Entrevistas

“Cumbio”, la primera influencer de Argentina

Agustina Vivero trascendió a cierto lugar de reconocimiento con el uso del fotolog y se convirtió en la primera persona que se hizo famosa a través de internet en el país. Escuchá la entrevista que le hicieron en "El Beat".

“Cumbio”, la primera influencer de Argentina - Radio Cantilo

lunes 02 Dic, 2019

 

Cuchi Calderón: Recién leíamos en tu perfil lo de “primera influencer de la Argentina”.

Cumbio: Eso fue porque cuando pasó todo lo de Cumbio el New York Times vino a entrevistarme por ser la primera persona que traspasaba la pantalla. En esa época no se usaba la palabra influencer. Hace dos años me entregaron el premio Martín Fierro Digital a la primera influencer del país y ahí quedó.

 

CC: Cuando estabas atravesando este reconocimiento con el fotolog, ¿te dabas cuenta lo que estaba sucediendo?

C: Fue un juego que se desbordó y se fue de las manos. De hecho, tampoco supe aprovechar al máximo. Me estaba divirtiendo y en esa época no se podía vivir de eso. Ahora un influencer puede monetizarlo.

 

Facundo Díaz: En eso de ser la primera de hacer experiencias que luego fueron encontrando nuevos procesos, ¿en qué momento encontraste que te querías dedicar a los medios?

C: Desde que yo era chica estaba obsesionada con internet. De hecho yo venía de una familia muy humilde y tener mi primera computadora fue muy difícil. Siempre fue una meta formar parte de la comunicación digital y entenderla. Cuando pasó lo de los floggers, pensé que tenía que ver con que quería ser periodista. Pero después también me di cuenta que lo que me interesa es el marketing digital. En el medio estudié periodismo, cine y televisión y cursos de cosas relacionadas a todo esto. 

 

CC: ¿Encontrás algo malo en esta nueva camada de influencers? 

C: No, no le veo nada malo. Internet nos abrió el juego a muchos. Tal vez no estaría haciendo lo que me gusta si no existiese. Posiblemente estaría trabajando de algo que no me copa tanto. Internet me salvó la vida. Ahora no es famoso sólo el de la tele o el familiar de alguien, todos tenemos las posibilidades de llegar. 

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...