Entrevistas

Diego Rojas eligió la música para su funeral

En la última edición de Una Clínica de Todo, Flavia Pittella charló mano a mano con el periodista sobre el periodismo cultural, el trabajo del investigador, Chernobyl y mucho más.

Diego Rojas eligió la música para su funeral - Radio Cantilo

lunes 17 Jun, 2019

Flavia Pittella: ¿Vos le tenes miedo a la muerte?

Diego Rojas: No, no en verdad. Todos le tenemos miedo, pero algunos más. Yo en general no.

FP: ¿Pensás en la muerte?

DR: No mucho. Este año estuve con un problema de salud y estuve internado un tiempo y me decía “bueno, mirá si me muero”. Pero se solucionó. Y bueno, la enfermedad, internación, te confronta con esa posibilidad. Un chico del piso que me lo cruzaba por ahí, de repente no estuvo más. Había muerto. Y bueno, es una posibilidad. Yo soy un materialista ateo, por lo que todos vamos a morir, el apocalipsis va a llegar y todo se trata sobre cómo vamos a transcurrir en esta tierra.

FP: Encontraste en la escritura o en tu trabajo como periodista e investigador una gran participación en la tierra, ¿cómo te ves vos en ese sentido?

DR: El periodismo no me sale mal y el de investigación me apasiona. Y el periodismo cultural, claro.

FP: Pensaba en tu importante aporte con el libro que sirvió para esclarecer el asesinato de Mariano Ferreyra

DR: Bueno, yo hacía periodismo cultural y cuando pasó lo de Mariano me impactó. Propuse el nombre del título y ayudar a esclarecer lo más posible qué había pasado. Lo gratificante fue que por ahí podía buscar otro tipo de fuentes. Finalmente, aunque en menor medida, el libro fue un aporte para terminar de condenar a Pedraza.

FP: ¿Cual es el rol del periodista cultural?

DR: La divulgación de eventos culturales con una mirada lateral, pensar un poco en las lecturas y aportes a la cultura. Yo pienso que la cultura es una emanación muy fuerte de la vida social. Uno puede pensar en muchos caminos sociales viendo ciertos consumos. Por ejemplo la serie Chernobyl, que ha sido muy elogiada. Frente al discurso de los yankees, soviéticos y demás, se complejizaba la búsqueda de la verdad. Por eso en la nota que hice se me ocurrió buscar gente que cuente sus experiencias. Di con una poeta de Bielorrusia, que cuenta cosas maravillosas del cotidiano, como la historia de un chico que llevaba una manzana gigante a la escuela y amenazaba a todos diciendo que era una manzana de Chernobyl. Un poco es eso, ¿no? Permitirnos pensar hechos culturales de un modo “lateral” para ingresar a ese hecho por distintas vías.

 

Dale Play a la entrevista completa y reviví el paso de Diego Rojas por Radio Cantilo.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...