Cine y TV

Najwa Nimri: “Elegí Vis a Vis por el personaje y La casa de Papel por la historia”

Con mas de 20 años de trayectoria, Najwa Nimri ha interpretado alguno de los personajes mas iconicos del cine Español moderno. A raíz del éxito de "La casa de Papel" y "Vis a Vis", su nombre brilla en las marquesinas del mundo. Juan di Natale y Hernán Moyano dialogaron con ella sobre su inicios y su filosofía de vida.

Najwa Nimri: “Elegí Vis a Vis por el personaje y La casa de Papel por la historia” - Radio Cantilo

martes 06 Ago, 2019

De padre jordano y madre española, su nombre significa éxtasis y su apellido tigre en árabe, la lengua de su padre.

De pequeña se trasladó a Santutxu (Bilbao) y vive actualmente en Madrid. Se dio a conocer como actriz gracias a su papel en Salto al vacío, la primera película del cineasta barcelonés Daniel Calparsoro.

En cuanto a su carrera musical, antes de su primera incursión en la pantalla, Najwa Nimri cantaba como parte del coro de Respect (música soul) y de Clan Club (jazz) y más tarde formó junto a Carlos Jean el grupo Najwajean.

Con esta formación editó No Blood (1998), Selection (2002), Ten Years After (2007) y Till It Breaks (2008), además de las bandas sonoras de Asfalto, Guerreros y 20 centímetros.

El disco No Blood incluye el conocido single Dead for you que es la sintonía del programa de cine español Versión Española de Televisión Española. En solitario publicó Carefully (2001), Mayday (2003) y Walkabout (2006) con sus respectivas ediciones especiales.

En 2010 salió a la venta su primer álbum en español, en solitario, titulado El último primate, que contó con la producción de Alfonso Pérez, la propia Najwa y la colaboración de Raúl Santos.

En 2012 publicó un nuevo álbum de estudio en solitario, Donde rugen los volcanes donde volvió a contar con la participación de Raúl Santos, y en él que la cantante retoma los sonidos al estilo electrónico minimalista y de pasado acústico.

En 2014 publica su último trabajo, titulado Rat Race. El disco consta de diez piezas de música electrónica, bailables, creadas junto a Matías Eisen y Didi Gutman (Brazilian Girls).

Aunque había estudiado interpretación, Najwa sólo había trabajado en un corto de Santiago Segura. Fue cuando el director Daniel Calparsoro (con el que se casó, al poco tiempo se divorciaron) le pidió que diera un Salto al vacío, nombre de la película que interpretaría junto a él.

Continuó su carrera cinematográfica de la mano de Alejandro Amenábar, que la unió a Penélope Cruz y Eduardo Noriega en “Abre los ojos”, en el mismo rol que más tarde haría Cameron Díaz en la versión estadounidense.

A éste le siguieron trabajos como actriz en “A ciegas” de nuevo con Daniel Calparsoro; “Los amantes del círculo polar”, “Lucía y el sexo” y “Habitación en Roma” de Julio Medem; “El método” de Marcelo Piñeyro; Mataharis y “También la lluvia” ambas de Icíar Bollaín; y Verbo de Eduardo Chapero-Jackson.

En 2015 debuta en televisión interpretando a Zulema Zahir, la principal antagonista de la serie de género carcelario “Vis a vis”, producida por Globomedia para Antena 3, en sus dos primeras temporadas, y para FOX España, en sus dos últimas.10​

En 2017 se subió a los escenarios teatrales con el musical sobre vampiros “Drac Pack”

En 2018 protagoniza “Quién te cantará” (Carlos Vermut), por la que es nominada a un Premio Goya en la categoría de mejor interpretación femenina protagonista, y repite con Julio Medem en “El árbol de la sangre”.

En 2019 forma parte en la tercera parte de la exitosa “La Casa de Papel” (Netflix), en la que da vida a Alicia Sierra.

En 2019 se anuncia su participación, junto a la de Maggie Civantos, en “Vis a vis: El oasis”, spin-off de Vis a vis, el cual estará formado por 8 episodios y se estrenará en FOX España en 2020.

Es un público que da muchisima fuerza y me doy cuenta cada día. Es muy heavy y mi vida es un poco mejor por los Argentinos.
 

Juan di Natale: ¿Experimentas esta especie de amplificador que es Netflix para el trabajo de muchos actores? ¿Se nota en tu vida cotidiana?

Najwa Nimri: Es que como siempre me tuneo mucho para los personajes, luego me pongo una gorra y ya paso desapercibida. Soy una experta en hacerme invisible. 

Hernán Moyano: ¿Como recibís el hecho que muchos periodistas especializados te traten como una actriz revelación, luego de más de 25 años de carrera con trabajos muy destacados?

N.N: La verdad es que me encanta. Como nunca fui una actriz que se creyó demasiado la fama, puedo renacer mil veces, porque mi vida no se ha basado en galardones ni formar parte de un conjunto que me cubra las espaldas. Yo me tiro al vacio todo el tiempo. Así experimento la vida, el arte y sin eso no hay forma de seguir creando. Si llevas el colchón detrás, estas en un sitio cómodo. A mí no me incomoda que no se sepan mi trayectoria. Me parece que es la única manera de conectar con las nuevas generaciones. Entonces, a mi me parece bien.

H.M: Arrancaste con “Salto al vacío”. En esa película tuviste que raparte y alejare de todos los estándares de belleza que quizás busca una actriz al principio de su carrera. ¿Es una filosofía de vida?

N.N: Lo que pasa es que ahora está de moda. Así que está perfecto. He vuelto a nacer en la época adecuada. Lo venía practicando. Sin nombre ni ningún tipo de apoyo detrás. Así que sí, es una filosofía de vida. Yo sabía desde muy pequeña lo que me interesaba y lo que no. Así, que desde muy chica, sabía que podía ponerme shorts, pues no me los ponía. Mi madre siempre me dijo “Haz lo que quieras”. Eso formo parte de mi educación y no es un acto de rebeldía. Tiene que ver más con que soy una estudiosa. Me gusta mucho estudiar. Estar sola en casa y analizar las personas y meterme en jardines varios. Como lo que disfruto es creando, no sufro de muchos de los males que se sufren en esta profesión. Es algo muy saludable. Lo único bueno de la fama es que a veces te cuelan antes en los cines y el dinero. El dinero viene acompañado de más dinero y el dinero es algo que me gusta mucho. Si me pagan más, me parece bien. Pero nunca lo hice por esas razones. Es una consecuencia por las cosas que hice y eso está bien. No puedes fundamentar tu carrera en eso, porque sino hay momentos en que lo vas a pasar muy mal.

J.D: ¿Este tipo de producciones se parece más a trabajar en la televisión de antes o al trabajo en el cine?

N.N: Yo nunca trabaje en tele. Es la primera vez. Naci con la televisión grande. No tengo idea. Cuando me ofrecieron televisión antes, dije no. Aunque no tuviera un peso en el banco. Así que no tengo idea como es la dinámica de la televisión. Ahora mismo, te puedo decir que me encanta. Y que la conexión sea a nivel global, son gajes del oficio. Todo está sincronizado de la misma manera. Los cambios tecnológicos, los cambios climáticos, las revueltas. Todo. Vamos juntos. El planeta es todo uno. Es como un pulmón. No tengo la sensación del paso del tiempo de la televisión porque no la viví antes. Como no hice teatro antes. Como tampoco hice teatro antes. Soy una rara avis. Un animal de estudio.

Escucha completa la entrevista a Najwa Nimri haciendo click en el reproductor 

 

J.D: ¿Que te llevo a aceptar estas propuestas? ¿Notaste algo distinto?

N.N: En “Vis a Vis”, que es el mismo equipo que “La casa de Papel”, yo en “La casa de papel” me meto en la segunda tanda. En la primera estaba haciendo cine y ya había estado hablando con ellos para las primeras tomas. Yo estaba haciendo “Quien te cantara” con Carlos Vermut, que era un cineasta que no me podía perder. Entonces entre con la siguiente tanda, de la mano de Alex Pina, haciendo lo contrario de Zulema de “Vis a Vis”. En “Vis a Vis” entre porque era una cárcel de mujeres y el escenario era apabullante y la propuesta era maravillosa y aparte que llevaba seis años sin interpretar. Me había dedicado a criar a mi hijo y a escribir música. Estaba en una situación familiar ideal. Fue la época que tuve la mejor vida que he tenido hasta ahora. Fue un momento dulce en lo personal, pero no en lo laboral. Casi siempre van por caminos separados. Cuando tenes un buen pasar personal, no lo tenes en lo profesional. No te da tiempo a todo. Me llevo a decir que si, el personaje. Era Árabe y era una descerebrada. Y fui pudiendo construir un motivo y dejar una ventana abierta a toda esa maldad. Mas allá que había que perseguir en algún punto un cliché, la gente pudo ver un alma dentro de algo que supuestamente está totalmente corrompido. Era muy importante para mí que la gente vea eso. Que la gente que habitualmente hace cosas muy jodidas, es que ha tenido un pasado turbulenta. Y cada vez hay más de esa gente. Siempre tuve un motivo, un motor y me lo tome a muerte. Aunque aún no han visto todo de lo que he hecho en “La casa de Papel” estamos intentando hacer lo mismo. Una especie de caballo de Troya. Estas cosas que se han explorado últimamente de golpes al sistema, que venimos viendo hace tiempo, han funcionado bien, pero este equipo, lo hace a nivel global. Lo hacen de una manera que narrando cada tanto para los mas jóvenes, las cosas interpersonales, relaciones y tramas, lo que más se te queda es el golpe al sistema. Eso está por encima de los personajes. En “Vis a Vis” me meto por el personaje y en “La casa de Papel” por la idea. 

H.M: Teo, tu hijo tuvo mucho que ver con que estés en “La casa de Papel”. ¿Te asesora habitualmente? ¿Lo escuchas?

N.N: El me lleva a instagram. Es mi community manager. El me dice que subir, que tiene mas likes y cosas así. Esta permanentemente encima. Para él tener una madre que tenga cierto impacto en redes es bastante atípico. A partir de una cierta edad es como no es lo habitual. Así que a él eso lo coloca en un lugar muy lindo. Ósea, si su mama está funcionando bien en redes es que instagram ya no esta tan bueno.

H.M: Esta la idea que siempre los villanos tienen referentes masculinos. Pero vos siempre tuviste una idea firme de lograr ocupar ese lugar. De trabajarlo. ¿Es así?

N.N: Si. Total. Absolutamente. Recuerdo que el primer casting que hice, antes incluso de “Salto al Vacío”, yo decía “Quiero agarrar un arma y hacer las cosas que hace Robert de Niro. Porque siempre me gustaban los personajes masculinos. Entonces, yo decía “Quiero hacer lo que hacen ellos”. Desde un lugar de juego, pero siempre me preguntaba “Tiene que haber una forma de hacer lo que hacen ellos”. Hacer cosas divertidas pero siendo chica. Desde que soy muy pequeña, haciendo surf que estoy en esa. Cuando no se hacían deportes de riesgos, yo hacía deportes de riesgo. Es decir, mis grandes peleas siempre son con los hombres. Siempre estoy haciéndole pulso al poder. No necesariamente quiero mandar, pero tampoco quiero estar en un ámbito donde todos me digan que hacer. Por lo menos hacer personajes que se muevan en ese espacio donde parece que todo es posible. Lo hago con cabeza  y utilizando un sistema de trabajo para poder articular y argumentar las ideas desde un sitio más concreto y que la gente no crea que es una petición a pedo. No quiero ser cool. Quiero hacer lo mismo que hacen ustedes.

J.D: ¿Que pasa con el surf y el skate? ¿Seguís practicando?

N.N: No, pero puedo robar patines y se nota que alguna vez lo hice bien. Queda muy bien ir por la calle y agarrar alguna patineta y hacer algunos trucos. Y el surf ya me cuesta mucho. Porque lo que se queda del surf es que aprendes a sufrir adentro del agua. Lo que no hago es asustarme fácilmente. Porque sé lo que es sufrir en el agua. Lo he pasado mal muchas veces. Que te caiga una ola de tres metros sabiendo que te va a tocar la lavadora.

J.D: Te gusta mucho el riesgo.

N.N: Es que el que no arriesga, no gana.

H.M: Trabajaste con Medem, con Calparsoro, con Amenabar y con Vermut entre otros. ¿Con cuál disfrutaste mas trabajas?

N.N: Todos me han gustado. He estado con muchos grandes autores. La situación del cine es muy diferente. El tiempo ha cambiado. Lo noto desde el cine a esta nueva televisión. Los autores tienen otro tempo y tienes que adaptarte de una forma muy ferrea a sus ideas. En el caso de Calparsoro, era mi pareja entonces y era muy joven. Aun no estaba muy fina interpretando, sabía que tenía que llegar a sitios que no llegaba. Con Julio Medem, sobre todo en “Lucia y el sexo”, descubro de donde viene la emoción y cosas muy importantes en esa película. En la escena final donde tengo que romper a llorar, entendí que la interpretación tiene que ver básicamente con la confianza. Aparte del trabajo. Tienes que ir con mucho trabajo y luego básicamente confiar. Funciona como si fuera un start. Te dejas apoderar por entes mayores. Lo hago como de una manera natural. Lo hago teniendo relajado el cuerpo y confiando. Eso lo aprendo con Julio. Con Amenabar otras y con Vermut otras. Con Vermut he aprendido mucho, porque es un grande. Me toco vaciar de vida mi mirada y fue el trabajo más desafiante de mi carrera. Para mí es muy complicado porque todo es con los ojos. Ahí tuve un ejercicio donde tenía que mirar sin mirar. Sabía que no iba a ser un papel muy lúcido. Al final se entendió y logre hacer el dibujo que él quería y gane un amigo aparte. Vermut es una mente muy brillante.

Siempre dije: "Quiero agarrar un arma y hacer las cosas que hace Robert de Niro". Siempre me gustaba lo que hacían los personajes masculinos. "Quiero hacer lo que hacen ellos"
 

H.M: No solamente descollas como actriz, sino que además tenes una carrera musical muy grande. Incluso hace poco, grabaste “Hijo del corazón” para la “Dumbo” de Tim Burton.

N.N: Si. La vinculación con el cine está clara. Y era Tim Burton y además una película que me marco mucho de niña. Me daba mucha pena. Y esta última no me parece ni por asomo tan terrible como me pareció la de Disney. Recuerdo de ver a la madre y al niño con las orejas riéndose y el resto de las elefantas. No entendía el nivel de martirio al que eran sometidos los niños viendo eso. Pero pensé en intentar hacer algo dulce con esa canción. Hice también una versión de “Bella Ciao” la canción de “La casa de papel”. Me apodere de esa canción. Escuche y vi que todas las versiones de “Bella Ciao” tienen un ritmo muy grande. Y en realidad esto es un grupo de gente antes que las fusilen. Surge como un canto que se canta en el peor momento y que se pasa de generación en generación. Por eso hice algo que a mí me remitía a ese momento. A mí la canción me sugiere algo terrorífico.

H.M: Te deben llegar muchas teorías sobre lo que sigue en “La casa de Papel”.

N.N: Si. están todos con que yo soy la antigua novia de Berlín. Llegan todo tipo de cosas. Como Netflix ha entrado en la ecuación, yo no puedo decir nada. Todavía les queda mucho por ver.

H.M: ¿Cuales son los próximos proyectos?

N.N: Luego empiezo “Vis a Vis: Oasis” que es un remate de “Vis a Vis”. La rubia y la morena que nunca las vistes juntas en otro escenario. Después, otra cosa y asi un rato. No puedo decir demasiado. Ahora mismo, no es como antes que podías decir “Hasta que no firme contrato no puedo decir nada”, porque ahora incluso así, te pueden echar. Si abrís la boca, te echan. Te lo ponen tan claro que no podemos decir nada. Pero tengo trabajo para rato.

J.D: ¿Se te ve cantando en los escenarios? ¿O no por un tiempo?

N.N:  Haré conciertos aislados. Tengo muchas canciones. He podido sacar “Lento” que además tiene un videoclip que me encanta. El tiene “Landia” que es una productora que tiene una sucursal aquí también. Es amigo mío también. Es Argentino. Ha hecho vídeos con Babasonicos. Es un amigo mío intimo. Desde “Los amantes del círculo polar”. Ha abierto un sello para música alternativa y con ellos hicimos ese vídeo que me parece una maravilla. Iré sacando las piezas a medida que el tiempo me lo permita e incluso configurare el vivo incluso antes que lo digital y que el disco. No tengo tiempo y tengo un montón de canciones para sacar ni para promocionar.

H.M: ¿Vas a venir a visitarnos a Argentina?

N.N: Si, sin dudas iré. Además, recibo mucha energía desde Argentina. Y la energía que pone el resto de la gente en personas que no conoce, no me parece regalada. Siempre la aprecio muchisimo y de una manera importante. Es un público que da muchisima fuerza y me doy cuenta cada día. Es muy heavy y mi vida es un poco mejor por los Argentinos. Es algo que tengo muy en cuenta. Lo voy a hacer en condiciones y ni bien lo tenga listo, iré por allá.

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...