Cine y TV

La leyenda oscura detrás de “La bruja de Blair”

El viernes pasado, en el aire de "El pacto Copernico", Rodrigo Ferreyra y Hernán Moyano, repasaron las historias delante y detrás de cámara de uno de los mas grandes clásicos del cine de horror moderno. "The blair witch project"

La leyenda oscura detrás de “La bruja de Blair” - Radio Cantilo

lunes 29 Jul, 2019

“La imaginación es más importante que el conocimiento. Porque el conocimiento es limitado, mientras que la imaginación abarca el mundo entero”. Albert Einstein

Los miedos son bastante simples. La mayoría de la gente llama a las pesadillas como miedos “miedos irracionales”. ¿Qué asusta a la gente? La oscuridad, los monstruos, la muerte, la soledad, la falta de esperanza?

The Blair Witch Project es un thriller psicológico estadounidense, publicado en 1999, dirigido y escrito por Daniel Myrick y Eduardo Sánchez. La película está protagonizada por Heather Donahue, Joshua Leonard y Michael C. Williams, que actúan como ellos mismos.

Escucha la historia real delante y detrás de cámara haciendo click en el reproductor

 

En octubre de 1994, tres estudiantes de cine Heather Donahue, Michael C. Williams y Joshua Leonard se preparan para filmar un documental a modo de tesis sobre la leyenda de la Bruja de Blair, una mujer acusada de brujería y asesinada en 1785 a la cual los habitantes de Burkittsville (previamente Blair) acusan de distinta clase de eventos paranormales durante los últimos 200 años.

Al llegar al pueblo entrevistan a la gente del lugar sobre la leyenda. Un par de personas explican el caso de Rustin Parr, un hombre que entre 1940 y 1941 secuestró a ocho niños y asesinó a siete luego de escuchar la voz de una “anciana”. El único sobreviviente, Kyle Brody, atestiguó que Parr lo obligaba a ponerse en el rincón mientras mataba a otro. Al terminar con los asesinatos Parr se entregó y los cuerpos de los niños fueron hallados en la cabaña en el medio del bosque. Unos meses más tarde fue ejecutado por sus crímenes y la cabaña fue demolida. Más tarde entrevistan a Mary Brown, una excéntrica anciana que asegura haber tenido un encuentro con la Bruja de Blair, a quien ella describe como una mujer suspendida en el aire cuyo cuerpo esta cubierto de pelaje.

El bosque de Burkittsville, según la leyenda falsa, es habitado por el fantasma de Elly Kedward, una mujer acusada de brujería y asesinada a fines del siglo XVIII.

En el segundo día, se dedican a continuar con la investigación acampando en el bosque para recopilar más información sobre el lugar donde Elly Kedward fue atada y abandonada en 1785. En un arroyo cercano entrevistan a un par de pescadores que les advierten que secciones del bosque son imposibles de transitar recordando una leyenda por la cual una niña llamada Robin Weaver desapareció durante un par de días en la segunda mitad del siglo XIX. Al llegar a Coffin Rock, un montículo rocoso al borde del riachuelo, Heather realiza una narración sobre el asesinato ritualista de un grupo de hombres que buscaba a Robin Weaver, los hombres fueron hallados por otro grupo de búsqueda pero al regresar sus cuerpos habían desaparecido. .

Al siguiente día se mueven a las profundidades del bosque, a pesar de no tener ubicación precisa en el mapa. Finalmente, localizan lo que aparenta ser un viejo cementerio indígena con pequeños cairns. Alzan una tienda cerca y regresan al cementerio después de anochecer. Josh accidentalmente desordena un montículo de piedras y Heather lo repara precipitadamente. Más tarde, oyen sonidos crepitantes en la oscuridad que parecen venir de todas direcciones y presumen que son de animales o gente que los sigue.

Al siguiente día, intentan regresar al vehículo, pero no encuentran el camino; lo intentan hasta caer la noche, cuando son forzados a acampar. Esa noche, vuelven a oír los ruidos crepitantes, pero no ven nada. La siguiente mañana, encuentran tres montículos de piedras, que habían sido colocados alrededor de la tienda durante la noche. Cuando continúan buscando el camino para salir del bosque, Heather cae en la cuenta de que su mapa desapareció. Más tarde, Mike revela que él lo pateó a un arroyo por la frustración el día anterior. Deciden, desesperados, seguir al sur. En medio de las discusiones Mike y Josh teorizan que posiblemente un grupo de campesinos o una secta esta siguiendo al grupo intentando atacarlos por lo que deben intentar salir del bosque lo antes posible.

En medio de su desesperación Mike halla un grupo de figuras hechas de ramas suspendidas en los árboles, y mientras ambos muchachos desean irse del lugar Heather insiste en grabar tomas. Esa noche, oyen más extraños ruidos, que esta vez incluyen risas de niños y pasos. Cuando una fuerza desconocida sacude la tienda, huyen en pánico y se esconden en el bosque hasta el amanecer. Al regresar a su tienda, encuentran que sus posesiones fueron saqueadas y el equipo de Josh está cubierto con limo. Encuentran en su camino un tronco que oficia de puente sobre un riachuelo que ya han cruzado anteriormente, y se dan cuenta de que a pesar de haber caminado en teoría directamente hacia el sur, han estado yendo en círculos. Acampan completamente desmoralizados y Josh monta guardia.

La mañana siguiente, Josh ha desaparecido. Después de buscarlo en vano, Mike y Heather finalmente terminan acampando y se mueven lentamente. Esa noche, oyen a Josh gritar en la oscuridad, pero no son capaces de encontrarlo. A la mañana siguiente, Heather encuentra un manojo de ramas y tela afuera de la tienda en forma de un paquete rústico; después de inspeccionar, revela que contiene pedazos empapados de sangre de la camisa de Josh, que envuelven lo que parece ser dientes, piel y pelo. Decide arrojar horrorizada el paquete y ocultarle esta información a Mike.

En su sexta noche, Heather y Mike se preparan para buscar a Josh durante la noche. Heather graba un video disculpándose con sus compañeros y con sus familias declarando que algo los está persiguiendo y terminará asesinándolos. Mientras caminan por el bosque vuelven a oír a los gritos de agonía de Josh pidiendo ayuda. Al intentar encontrar a su compañero se topan con una casa en ruinas con inscripciones en Transitus Fluvii y marcas de manos de niños.

Mike sube las escaleras siguiendo la voz, mientras Heather intenta quedarse tras él. Mike oye los gritos de Josh en el sótano y decide bajar. Cuando llega, se percibe un forcejeo, luego todo queda en silencio y la cámara cae al suelo. Heather grita por Mike, pero no consigue respuesta. Entra al sótano en busca de sus compañeros, y su cámara llega a capturar un atisbo de Mike, apoyado contra el rincón del sótano de forma similar a las víctimas de Rustin Parr. Algo ataca a Heather y su cámara también cae, la filmación continua durante unos segundos y luego se apaga.

La película fue rodada por el actor Joshua Leonard en 16 mm. El sonido corrió a cargo de su compañero de reparto Michael C. Williams y la narradora y encargada del making-of fue Heather Donahue. El resto fue confeccionado por los guionistas y el director.

“Hicimos piña y nos intercambiábamos los cometidos continuamente, que era absolutamente esencial en un rodaje como éste. Primero, Ed (el director) y yo escribimos la idea que habíamos generado en la escuela de cine y Greg hizo su contribución. Durante el rodaje estuve siguiendo a los actores a través de los bosques, mientras Ed escribía notas de desarrollo. Los tres acostumbrábamos a revisar el material de cada día para planear el próximo. Por último, Ed y yo nos encargamos de la mayor parte del montaje.” Daniel Myrick, co-director y co-guionista de The Blair Witch Project

Para conseguir que la película fuera una filmación sin precedentes, los autores de la película emplearon una técnica particularmente desacostumbrada y de gran riesgo: la filmación del procedimiento. El objetivo era lograr una sensación de realismo absoluto emulando las imperfecciones y el caos del rodaje de un auténtico documental de gran impacto.

“Rob Cowie y Mike Monello se nos unieron en la fase de post-producción, pero los cinco ya nos conocíamos desde que intercambiamos ideas y trabajamos juntos en películas de los primeros cursos del programa cinematográfico de la Universidad del centro de Florida. Debido a que el programa del centro era nuevo, los cinco tuvimos una libertad inusual para explorar prácticamente cada uno de los aspectos relacionados con la producción de una película. Durante los cinco o seis años posteriores a la graduación, cada uno de nosotros adquirió mayor experiencia profesional” Daniel Myrick, co-director y co-guionista de The Blair Witch Project

Los actores, previamente, fueron inscritos en un curso de cine para aprender a rodar. Durante los ocho días que duró el rodaje ellos no sabían mucho sobre lo que iban a rodar, puesto que los directores escribían notas y se las pasaban a lo largo de la grabación. Esto fue sencillo durante los días que el rodaje tuvo lugar en la ciudad, pero todo se complicó cuando rodaron en el bosque del Parque estatal Seneca Creek (Maryland): utilizando GPS se desplazaban entre los árboles y la comida, las notas y los efectos personales les fueron suministrados en cestos marcados con banderines de color naranja.

Los actores conocían la sinopsis de la película, pero no los detalles. No conocían las sorpresas que le depararía The Blair Witch Project para darle más realismo a la historia

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...