Entrevistas

Cinta testigo: Max Bidart vio nacer “Aire”

Si el sábado te perdiste El Beat de la Cuestión, estás a tiempo de revivir un buen relato. Dale Play al reproductor y escuchá la historia del día.

Cinta testigo: Max Bidart vio nacer “Aire” - Radio Cantilo

martes 20 Nov, 2018

Max abrió su cinta testigo, que dice más o menos así:

“Poco después que todo hubiera explotado en Argentina, allá por el 2001, nos juntamos a cenar en varias oportunidades con Manuel Moretti (de Estelares), Pipo Mengoechea (uno de sus grandes amigos), y Nacho Bedatou (en ese momento amigo y compañero de aventuras). Nacho, que casi siempre oficiaba de asador, nos había invitado a su casa, y estábamos ansiosos por la llegada de Manuel porque sabíamos que traería material, digamos exclusivo, para escuchar.

Cuando finalmente llega, lo primero que pregunta es si podía usar el equipo doble casettera que nacho tenía en su pared, naturalmente le dijimos que sí y entonces sacó un casette, pero antes de ponerlo nos dijo: “tengo una canción, es media larga, por ahora se llama “Nueva York”, quiero que la escuchen, no sé si puede andar, porque además es bastante testimonial”. Mientras Manuel la describía, yo sólo estaba atento al dedo que iba a poner Play; quería que sonara el primer acorde. Arrancó la canción, en una versión muy cruda pero con una melodía llevadera, y recuerdo especialmente quedar impactado por la frase,  “No hay una sola razón para sufrir,
las cosas siguen su curso como el Rhin, el río no tiene fin, sigue su vida en el mar”.

Para mí ese verso era poesía pura y al final cerraba con una afirmación testigo de un momento: “esto no da para más” que aunque posiblemente hiciera referencia a una decepción amorosa, era imposible en aquel 2001 no linkearla con lo que estaba viviendo el país.
Esa noche todos concordamos con que era una gran canción, pero tal vez era media bajón y larga para ser radiable.
Nos fuimos caminando por el Boulevard de calle 13, charlando sobre el ahogo que estábamos viviendo, la dificultad para vivir de lo que nos gustaba, y esos versos quedaron en mi cabeza toda la noche.

Años mas tarde, recuerdo estar yendo al teatro ND Ateneo, solo en mi auto, con mucha expectativa de lo que sería la presentación oficial, en vivo, del nuevo disco de Estelares: Sistema Nervioso Central.
Lo primero que recuerdo es una escenografía, simple, pero poderosa, una especie de célula, con nervios saliendo de ella, casi con un sol con sus rayos pero negro, detrás luces que hacían un contraste que lograba que solo veas esa gran mancha con el nombre de la banda escrito en el medio.
Recuerdo a la banda sonando muy bien, pero un ambiente tenso al principio, recibiendo nuevas canciones, con muchos invitados, y me acuerdo particularmente que Juanchi Baleirón (productor y ahora nuevo frontman de Pericos), quien fue invitado a tocar uno de los temas, había adelgazado muchísimo para este nuevo rol en su banda, y alguien le gritó “qué flaco que estás Juanchi!” desatando una carcajada en toda la sala e incluso en el mismo escenario, lo cual sirvió para aflojar tensiones y que todo fluyera mas naturalmente.

No sé exactamente en qué orden sonó Aire, pero al escuchar nuevamente aquellos versos escritos desde el fondo, en aquel perverso 2001, sentí que finalmente Manuel había ganado un poco de oxígeno, algo de aire para seguir creando nuevas canciones.

A mediados de 2007, Aire fue elegido contra todo pronóstico para ser corte (pensemos que SNC tenia “Un día perfecto”, “Ella dijo” e incluso la segunda oportunidad del ahora himno estelar “El Corazon sobre Todo “) sin embargo AIRE llegó a ser Número 1 durante dos semanas consecutivas y metió de lleno a Estelares entre las mejores bandas de nuestro rock. luego apareció  “Un dia perfecto”, “Ella dijo” y el resto es historia conocida”.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...