 

“Mientras iba dibujando, Toni me iba mostrando el proceso para ver cómo iba la idea general. Ahí nos pusimos a conceptualizar y lo que buscábamos era redondear esta idea del vacío y el vértigo a través de la imagen. Por eso el blanco es el vacío y las otras referencias tienen que ver con temas con el existencialismo y la muerte”, define el artista y diseñador Franco Lifschitz. Con Ramírez se dieron cuenta de que el título ayudaba al concepto y que la mejor idea era arrinconarlo de alguna manera, dejarlo pequeño y que la imagen sea lo central. “Ese vacío que se ve abajo es lo que termina cerrar la idea”, aclara.

En cuanto a la técnica, Toni trabajó a mano varios días. “Después lo pasamos a computadora, lo escaneamos, le hicimos algunos toques y algo de color a los tonos medios para darle una onda. Elegimos ese color porque suele asociarse a cuestiones como la mente y demás. A lo profundo también, de alguna manera tiene que ver con la psicología del color”, dice Lifschitz. Para finalizar, Ramírez define a la figura que aparece en la portada como “una criatura inspirada en cierta familia de los primates, de hábitos nocturnos. Tiene unos ojos enormes para absorber toda la luz posible, poder cazar y hacer su vida de noche. Esta característica nos interesó, lo muestra introvertido, hasta más vulnerable que peligroso. Sale a la noche aterrorizado, con una fuerte relación con la luna, ya que es su sol. Al mismo tiempo, tiene una cuota importante de humano. Con Valen hablamos mucho de esa relación, entre lo humano y lo salvaje. Al fin y al cabo, todo lo que está expresado son dilemas y cuestiones propias de la conciencia humana.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...