Entrevistas

¿Cómo hizo Lea Zavatti para convertirse en “El Perro Bipolar”?

En esta entrevista, Lea Zavatti habló con el hombre que lo introdujo al mundo de la radio. Escuchá:

¿Cómo hizo Lea Zavatti para convertirse en “El Perro Bipolar”? - Radio Cantilo

miércoles 28 Ago, 2019

 

Lea Zavatti: ¿Qué te pasa a vos con la radio?

 

Juan José Rodríguez: A mí la radio me alimenta, me llena de energía y hasta el día de hoy sigo haciendo programas. En las épocas que vos arrancaste, las que nombrás, uno tenía un referente y este era un tipo que a través de su experiencia te transmitía un montón de cosas. Uno termina recibiendo energía de un maestro, esto me pasaba a mí con Badía o con otras radios AM. Haber vivido esa época, sin renegar de la actual, fue mágico. Es un juego para mí. Cuando voy a la radio y hay buena energía la pasas genial. Cuando dejas de divertirte mucha magia no tiene.

 

LZ: ¿Qué recuerdo tenés de un Lea Zavatti de 18 años?

 

JJR: Fue época mágica. El recuerdo de Lea Z, como te bautizamos, es la voz de trueno. El registro peronil agudo. Cuando abriste la boca, con la dicción y la forma de hablar, me sorprendí. El recuerdo es de un tipo apasionado por el laburo, hay muchos que les gusta hacer algo, pero apasionar es otra cosa. La gente estaba obligada , porque imaginate que en Punta Alta y con la única emisora era así. Poníamos canciones impensadas, que eran furor en Europa. Siendo la única opción llegamos al oído de muchos, y terminamos influenciando a un montón de gente. Nos divertíamos mucho.

 

LZ: Mi peor recuerdo de nuestra unión radial tiene que ver con una anécdota. Me invitaste a comprar discos a Capital. Recién se abría el Alto Palermo. Yo pensé que íbamos a subirnos a un colectivo, pero cuando llegamos a Bahía Blanca nos subimos al tren. Creo que envejecí como cinco años de vida. Llegamos, bajamos rápido, fuimos a los lugares y nos volvimos en el mismo día. También recuerdo que grabamos muchos casetes de Rock and Pop. 

 

JJR: Lo que pasa es que recordás las cosas gigantes porque veníamos de un pueblo. La magia de comprar los vinilos, viajar a Buenos Aires, ir a los amigos de la música, era una locura. Te soy sincero, para mí fue una época increíble. Deseo mucho que los DJ de ahora puedan hacer lo que hacíamos nosotros. 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...