×

Entrevistas

DALE: Escuchá el “homenaje en vida” a Sergio Ch

El último episodio del programa conducido por Gustavo Olmedo repasó toda la obra artística del músico.

DALE: Escuchá el “homenaje en vida” a Sergio Ch - Radio Cantilo

lunes 11 May, 2020

 

Gustavo Olmedo: ¿Qué te parece este homenaje en vida?

Sergio CH: Si me das un minuto quiero agradecer a todos los músicos que dejaron sus testimonios. Desde el año 94′, cuando fue el primer show en vivo de Los Natas, tuve la inmensa suerte de ir conociendo a todas estas hermosas personas, todos increíbles músicos. Gracias a ellos fue la situación en la que pude plasmar toda mi locura musical. Me considero un gran afortunado por haber tenido músicos de la re concha de la lora al lado mío tocando. Si te pones a ver los bateristas con los que toqué… los considero los mejores de Argentina. Se me fueron presentando en la vida.

 

GO: Hay algunas cuestiones que se repiten en los audios. Por ejemplo, la tenacidad. Que siempre vas para adelante haciendo, probando e intentando. Y es una virtud eso. Por el otro lado, tu forma de encarar la música y de tocar la guitarra. 

SCH: Sí, eso te digo que no es algo que se aprende. Es algo que te toca o no te toca. Por ejemplo, con la guitarra, el primer día que la enchufé con un pedal de distorsión a los 18 años ya estaba el peso de la mano. Agarro una criolla y son las 8 notas que sé tocar. En el caso de las voces, le tuve que dar una vuelta de tuerca, tuve que aprender a cantar. El primer disco en el que empecé a cantar de verdad fue “El Nuevo Orden de la Libertad”. Hubo mucha gente que me fue empujando a llevar la vara más arriba. Gabo Ferro, por ejemplo, fue otro que mejoró mucho mis voces. 

 

GO: Hace poco Walter contó sobre esa zapada instantánea tocando temas de Los Natas.

SCH: Sí, fue el año pasado que se casó nuestro gran amigo Patricio Claypole. Nos pidió como regalo que toquemos algunos temas para la celebración. Sin ensayar, sin nada. Nos encontramos esa tarde y lo hicimos. No llevamos nada, yo simplemente fui con una guitarra y dos pedales. Enchufamos y tocamos una hora como si no hubiera pasado el tiempo. La gente estaba explotada.

 

GO: No hubo otro encuentro y no flashearon en hacer nada. Hablando con ustedes, nunca termino de entender por qué no tocan juntos. 

SCH: Yo tampoco lo entiendo, Gustavo. Somos dos. Justamente lo que estoy trabajando acerca de muchas cosas que no entiendo, sobre todo del lado humano, es que llega un momento en el que uno, por más que se ponga en buscador de una respuesta, no la encuentra. Entonces yo opto por el segundo paso, que es la aceptación. Por un lado acepto lo que le pasó a la otra persona conmigo, por más que no lo entienda. Y en segundo lugar acepto lo que me pasa a mí. Si esa traba me produce dolor, culpa o impotencia. Estoy más del lado de aceptar que de entender. Ya pasé por esa etapa.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...