×

Cine y TV

Martín Mendez: “Los Internacionales va a cautivar y va a generar empatía”

El guionista de la nueva producción de Telefé dialogó con Hernán Moyano en el aire de Radio Cantilo.

Martín Mendez: “Los Internacionales va a cautivar y va a generar empatía” - Radio Cantilo

martes 26 May, 2020

La crisis global afectó a diferentes industrias y la audiovisual, por supuesto, fue una de las golpeadas. En medio de rumores de cierres de productoras nacionales y con los servicios de streaming ganando cada vez más terreno, Telefé estrenó en su prime time Los Internacionales, una ficción argentina-colombiana de ocho episodios. Con el protagonismo de Cecilia Roth y Juan Pablo Shuk, la historia relata la vida de un grupo de ladrones provenientes de Colombia que llegan a la Argentina para concretar una serie de robos.

Martín Méndez, uno de los guionistas de la producción, dialogó con Hernán Moyano sobre su trabajo, la adaptación de la novela La conexión Bogotá de Nahuel Gallotta y la actualidad de la industria audiovisual nacional.

Hernán Moyano: ¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Tenés algún método de trabajo propio o varía según el proyecto?

Martín Méndez: El proceso creativo siempre es intenso. Cada vez que encaro una historia empiezo a habitar el universo paralelo al que me llevan los personajes, los conflictos que transitan, la época en la que sucede y obviamente el género que propone la historia. En cuanto al método, uno va ejercitando el método, conductas que se repiten y diferentes hábitos que uno tiene. Lo que más tiempo lleva es pensar. Yo siempre encaro una historia como un problema que tengo que resolver y cuando lo tengo resuelto, escribir es lo más sencillo y lo que más rápido sale. Y hay una parte incierta que queda librada al proyecto de turno, que depende de factores como el tiempo de trabajo, el hecho de que haya una investigación por hacer. Siempre es diferente a llevar adelante una idea original. Y también varía cada proceso porque la escritura de las series es un arte colaborativo. La narración audiovisual es el arte colaborativo por excelencia. Y uno tiene que adecuarse a los hábitos y los tiempos de otros. Cada proceso es único y particular.

 

HM: ¿Sos de estudiar referencias antes de escribir? ¿Cuáles fueron las referencias para Los Internacionales?

MM: Sí, es parte del trabajo. Todo lo que veo mientras escribo siempre me afecta o me genera disparadores. Tuvimos poco tiempo de trabajo y los tiempos de investigación tampoco fueron los ideales. Lo bueno es que al ser tres pudimos dividir algunas cuestiones de investigación. Al ser una de ladrones, por así decirlo, tuvimos claro por dónde no queríamos ir. Por ejemplo, la saga de Ocean’s Eleven en su tratamiento de sofisticación de los golpes y la logística nos parecía demasiado, nos sentíamos que nos corríamos de lo verosímil. Queríamos bañar a los personajes con ese modo tercermundista, esa picardía. Podemos estar más cerca de Los Simuladores, pero nuestra serie es más dramática. Esta banda de ladrones que armamos nosotros puede tener una referencia más hacia el estilo de Point Break en cuanto a lo genuino improvisado de los miembros, son más salvajes y están en caída libre. En la línea política-policial, una referencia más lejana la puedo encontrar en una serie como The Shield.

HM: ¿Qué varía de la forma de trabajo de un guionista en una co-producción de este tipo? ¿Es diferente a trabajar un proyecto local?

MM: Yo siento que no varía tanto. De lo que hay que cuidarse es de no tener un microscopio en la mirada respecto a lo local. Pero una lupa hay que tener, es inevitable. En Los Internacionales está marcada la crisis del 2001 en la Argentina, el corralito. Ese contexto la hace totalmente orgánica y verosímil. No podría ocurrir en otro momento. El ADN de la serie invita a la co-producción, porque estos ladrones se dedican a viajar por el mundo para robar. Y esta temporada es la conexión Buenos Aires. Otras temporadas tendrán otros países. Es un universo que da para mucho. Lo que sí es diferente es el tema de la escritura de los diálogos. Con los personajes argentinos no tuvimos problema lógicamente, pero con los colombianos tuvimos que trabajar los diálogos en neutro y después elegimos una persona que colombializó los diálogos. Es ridículo pensar que nosotros podemos escribirlo mejor que ellos.

 

HM: La temática de Los Internacionales es un formato que a la gente le apasiona: corrupción, el funcionamiento de una banda de ladrones, toda esa rutina que implica. ¿Sentís que la gente se engancha más con una rutina que le es ajena y se va descubriendo frente a sus ojos con el correr de los capítulos?

MM: Creo que es parte de la catarsis que nos provoca el género: sumergirnos a mundos desconocidos, meter el ojo por esa cerradura que nos permite ver lugares a los que no accedemos en nuestra vida normal. No tengo dudas que el universo de Los Internacionales va a cautivar y va a generar empatía en el público. Sobre todo porque no juzga el delito y muestra las motivaciones de estos tipos para hacer lo que hacen. Y de alguna forma son bastante románticos porque no le roban al vulnerable.

 

HM: ¿Qué te genera que Los Internacionales sea la única serie nacional que renueve el prime time en medio de esta crisis de producción nacional en el formato chico?

MM: Tengo sensaciones encontradas. Por un lado me siento afortunado de formar parte de un estreno en este momento, pero que esto sea una excepción me da mucha angustia. Formo parte de un sector y un colectivo que no la está pasando nada bien. Esta crisis viene de hace muchos años, con poco o nada de proteccionismo del Estado hacia la cultura, con una gestión anterior nefasta y muy perjudicial para el ámbito cultural. Además los canales de aire no dejan de comprar latas de novelas turcas o brasileras en lugar de producir historias locales. Es complejo. Por otro lado, las plataformas y el streaming abrieron otro mundo. El espectador cambió de conducta, migró hacia estos espacios y la televisión de aire se elige cada vez menos. Estamos en medio de una crisis pero en un cambio de paradigma. Más allá de todo esto, las historias se van a seguir contando. Los seres humanos necesitamos contar y que nos cuenten historias. Y sea en el formato que sea o en la plataforma que sea se van a seguir haciendo películas y series porque las necesitamos como el aire que respiramos.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...