Cine y TV

La niebla: un clásico que nos sigue haciendo temblar

John Carpenter estrenó hace cuarenta años una cinta que se convertiría en un hito del cine de terror. Revivilo en esta nota.

La niebla: un clásico que nos sigue haciendo temblar - Radio Cantilo

miércoles 29 Ene, 2020

The Fog, conocida también como La niebla, es una cinta de terror anclada, a primera vista, en el subgénero de películas de zombies. Dirigida por John Carpenter, que previamente había tenido un éxito arrollador con Halloween en 1978, la producción no fue bien recibida en el momento de su estreno. Filmada en 1979, cuando el director vio el montaje final, quedó profundamente insatisfecho, porque lo que rodó gran parte de nuevo.

La historia surgió cuando Carpenter visitó el monumento de Stonehenge, en Inglaterra, y vio cómo un espeso banco de niebla avanzaba sobre el lugar. Esa visión hizo que se preguntara qué había adentro de ese fenómeno y escribiera el guion con Debra Hill, sobre un pequeño pueblo costera sobre el que se cierne una terrible maldición. Allí, un siglo atrás, los vecinos de Antonio Bay asesinaron a sangre fría a los marineros del barco Elizabeth Dane para quedarse con su tesoro. Ese crimen quedó guardado como un secreto para los habitantes hasta que en el centenario de la matanza, las víctimas, envueltas en una amenazante niebla, regresaron para reclamar venganza.

La niebla logra indagar con singular destreza en algunos terrores ancestrales que ya hace siglos, por no decir milenios, perturbaban a las personas y aún lo siguen haciendo. Quizá tenga que ver con la desconfianza hacia la niebla que el ser humano sufrió durante tantos siglos, tal vez con el magistral sentido de la atmósfera de un Carpenter en su plenitud. O ambas cosas a la vez. De tal modo que una vez más nos encontramos, y no será la última, con un grupo de personas aislado y rodeado por una masa de enemigos despiadada, a la que le será imposible enfrentarse con éxito y que exigirá jugar según sus reglas si se quiere salir vivo del lance.

Pero también, con esta historia, Carpenter reincide en su habitualmente sutil crítica a la sociedad “civilizada”, sugiriendo que muchos asentamientos, sobre todo pesqueros, fueron fundados por criminales o asesinos, por mucho que ahora sean un ejemplo de paz y progreso. Es una idea muy interesante que aquí está llevada al límite.

En La niebla, Carpenter se decantó por otorgarle una narración más elegante y clásica, con escasas concesiones al gore y apostando por la tensión y la atmósfera opresiva, muy en la línea de Los pájaros (1963), de Alfred Hitchcock. También hay claras referencias al oscuro universo de H. P. Lovecraft, al que volvería a visitar en uno de sus filmes más curiosos, En la boca del miedo (1995).

A aquella película de terror le siguieron dos proyectos para la pantalla pequeña: Alguien te está mirando y Elvis (1979), la magnífica biopic sobre la legendaria estrella de la música. Ese fue, además, el primer trabajo de Carpenter con el que sería su actor fetiche y gran amigo Kurt Russell, futuro protagonista de tres de sus mejores películas y que por su papel de Elvis Presley se ganaría una más que merecida nominación a los premios Emmys.

Reviví cada detalle de este clásico de Carpenter de la mano de El Pacto Copérnico por el aire de Radio Cantilo. ¡Dale play!

 

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...