×

Cine y TV

Pedro Rivero: “Netflix quiere convertir El Hoyo en una franquicia”

Uno de los guionistas del film español charló con Hernán Moyano sobre cómo nació la obra y lo que el futuro le deparará.

Pedro Rivero: “Netflix quiere convertir El Hoyo en una franquicia” - Radio Cantilo

lunes 04 May, 2020

El Hoyo se transformó, en cuestión de días, en una de las producciones más vistas y comentadas de Netflix en este 2020. Tras su estreno en el Festival de Cine de Toronto, la cinta fue adquirida por el servicio de streaming y a comienzos de este año la llevó a su plataforma. Dirigida por Galder Gaztelu-Urrutia, la película retrata la vida en una cárcel vertical, donde el poder y las carencias serán los principales protagonistas. “Es una idea original del otro guionista, David Desola, que la concibió como una obra de teatro. Cuando había comenzado a escribirla me la envió y cuando la recibí vi el potencial enorme que tenía en cuanto a metáforas y parábolas. Y bueno terminé de escribir la obra de teatro, pero nunca la movimos. El proyecto estuvo en un cajón bastante tiempo. Y el productor Carlos Suárez estaba valorando diferentes proyectos para que dirigiese Galder y yo les hice llegar la obra y enseguida les encantó las posibilidades que tenía”, contó Pedro Rivero, uno de los escritores de esta historia.

Hernán Moyano: ¿Qué fue lo más difícil de sostener en el guion? ¿La tensión en tan poco espacio, ser lo suficientemente sutiles, el desarrollo de los personajes?

Pedro Rivero: Es evidente que tener a los personajes delimitados en un espacio tan pequeño a lo largo de toda la película requiere de cierta inventiva, sobre todo para dar a entender el paso del tiempo, la rutina. Tienes que ser muy claro a la hora de mostrar a través de una secuencia de montaje cuál es la dinámica, cómo pasan los días dentro de cada nivel. Luego el equilibrio del tono, del evitar ser discursivo. También era complicado el arco narrativo del personaje principal. Yo lo tenía relativamente claro, pero es el vicario para el espectador a la hora de entrar en El Hoyo. Tiene las características que tienen los personajes de un videojuego: no tienen ninguna porque eres tú quien juega a través de él. Debía tener la bonhomía propia que se nos supone a todo y al mismo tiempo cierto asombro con lo que está ocurriendo y dificultad y perversión a la hora de reaccionar. Con todo esto teníamos que construir ese arco narrativo que nos llevase a ver la evolución natural del personaje y en teoría la evolución natural de cada uno de nosotros si nos viéramos en esa situación.

HM: ¿Habías trabajado alguna vez de una manera tan horizontal con el equipo creativo y el director?

PR: Nunca había trabajado por encargo. En este caso sí que fue desde el principio algo muy horizontal, tanto entre David y yo como con el director. Yo creo que es la manera en la que se debe trabajar. Siempre entendemos que a las ideas alguien las lidera y suele ser así en el cine y tiene que ser así en determinados momentos para que no se abra la conversación hasta límites infinitos. En este caso teníamos claro el punto de partida y el punto de llegada teníamos diferentes opiniones, pero el camino estábamos convencidos de cómo debíamos hacerlo. Y aunque tuviésemos diferencias se discutía y al final prevalecía lo más razonable. Fue todo un consenso.

 

HM: A partir del éxito de la película, ¿crees que podría concretarse el proyecto de la obra de teatro? ¿O como una serie o con una secuela?

PR: Efectivamente el éxito de la película ha sido tan grande que ahora se presentan muchísimas oportunidades de poder continuar trabajando en base al mismo concepto. Retomar la obra de teatro es algo que deseamos, pero no sabemos todavía si se hará o no. También hemos recibido una oferta loca de convertirlo en una ópera, cosa que por ser tan delirante nos atrae muchísimo. Lo que parece más probable es que se llegue a hacer una secuela. También en su momento se estuvo barajando la posibilidad de hacer una serie, antes de que se hiciera la película. Ahora lo que se contempla o que interesa a Netflix es que podamos convertir a El Hoyo en una franquicia. Nosotros contemplamos El Hoyo como una pieza única, pero es cierto que el mundo que presenta da para poder hacer muchas más visitas con todo tipo de personajes y situaciones.

 

HM: ¿Cómo vivieron el amplificador que es Netflix para las producciones iberoamericanas? ¿Qué tan bestial fue la repercusión desde que se estrenó en la plataforma?

PR: Si esta película hubiese tenido una distribución convencional, a nivel internacional no hubiese tenido para nada la repercusión que está teniendo. Sin duda alguna para producciones en idiomas diferentes al inglés, Netflix es una oportunidad inmensa para poder llegar a mercados a los cuales es dificilísimo llegar con la distribución convencional. Hay varios casos ya, el nuestro ha sido bastante llamativo. Para nosotros como autores es fundamental, lo cambia todo. Hacer una película, con el esfuerzo que lleva, y no tener los canales para hacerla llegar a la gente es una frustración enorme. Teniendo esta oportunidad a través de la plataforma lo que percibes es que hay películas que si tienen la posibilidad de llegar al público pueden encajar con el público en muchas partes del mundo. Eso es lo que siempre ha tenido el cine norteamericano: las plataformas de distribución en todo el mundo y por eso nos lo ha vendido a todos. Y ahora vemos que los que hacemos cine en otros lugares que no es Hollywood también podemos contar historias que lleguen a un amplio número de espectadores. Esto cambia el mito del cine de Hollywood.

 

No te pierdas la charla completa con el guionista de El Hoyo en el aire de El Pacto Copérnico de la mano de Hernán Moyano. ¡Poné play!

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...