Entrevistas

Attaque 77 vuelve a La Plata

Luciano Scaglione, bajista de la banda, pasó por el aire de Radio Cantilo.

Attaque 77 vuelve a La Plata - Radio Cantilo

jueves 29 Ago, 2019

El viernes 6 de septiembre Attaque 77 desembarcará en La Plata para presentar su último material de estudio, Triángulo de fuerza, en el Teatro Ópera. “El repertorio de Attaque es amplio. Nos cuesta armar una lista de temas hoy, querés meter un tema de cada disco y los temas que no pueden faltar y por ahí un tema nuevo”, contó Luciano Scaglione, bajista del trío.

 

Gallo Bluguermann: A ustedes en una época les pasó de ser el blanco fácil de acusaciones. ¿Cómo se convive con eso?

Luciano Scaglione: Hoy me hace reier. Pero tengo 46 años, creo que a los 22 nos afectaba un poco, nos daba bronca, nos parecía injusto. Es raro. De hecho creo que era más valioso antes, porque antes te puteaban en tu propia cara, hoy hay una cosa muy cobarde de que no sabés quién escribe de dónde, con qué vivencia. La verdad que éramos muy chicos también. Cuando pega “Hacelo por mí”, que se arma algo muy fuerte y Attaque pasa a ser un grupo masivo y conocido en todo el país, los grupos under amigos nuestros se enojaron, no nos dieron más bola. No toleraron esto. ¿Quién no quiere ser músico y vivir de lo que hace?

 

GB: También se parte un poco del resentimiento del “¿por qué a mí no me toca?”

LS: Sí, yo creo que hay mucho de eso porque hay muchísimos músicos talentosos, grupos increíbles que no triunfan a ese nivel de poder vivir de su producto pero que tienen un nivel artístico maravilloso. Por ahí no tienen suerte. Obviamente que el talento, el ejercicio de sentarte a componer y pasar mil horas y frustrarte y pasar por todo ese proceso, que a veces es muy pesado, tiene un valor. Pero sin un poco de suerte nadie llega a ningún lado. Con el talento solo no alcanza.

Cuchi Calderón: Vos decías que Attaque logra una trascendencia. Después de eso, ¿en algún momento pensaste si esto en algún momento no seguía? ¿Te agarró ese temor?

LS: Todo el tiempo. Es acorde y te acompaña los 32 años de carrera. Yo de hecho me puse a estudiar cosas, me hice profesional gastronómico, hice una carrera de chef, una carrera de sommelier, después estudié inglés como loco. Estás atento.

 

GB: ¿Eso fue por interés o por las dudas?

LS: Creo que fue todo. Empezamos a viajar mucho por todo el mundo y a comer, a beber, y a mí me empezó a gustar mucho. Decidí incursionar más científicamente y estudiar, pero ese es mi mambo. Igualmente siempre tenés el fantasma. Cuando se fue Ciro fue un golpe duro. Hoy ya pasaron más de diez años y creo que el grupo tiene una segunda buena vida, pero te lo planteás todo el tiempo. Desde una cuestión humana, donde ya no se puede habitar en un mismo ámbito con determinadas persona, o una cuestión catastrófica, que ya no vendés entradas. Todo puede pasar, siempre. Hay que estar siempre preparado y bancarse la que se venga.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...