×

Entrevistas

Dante Spinetta: “Yo no encajo en la batea”

Su padre, sus influencias, su música y lo que se viene. Sobre eso y más charlaron Dante y Corina González Tejedor en la noche de Radio Cantilo.

Dante Spinetta: “Yo no encajo en la batea” - Radio Cantilo

lunes 06 Jul, 2020

Cuando Dante Spinetta y Emmanuel Horvilleur irrumpieron a comienzos de los 90 con Fabrico Cuero, el disco debut de Illya Kuryaki and the Valderramas, la escena musical argentina no estaba preparada para su fusión de funk, hip hop, rock y otro puñado de sonidos urbanos y latinos. “Pasaron un par de años desde que nos puteaban y conquistamos América entera. Yo estaba en New York cuando había salido Chaco y de golpe veo pasar unos puertorriqueños escuchando ‘Abarajame’ en el auto y dije ‘bueno, estamos siendo parte de esta cultura’. Ser parte de algo y hacerlo propio es hacerlo”, contó el cantante en el aire de Allá Voy. “Hay una cultura que mucha gente dejó pasar, pero hay gente que vivimos esa cultura y que somos parte de esa cultura latinoamericana”, agregó.

Criado entre íconos del rock argentino junto a su padre y en un hogar en el que se respiraba música, su fascinación con el ritmo comenzó en su infancia, cuando se acercó a la batería en paralelo a lo que Luis Alberto intentaba enseñarle con la guitarra. “Mi viejo me mostraba cosas con la viola. Me llevaba con él a los ensayos, pero la guitarra me hinchaba un poco las pelotas. Pero siempre me mostraba, me ponía Hendrix, Santana. Hablábamos mucho de violeros. Y cuando tenia 15, en esas escuchas de Hendrix, algo me pasó que lo escuché diferente. Cuando pasó eso flashé con la guitarra. No me importaba nada más. Los músicos que más me gustaban eran héroes guitarrísticos”, relató.

Con el paso de los años, a pesar del trabajo incansable que significó ganarse un lugar en la escena musical de la mano de sus composiciones, Dante encontró su lugar y se transformó en un referente de lo urbano y de la fusión. “La gente cada vez me va aceptando más como el personaje mestizo que soy artísticamente. Es parte de lo que soy, es parte de mi cultura que tiene que ver con una mezcla de cosas sofisticadas y cosas de la calle. Me hubiese sido más fácil hacer rock o hacer rap, no mezclar, porque yo no encajo en la batea”, sentenció y añadió que “la estructura artística limita. ¿Cómo le vas a poner límite a algo que no tiene que tener límite? La música no es un cuadro. La búsqueda de pertenencia atenta contra la creatividad, hay que ser uno”.

No te pierdas la charla completa en la que pasearon por anécdotas personales, profesionales y el futuro. Dale play y reviví el encuentro en el aire de Radio Cantilo.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...