Cine y TV

“Erase una vez en hollywood” la carta de amor de Quentin Tarantino al cine

El viernes pasado, en "El pacto Copernico", Hernán Moyano y Rodrigo Garcia Ferreyra analizaron en profundidad "Once upon a time in hollywood" la nueva pelicula de Quentin Tarantino

“Erase una vez en hollywood” la carta de amor de Quentin Tarantino al cine - Radio Cantilo

lunes 09 Sep, 2019

Once Upon a time… in Hollywood es el nuevo largometraje del cineasta estadounidense en el que homenajea y remixea, parodia y reconstruye, se burla y reverencia de un trágico episodio en la historia del cine: el asesinato de Sharon Tate a manos de los seguidores de Charles Manson el 9 de agosto de 1969.

Para eso, Tarantino sigue a la estrella en descenso Rick Dalton (Leonardo Di Caprio) y a su doble Cliff Booth (Brad Pitt). Mientras la ex figura de western intenta recuperar su lugar en la industria, una en ascenso se muda al lado de su casa: Sharon Tate (Margot Robbie), quien goza su primer gran éxito en la gran pantalla.

Y como el amor al cine siempre ha sido uno de los sellos del realizador, hablemos un poco de eso. Hablemos de qué es ser un autor en el cine.

Escucha el especial de “Once upon a time in hollywood” haciendo click en el reproductor

 

 

La nueva película de Quentin Tarantino es un auténtico alud de referencias, homenajes y guiños a un momento clave en el cine de los años sesenta: por un lado, la muerte de los géneros clásicos, que se veían explotados, pervertidos y resucitados por los estajanovistas europeos. Por otro, la caída de las grandes estrellas, que miraban a Italia y a la televisión, lo que marca un cambio de ciclo en la historia del audiovisual. Se trata de una época que Tarantino, como devoto del cine insólito y para las masas, conoce bien.

Y lo plasma perfectamente en una película que no tiene ánimo de enciclopedia de referencias, que no quiere avasallar al espectador pero en cuya superficie solo hay que empezar a rascar para que broten múltiples nombres propios, modas y tendencias de la época.

Aquí algunas de las referencias:

El avispón verde (1966-1967)

‘The Green Hornet’ es la serie en la que está trabajando Cliff cuando su camino se cruza con Bruce Lee, que le da una paliza en un descanso del rodaje. Por entonces Lee aún estaba lejos de la fama mundial, aún a cuatro años de rodar en 1971 su primer hit, ‘Kárate a muerte en Bangkok’

Batman (1966-1968)

La serie de televisión en tono bufo sobre el Hombre Murciélago es mencionada despectivamente por el productor interpretado por Al Pacino, como ejemplo de un destino en el que un actor hecho y derecho no querría acabar (aunque su galería de villanos y secundarios han acabado pasando merecidamente a la historia). La serie policiaca ‘Mannix’ también es mencionada como un destino poco apetecible para Dalton. Las voces de Adam West y Burt Ward, es decir, Batman y Robin, aparecen también en los créditos finales en un concurso radiofónico auténtico.

Bonanza (1959-1973)

Junto a ‘Valle de pasiones’, ‘Bonanza’ es el popularísimo western televisivo que el director Sam Wanamaker pone como ejemplo de producciones “pasadas de moda” de las que convence a Rick Dalton de que se van a distanciar con su producción juntos, ‘Lancer’.

C.C & Company / La familia manson (1970)

Cuando Sharon tate entra al cine a ver su propia película, le ponen el trailer de este film de Ann-Margret, un drama de moteros en el que un mecánico de buen corazón se enfrenta a su propia banda por el favor de una periodista accidentada. De forma tristemente paradójica, fue titulada en España ‘La familia Manson’ para aprovechar, de forma algo miserable y sin que la película original tenga nada que ver, la fama de Manson tras el juicio por el asesinato… de Sharon Tate.

Sergio Corbucci

Mencionado en la película como “el segundo mejor director de spaghetti westerns del mundo”. Se supone que después de Sergio Leone, pero lo cierto es que su filmografía es impresionante: ‘El gran silencio’ (una gran influencia para ‘Los odiosos ocho’ de Tarantino, por cierto), ‘Django’ (otra influencia obvia), ‘Joe el implacable’, ‘Los despiadados’ y la absolutamente increíble ‘Vamos a matar, compañeros’, además de un puñado de películas de Terence Hill y Bud Spencer. Rick Dalton rodará a sus órdenes la ficticia ‘Nebraska Jim’.

La Familia

La mayoría de los acólitos de Manson que aparecen en la película son reales: Susan Atkins o ‘Sexy Sadie’ (Mikey Madison) y Patricia “Katie” Krenwinkel (Madisen Beaty) participaron en el asesinato de Sharon Tate. Linda Kasabian no participó activamente en los crímenes, pero estuvo implicada, y en la película aparece acreditada como ‘Flower Child’ (Maya Hawke). Lynette Fromme (Dakota Fanning) mantiene sometido al dueño del Rancho Spahn (y en 1975 intentaría asesinar a Gerald Ford). Más gente real: Catherine Share, o Gipsy (Lena Dunham) y Dianne Lake (Sydney Sweeney)

El miembro más notorio de la secta que aparece en la película, Pussycat  (Margaret Qualley), que introduce a Cliff en el Rancho, es completamente imaginaria.

FBI (1965-1974)

Serie policiaca popularísima en su día que aparece mencionada en un par de ocasiones. George Spahn, dueño del rancho donde está instalada la Familia, lo ve. Y Rick Dalton aparece insertado en un episodio real de 1965, ‘Todas las calles están silenciosas’.

Jodie Foster

No es una referencia explícita, pero Trudi Fraser (Julia Butters), que coincide con Rick Dalton en el rodaje de ‘Lancer’, podría ser un homenaje a Jodie Foster. Hay un cierto parecido físico, el nombre suena claramente similar, por la época Foster aparecía en multitud de series de televisión, y Trudi demuestra una inteligencia y madurez que no cuesta identificar con la superdotada actriz. Nunca lo hizo en ‘Lancer’, pero sí en westerns televisivos como ‘Bonanza’, ‘La ley del revólver’ o ‘Kung Fu’.

Hullabaloo (1965-1966)

Mítico programa de variedades de NBC donde se cantaba y se bailaba como si no hubiera un mañana y que tenía un presentador rotatorio por cuyo puesto pasaron mitos como Jerry Lewis, Petula Clark, Liza Minnelli o Frankie Avalon. Todos los artistas importantes de la época pasaron por su escenario, de los Animals a las Supremes, y Tarantino lo recrea en la famosa secuencia bailonga de Rick Dalton al compás de la mítica ‘The Green Door’ de Jim Lowe (que muchos conocerán por la no menos mínima versión de Los Nikis).

Publicidad

LEETE TAMBIÉN...