Cine y TV

Golden Globes 2020: ganadores y sorpresas de los primeros premios del año

Anoche, en la ciudad de Los Ángeles, se entregaron los galardones a lo mejor del cine y la TV.

Exclusivo web
Golden Globes 2020: ganadores y sorpresas de los primeros premios del año - Radio Cantilo

lunes 06 Ene, 2020

La edición número 77 de los Golden Globes vino cargada de sorpresas en gran parte de sus 25 categorías. Cuando el reloj marcaba las 22 horas en nuestro país, comenzó la gala que tuvo como anfitrión a Rick Gervais y que entregó distinciones especiales por su trayectoria a Elle DeGeneres y a Tom Hanks, quienes tuvieron a cargo los momentos más emotivos de la velada. Celebrada en el hotel The Beverly Hilton de Los Ángeles, la antesala de los Oscars marcó algunas tendencias que podrían repetirse en la máxima premiación del cine.

En lo que respecta a televisión, HBO volvió a ser la cadena protagonista. Con Succession ganando el premio a Mejor Drama y Brian Cox alzándose con el galardón a Mejor Actor en Drama, la serie que relata la vida de la familia Roy se llevó sus primeros reconocimientos de la mano de su segunda temporada. Por su parte, Chernobyl, la aclamada producción de la compañía, se hizo con los Globos de Oro en las categorías de Mejor Miniserie y Mejor Actor de Reparto en Miniserie gracias a la actuación del mítico Stellan Skarsgard.

En comedia, la gran ganadora de la noche fue la británica Fleabag, quien también había sido galardonada en los Emmys 2019. Con el premio a Mejor Serie de Comedia, también sumó una estatuilla más para Phoebe Waller-Bridge, su actriz principal, escritora y productora.

El resto de las categorías televisivas tuvieron como ganadores a Olivia Colman por su protagónico en la nueva temporada de The Crown, la serie de Netflix que muestra la intimidad de la Reina Isabel II; Ramy Youssef, la primera sorpresa de la noche, quien le ganó a Bill Hader la pulseada en Mejor Actor de Comedia; Russell Crowe por su papel en la miniserie The Loudest voice; Patricia Arquette gracias a su memorable actuación en The Act y Michelle Williams por su rol en Fose/Verdon. Tanto Arquette como Williams, además, brindaron dos de los discursos más destacados de la noche: Patricia invitando a los jóvenes a votar en las elecciones presidenciales que se llevaran adelante este año en Estados Unidos, para combatir al gobierno de Trump; Michelle pidiendo por el derecho a elegir de las mujeres sobre sus cuerpos.

En cine, por su parte, Quentin Tarantino se llevó el premio a Mejor Guion por su novena película, Once upon a time in Hollywood, cinta que también ganó en la categoría Mejor Comedia o Musical. Por esa misma producción, Brad Pitt se alzó con la estatuilla a Mejor Actor de Reparto, donde competía con figuras como Joe Pesci y Al Pacino. “Tengo que comenzar agradeciendo al hombre mismo, al señor Quentin, el hombre, el mito, la leyenda, por esta experiencia, por la película, una que nunca olvidaré. Gracias, hermano, realmente lo aprecio. También tengo que agradecer a mi compañero en el crimen, LDC. Antes de The Revenant, solía ver año tras año que sus compañeros de reparto aceptaran premios, se levantaran y le agradecieran profundamente. Sé por qué es una estrella, es un caballero. No estaría aquí sin ti, hombre”, dijo tras ganar en su categoría.

Leonardo, sin embargo, no pudo triunfar en su categoría como Mejor Actor de Comedia o Musical. Allí el protagonista de la cinta de Tarantino perdió frente a Taron Egerton, quien se puso en la piel de Elton John para interpretar al músico en su biopic Rocketman. El británico, además de sorprendido, se mostró agradecido con el pianista y el director del film al que definió como el trabajo más importante de su carrera. La película, por otro lado, también se llevó el galardón a Mejor Canción Original por “I’m gonna love me again”.

Quien no fue una sorpresa fue Joaquin Phoenix, que se llevó el premio a Mejor Actor de Drama por su interpretación en Joker. Cuando subió al escenario, el hombre detrás de Arthur Fleck pidió que se tomaran acciones en serio para frenar el cambio climático: “No quiero agitar las aguas, pero ya están agitadas. Está muy bien desearle lo mejor a Australia, pero no sirve de nada. Yo no he sido siempre el tipo más virtuoso, estoy aprendiendo mucho. Espero que todos juntos podamos unirnos y realizar cambios reales. Está muy bien pedir el voto, pero a veces tenemos que asumir la responsabilidad nosotros mismos y hacer cambios y sacrificios en nuestras vidas. Espero que no necesitemos jets privados para ir a Palm Springs. Yo intentaré portarme mejor. Espero que ustedes también”, enfatizó.

En las categorías de actrices, Laura Dern volvió a alzarse con un galardón, esta vez por su papel en la película de Netflix Marriage Story, único premio que se llevó la cinta. Aunque en la previa la mayoría apostaba porque la ganadora en esa categoría sería Jennifer López, nadie se sorprendió cuando el nombre de Laura sonó en las instalaciones del imponente salón. Mientras que Awkwafina se llevó el Globo de Oro por su protagónico en The Farewell, la cinta china que muestra la vida de una familia que se ve atravesada por la enfermedad de su abuela.

Por otro lado, Renée Zellweger volvió a alzarse con un premio después de más de una década, gracias a su interpretación de Judy Garland en la biopic de la histórica actriz de Hollywood. “Celebrar a uno de los íconos de nuestros tiempos ha sido una de las bendiciones más grandes de mi vida. Ha sido un gran recordatorio de cómo nos honramos los unos a los otros a en nuestras vidas. Gracias”, expresó la protagonista de Judy tras ganarle a Scarlett Johansson, Cynthia Erivo, Charize Theron y Saoirse Ronan.

En la categoría Mejor Película Extranjera Parasite se llevó el premio tras batir a Dolor y Gloria, la cinta española dirigida por Pedro Almodóvar, The Farewell y las francesas Les Misérables y Portrait of a lady on fire. Bong Joon Ho, director del film, cuando subió al escenario habló en su coreano natal e invitó a romper las barreras idiomáticas para poder disfrutar de más y mejor cine.

Las mayores sorpresas de la noche, por último, llegaron de la mano de Sam Mendes. Gracias a 1917, un drama sobre la Primera Guerra Mundial inspirado en los recuerdos de su abuelo, Mendes se alzó con el galardón a Mejor Director, ganándoles a Martin Scorsese, Quentin Tarantino y Bong Joon Ho, los grandes candidatos de la noche. “No hay un solo director en esta sala que no esté bajo la sombra de Scorsese”, dijo emocionado al recibir el premio. Minutos más tardes, la cinta se llevó la estatuilla más esperada: la de Mejor Película de Drama, donde batió a The Irishman, Joker, Marriage Story y The Two Popes. “Esto es enorme para esta película. Es difícil hacer película sin grandes estrellas y lograr que la gente vaya al cine a verla. Espero que esto logre que la gente la mire en la gran pantalla, para lo que fue creada”, explicó.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...