Cine y TV

Tres al hilo: adolescentes problemáticos en el cine

En El Pacto Copérnico repasaron tres películas de culto que tienen algo en común. Revivilo en esta nota.

Tres al hilo: adolescentes problemáticos en el cine - Radio Cantilo

martes 07 Ene, 2020

Hay temáticas que se han convertido en caballitos de batalla dentro de Hollywood. Una de ellas ha sido la de jóvenes rebeldes, problemáticos. Algunas con gran éxito comercial, otras devenidas en películas de culto, el séptimo arte ha hecho de los adolescentes unos de sus protagonistas favoritos a la hora de contar historias.

The New Kids (La gran revancha)

Dirigida por Sean Cunningham, el hombre detrás de Martes 13, esta película de terror y suspense llegó a los cines el 18 de enero de 1985 de la mano de Columbia Pictures y protagonizada por Shannon Presby y Lori Loughlin.

The New Kids es la historia de Abby (Lori Loughlin) y Loren (Shannon Presby), dos hermanos que pierden de manera trágica a sus padres. Luego de ese acontecimiento, fueron acogidos por sus tíos, dueños de una gasolinera y un parque de diversiones. Un día irrumpió en la vida de esta familia un hombre llamado Dutra, interpretado por James Spader, que va en busca de gasolina. Allí le pide a Abby salir, pero ella se niega cordialmente. Furioso por la respuesta, Dutra decidió que tenía que matar a la joven y al resto de su círculo íntimo. A partir de ese momento comenzó un juego que se volvió mortal. Ayudados en su lucha por Mark (Eric Stoltz), los hermanos tienen un desenlace con Dutra y sus amigos. Empezando en el baile escolar y finalizando en el parque familiar, Dutra y sus secuaces descubren que Loren y Abby también están dispuestos a jugar.

Cunnigham, al momento del estreno de The New Kids, ya había alcanzado la popularidad gracias a Martes 13, que había llegado a la gran pantalla tres años antes. Pero su carrera había comenzado una década antes con una premisa que marcó su cine: hacer películas baratas y rápidas. Originario de Nueva York, empezó casi al mismo tiempo que Wes Craven, con quien trabajó en más de una ocasión.

Productor y director de obras clásicas del cine de horror, Cunnigham presentó en esta cinta a dos grandes estrellas (Stoltz y Spader) en roles que, especialmente en el caso de Spader, cambiaron la trayectoria de su carrera. Tal fue la importancia para ellos que año a año se reencuentran para verla. Presby, por su parte, abandonó la actuación para dedicarse a la abogacía. Joya de los 80, The New Kids fue comercializada como una película de terror aunque no era estrictamente un film que encajara en ese género.

Class of 1984 (Clase 1984)

La cinta canadiense, dirigida por Mark L. Lester, se estrenó en 1982 y se sitúa en un futuro cercano donde un profesor de música, llamado Andy Morris, se enfrenta a una pandilla de extremistas sin control liderada por Peter Stegman, uno de sus estudiantes. Mientras intenta domar a los adolescentes violentos, uno de sus alumnos se suicida bajo la influencia de las drogas que Stegman les vendía. Lo que el docente pensaba que era solo un conflicto entre jóvenes termina desatando un baño de sangre.

Quizá lo más interesante y lo más triste de esta película es la forma en la que predijo el futuro. Los detectores de metales en las entradas de las escuelas públicas eran una cosa de ciencia ficción en 1982 e incluso hubo quien, en su época, tachó a la película de ridícula. Del mismo modo, un nivel de bullying que llevara a la víctima al suicidio, los estudiantes que amenazaran a sus profesores o el narcomenudeo al interior de las escuelas eran cosas difíciles de creer. De hecho, varias escenas tuvieron que ser reeditadas para evitar la temida clasificación X: para mayores de 21 años, lo que básicamente se convierte en un asesinato comercial de cualquier película en la taquilla de Estados Unidos. El grado de violencia de la cinta era tal que incluso fue prohibida en varios países. En Francia, por ejemplo, causó un gran escándalo y solo se proyectaba para mayores de 18 de años.

Mark L. Lester es un director, guionista y productor de cine estadounidense, conocido sus  películas de culto, entre ellas el musical discográfico Roller Boogie y la película de acción Commando (1985) de Arnold Schwarzenegger. También dirigió y produjo su única comedia, Armados y Peligrosos. Para Class of 1984, Lester se baso en historias reales de violencia escolar que había leído en diarios de la época.

 

El niño que gritó puta

La cinta de Juan José Campanella se estrenó en 1991 y está basada en la historia real de un violento niño que le hacía la vida imposible a su madre. Dan Love, el chico en cuestión, vive con ella y sus dos hermanos y la maltrata psicológicamente a niveles insospechados. La situación, en un punto, se torna insostenible y la mujer no tiene más opción que internarlo en un centro psiquiátrico.

El film fue definido por el propio Campanella como thriller psicológico emocional y aborda la problemática de la enfermedad mental infantil, la soledad del niño y la incomprensión de sí mismo y lo que lo rodea. El niño que gritó puta fue, además, el debut cinematográfico de Adrien Brody, quien dijo que fue una mutación para él y su manera de actuar.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...