Cine y TV

#FantoRanking: “Las 7 peores bandas sonoras de James Bond”

La polémica tiene un nombre y se llama Guillermo González Arias. En esta oportunidad se la agarró contra la música de una de las sagas más populares del cine. Escuchá el segmento completo y sacá tus conclusiones.

#FantoRanking: “Las 7 peores bandas sonoras de James Bond” - Radio Cantilo

lunes 16 Mar, 2020

 

7- “You Know my Name” – Chris Cornell (Casino Royale – 2006)

Después de que en la era Brosnan predominaran las voces de mujer, la llegada de Daniel Craig (rubio, bajito, cara de aficionado del Sheffield Wednesday… si hubiera existido Twitter entonces, hubiera ardido) vino acompañada de voz masculina y rockera, la del grungero Chris Cornell. Fue un fail en toda regla: tema anodino, con una orquestación artificial a más no poder. Absolutamente olvidable.

 

6- “Another Way to Die” – Alicia Keys & Jack White (Quantum of Solace – 2008)

Tras muchas especulaciones sobre si sería o no Amy Winehouse la encargada de ponerle música a este film, finalmente el encargo recayó sobre Jack White y Alicia Keys.

El rock y la guitarra sucia de él, más el R&B y el piano de ella, arman un buen tandem… PARA UN RECITAL. Más no logran transmitir la sensualidad requerida para una secuencia de gunbarrel (la visión desde adentro del cañón que caracteriza las aperturas de James Bond), marca registrada del único hombre con “Licencia para Matar”

 

5- “Thunderball” – Tom Jones (Thunderball – 1965)

Tom Jones llegó de rebote a ponerle su voz al cuarto Bond después de un lío de demandas entre Shirley Bassey (la cantante insignia del las películas previas) y los productores. No discutiremos aquí la calidad del “Tigre de Gales”, pero pero peeeeeeero, nunca logra ponerle al sonido toda la sensación que debe transmitir una auténtica canción Bond.

 

 

4- “Nobody Does It Better” – Carly Simon (The Spy Who Loved Me – 1977)

Baladón, no hay duda, la cuestión acá es que cuando hablamos del agente más famoso (si, aunque no le guste a Jason Bourne o a Austin Powers) la canción debe transmitir sensualidad y vértigo (y un poco de ganas de saltar sobre los malos, digamos todo). Por eso, incluí esta canción ya que está más cercana a provocar deseos de tomarse media botella de whisky mirando las estrellas, más que de intentar salvar al mundo.

 

3- “Live and Let Die” – Paul McCartney (Live and Let Die – 1973)

Dos mitos británicos: James Bond y Paul McCartney frente a frente. La cosa podría haber sido sublime pero NO, se fue por el exceso de recursos musicales para cambiar los tempos y en el medio se quedó la cosa sofisticada que debe acompañar al bueno de James.

 

2- “Writing’s On the Wall” – Sam Smith (Spectre – 2015)

Usaron al chico de moda para musicalizar y promocionar esta película. Si bien Smith sigue la senda del “Skyfall’ de Adele, la verdad es que se pierde demasiado en el melodrama y el falsete. La única conclusión que no es deja como válida son las ganas de decirle “Vete de aquí muchachito y hagan volver a Shirley Bassey”.

 

1- “Die Another Day” – Madonna (Die Another Day – 2002)

Vilipendiada prácticamente por unanimidad,  ‘Die Another Day’ además de NO ser muy académica y de abusar brutalmente del sintetizador de voz por la ambición de la rubia, relega totalmente la figura que precisamente debía resaltar que es, nada más ni nada menos, que la del el “Sr. Bond, James Bond”.

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...