Cine y TV

La terrorífica historia detrás de “El ente”

Hernán Moyano y Rodrigo Garcia Ferreyra relataron los horrores detrás de la película "El ente", un clásico del cine de horror protagonizado por Barbara Hershey

La terrorífica historia detrás de “El ente” - Radio Cantilo

lunes 01 Jul, 2019

Los primeros cinco minutos de The Entity, de Sidney J Furie, presentan a su protagonista, Carla Moran (la extraordinaria Barbara Hershey), en una secuencia dinámica y de corte rápido. Una rápida sucesión de escenas la muestra trabajando en una oficina, luego estudiando en una clase nocturna, luego regresando a su casa de Los Ángeles, donde cierra la puerta principal detrás de ella, revisa a sus dos hijas Julie y Kim, saluda a su hijo adolescente Billy (David Labiosa) y se retira a su habitación de arriba.

Todas estas escenas están marcadas por su ritmo rápido y por su visión de una mujer en constante movimiento.

En el minuto seis de la película, todo ese impulso hacia adelante se detiene estrepitosamente cuando Carla es atacada y violada en su propia cama, con un físico brutal y estridente que también se siente como un asalto al espectador. Cuando los tres niños han entrado corriendo en la habitación, el agresor de Carla no está en ninguna parte.

Escucha la primera parte del informe sobre el horror detrás de “El ente” haciendo click en el reproductor

 

La naturaleza ambigua de estos ataques – todos a la vez viciosamente corpóreos y de otro mundo – es puesta en evidencia por los diferentes grupos que terminan tratando de ayudar a Carla. El Dr. Phil Sneiderman (Ron Silver), un psiquiatra de la clínica universitaria que le da un brillo que no es del todo bienvenido a Carla, insiste en que el atacante es simplemente una proyección psicológica del trauma pasado de Carla, mientras que un equipo de parapsicólogos, liderado por la Dra. Elizabeth Cooley (Jacqueline Brookes), rápidamente comienza a tratar de medir, registrar e incluso capturar a su agresor invisible.

Carla viene de una historia de violencia, y está rodeada de hombres invisibles. Abusada por su padre (que era sacerdote) cuando era niña, huyó de su casa y se casó a los 16 años, aunque un accidente fatal le arrebató a su marido cuando aún estaba embarazada de Billy. Su segundo compañero – “lo suficientemente mayor para ser su padre”- desapareció después del nacimiento de Julie y Kim. Su actual novio Jerry Anderson (Alex Rocco), también notablemente mucho mayor que ella, brilla por su ausencia durante la primera mitad de la película, y la trata tanto como a una niña como a un objeto sexual, insistiendo en que se ponga la lencería que él le compró para su “regreso a casa”

Mientras tanto, el marido de la mejor amiga de Carla, Cindy (Margaret Blye), sólo se escucha en lugar de verse durante la primera mitad de la película, y es otra figura masculina amenazadora con un insidioso dominio sobre una mujer (“Debería dejarlo,” dice Cindy, “ya sabes, si tuviera el coraje lo haría.”).

Escucha la segunda parte del informe sobre lo mas oscuro detrás de “El ente” haciendo click en el reproductor

 

El hogar que Carla comparte con sus hijos está lleno de gafas, lo que lo convierte en un verdadero salón de espejos cuyas superficies reflejan y refractan las muchas atrocidades físicas que Carla soporta.

Una escena de violación se produce justo después de que se ha examinado la cara en el tríptico de espejos del baño, e implica que su cara sea empujada a la fuerza contra un espejo. Después de otra intrusión nocturna, rompe todos los espejos de su habitación.

En este ambiente reflexivo, resulta fácil seguir a la Dra. Sneiderman en lo que respecta al agresor de Carla como un espejo de su psique: una manifestación imaginaria del trauma sexual que sufrió en su infancia a manos de su abusivo padre, y del que, incluso en la edad adulta, nunca podrá escapar.

En otra lectura más amplia, el oponente de Carla es el poder represivo y omnipresente del patriarcado mismo, que, ya sea en la forma de Jerry, de Sneiderman y sus colegas fumadores de pipa y condescendientes, o de un determinado y demoníaco malhechor, no puede tolerar la idea de que una mujer dirija su propio hogar libre de influencia, interferencia y control masculino.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...