Cine y TV

Premios Oscar 2020: todo lo que dejó la gala 92°

La entrega de la Academia de Hollywood tuvo de protagonista al cine sur-coreano, con sorpresas y premios cantados. No te pierdas el repaso de la noche del año para la industria del cine.

Exclusivo web
Premios Oscar 2020: todo lo que dejó la gala 92° - Radio Cantilo

lunes 10 Feb, 2020

El teatro Dolby de Los Ángeles situado en Hollywood Boulevard acogió una nueva edición de los Oscar, la número 92. A la hora pactada el telón se abrió con la telontosísima Janelle Monae,  haciendo “A Beautiful Day in the Neighborhood” de Mr. Rogers, como guiño al film protagonizado por Tom Hanks por el cual estaba nominado como actor de reparto, la primera categoría en anunciarse. Monae invitó a todos a bailar y también a recordar algunas ausencias en las ternas: “Celebramos a las maravillosas mujeres que dirigieron esos filmes”, en una obvia protesta a nula presencia femenina en la categoría de Mejor Dirección.  La cantante estuvo acompañada por el artista Billy Porter, famoso por sus extravagantes looks -que volvió a apostar por un vestido, en este caso lleno de oro-. Juntos interpretaron un clásico de Elton John y pusieron de pie a todas las estrellas presentes.

Algunos ganadores llegaron como favoritos casi indiscutidos, talvez por la racha de triunfos obtenidos en las premiaciones previas, o por su supremacía en relación a los demás ternados.  Uno de ellos fue Brad Pitt, ganador del Oscar a Mejor Actor de reparto por su trabajo como en la nueva apuesta de Tarantino, “Once Upon a Time in Hollywood”. A minutos de haber empezado la gala, Leo di Caprio volvía a sonreír con las bromas de su compañero desde arriba del escenario y llegaba el primer discurso con proclamación política: Me dijeron que solo tenía 45 segundos acá arriba, que es más que lo que el Senado le dio a John Bolton esta semana, dijo el actor, en relación al juicio político contra el presidente Donald Trump. Y agregó: “Si Quentin (Tarantino) hace una película sobre eso, al final los adultos harían lo correcto”.

 

En la terna a Mejor Actriz de reparto, en una fuerte terna compartida con Scarlett Johansen, Florence Pugh, Kathy Bates y Margot Robbie, la actriz galardonada resultó Laura Dern“Algunos dicen que nunca conozcas a tus héroes, pero yo digo que si eres realmente bendecido, tus héroes son tus padres. Lo comparto con mis héroes actores, mis leyendas, Diane Ladd y Bruce Dern”, dijo al recibir el reconocimiento por su personaje en “Story Marriage”. La historia personal de Laura y su madre fue una de las fotos de la noche en redes sociales, en una comparación de 45 años de historia familiar.

En “Marriage Story” Dern personifica a la abogada de Nicole, el personaje de Scarlett Johansson, que se está divorciando de Charlie, interpretado por Adam Driver, en el drama de Noah Baumbach. Este galardón representó uno de los pocos premios que Netflix cosechó.

Moda empoderada

Natalie Portman rompió con el soft clima en la alfombra roja con el vestido del que se habló toda la noche. La actriz escribió los nombres de todas las directoras que no fueron nominadas en la terna a Mejor Dirección (100% masculina), y no pasó desapercibida.

 

El Oscar fue para el verdadero Rocketman

Uno de los grandes ausentes en las ternas fue Taron Egerton, el actor que se puso en la piel de Elton John para interpretar “Rocketman”. Sin embargo, el galardonado fue el propio Elton con el segundo Oscar de su carrera, por su canción “I’m gonna love me again”, de la cual también fue productor ejecutivo. El emblemático cantante hizo lo suyo en el escenario:

 

Parasite avisó

Diane Keaton y Keanu Reeves anunciaron que “Parasite”, la película del coreano Bong Joon-ho era la ganadora de la estatuilla al mejor guion original. La platea estalló en aplausos y se puso de pie para homenajear al primer hombre en conseguir un Oscar para el cine de su país. “Uno generalmente escribe en soledad, pero este es primer Oscar que recibe el cine coreano así que no me siento solo”, dijo Bong en su idioma natal, con traducción a inglés. En el camino, “Parasite” dejó atrás en este rubro a “Story Marriage”, de Noah Baumbach, 1917, de Sam Mendes, y, “Once Upon a Time in Hollywood” de Quentin Tarantino.

Tras ganar el premio a mejor guión original, la producción sur-coreana se llevó el premio a mejor película extranjera, y Bong volvía al escenario para recibir el Oscar al mejor film internacional: “Me alegro de ser el primero en recibir el premio con lo que significa este nuevo nombre“, dijo el director coreano antes de asegurar que ya estaba “listo para tomar un trago“. La sorpresa y pre anuncio de batacazo llegó cuando Bong volvió una vez más para recibir el Oscar al mejor director. “Pensé que ya había terminado y estaba listo para relajarme”, suspiró. El director hizo poner de pie a la audiencia cuando nombró a sus compañeros de terna e ídolos: “Si la Academia me lo permitiera, partiría este Oscar en cinco y lo compartiría con ellos”. Destacó especialmente a Martin Scorsese “a quien estudié en la escuela de cine” y a Quentin Tarantino, “que cuando mis películas no eran conocidas en los Estados Unidos él las mencionaba en sus listas de predilectas”.

 

1917 se destacó en labor técnica

La película que tuvo a su director, Sam Mendes entre los favoritos, tuvo que conformarse con premios más bien técnicos. El film, que muestra a dos soldados británicos en la Primera Guerra Mundial intentar cumplir una misión casi suicida para frenar un avance que dejaría a 1600 soldados entregados al ejército alemán, no pudo con las ternas principales, pero tuvo algunos buenos reconocimientos: fotografía, mezcla de sonido y efectos visuales.

 

Los mejores actores con los discursos más fuertes

La gala iba pasando sin agradecimientos rimbombantes ni momentos particularmente graciosos. Algunas buenas presentaciones a premios, algunos elocuentes agradecimientos, pero nada descollante. Cerca del final, la platea real y virtual se acomodó en la silla para escuchar al hombre del traje único, que tras ganar varios premios por su actuación en The Joker, llegaba como el favorito de La Academia, y lo fue.

Joaquín Phoenix se puso en la piel del Guasón, personaje por el cual perdió 23 kilos y lidió con las comparaciones de guasones anteriores, como el interpretado por Heath Ledger, a quien el mismo Phoenix definió como su actor favorito en los premios SAG.

En su discurso no dejó afuera a nadie ni a ninguna causa. Su conocida militancia por acciones climáticas y en contra de la matanza animal estuvieron sintetizadas en un mensaje que nos apunta a todos en nuestra manera de ver y vivir el mundo. A los excluidos de toda índole. Además, se emocionó al mencionar a su hermano en el cierre de su agradecimiento:

Por su parte, Renee Zellweger recibió el Oscar a Mejor Actriz por su retrato de la leyenda de Hollywood Judy Garland en “Judy”, un drama biográfico que explora el costado personal y profesional de los últimos años de su vida. Una de las muchas contradicciones de La Academia, (que fue puesta en juego en el día de hoy) es que Zellweger ganó interpretando a la actriz que nunca fue premiada a pesar de ser favorita en 1954 por “As Star as Born”, pero su conducta personal no estaba “bien vista” por la industria.

La actriz hizo referencia al respecto sobre el final de su discurso: ” Judy Garland no recibió este honor en su momento, y estoy segura que este momento es una extensión de su legado”.

 

Parasite, ¿fue realmente una sorpresa?

A lo largo de la gala la película se posicionó en la clara posibilidad de hacer historia. Por primera vez en 92 años, un film de habla no inglesa ganaría por encima de producciones norteamericanas. El triunfo de “Parasite” abre posibilidades interesantes a futuro en las pantallas grandes para películas por fuera del circuito habitual. El rastro del film ganando en premiaciones clave como el Festival de Cannes y sosteniendo la taquilla con una recaudación de millones de dólares ganados en Estados Unidos y en el mundo, podían llevarnos a suponer que iban a desmarcarse de la norma.

El presentador y productor de cine Axel Kuschevatzky publicó minutos después del cierre de la gala, un interesante hilo en su cuenta de twitter donde posiciona a ThierryFremaux, el director del Festival de Cannes, en el centro de la escena:

Seguramente valdrán de aquí en adelante todas las lecturas e interpretaciones posibles para traducir el batacazo del año dado por el cine de Corea en el seno de la industria norteamericana.

Si querés saber qué pasó con cada una de las ternas, compartimos la lista total de ganadores:

Mejor Película: Parásitos

Mejor Director: Bong Joon Ho (Parásitos)

Mejor actor: Joaquin Phoenix (Joker)

Mejor Actriz: Renée Zellweger (Judy)

Mejor Actor de Reparto: Brad Pitt (Erase una vez… En Hollywood)

Mejor Actriz de Reparto: Laura Dern (Historia de un matrimonio)

Mejor Película Internacional: Parásitos

Mejor Película Animada: Toy Story 4

Mejor Banda Sonora: Joker

Mejor Canción Original: (I’m gonna) Love me again [Rocketman]

Mejor Fotografía: 1917

Mejor guion original: Parásitos

Mejor guion adaptado: Jojo Rabbit

Mejor Diseño de Vestuario: Mujercitas

Mejor Edición de Sonido: Le Mans 66

Mejor Sonido: 1917

Mejor Montaje: Le Mans 66

Mejores Efectos Visuales: 1917

Mejor Diseño de Producción: Erase una vez en… Hollywood

Mejor Maquillaje: El Escándalo

Mejor Corto Animado: Hair Love

Mejor Corto: The Neighbors’ Window

Mejor Documental: American Factory

Mejor Documental Corto: Learning to Skate in a Warzone (If you’re a girl)

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...